UPA muestra su rotundo rechazo a posibles recortes a los regantes del Alto Guadiana por parte de la CHG

A. Ruiz Ciudad Real
El secretario general de UPA, Julián Morcillo, y la secretaria de Desarrollo Rural y Agua de UPA-CLM, María Sánchez Seoane, expresaron la postura de esta organización agraria / J. Jurado

El secretario general de UPA, Julián Morcillo, y la secretaria de Desarrollo Rural y Agua de UPA-CLM, María Sánchez Seoane, expresaron la postura de esta organización agraria / J. Jurado

Pide a los representantes de los regantes y del Gobierno regional que se opongan a “una reducción a mayores” de las dotaciones de agua

El secretario general de UPA, Julián Morcillo, mostró este martes la “rotunda oposición” de esta organización agraria a posibles recortes en las dotaciones a los regantes del Alto Guadiana y pidió tanto a los representantes de los agricultores como a los del Gobierno regional que se opongan a posibles reducciones por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG).
En las Juntas de Explotación de las masas de agua subterránea del Alto Guadiana que la CHG va a convocar en los próximos días, se tratará, por un lado, los regímenes de extracciones para la campaña 2020 y, en segundo lugar, se presentará una revisión para los programas de actuación, comentó Morcillo. Respecto al primer punto, comentó que los regantes no podrían soportar “unos recortes aún mayores de los que ya vienen sufriendo durante tres décadas”. Se trata de una zona que afecta a 1.557.000 hectáreas, donde se encuentra algo más del 50 por ciento del regadío de la región, y es “la única zona del país que lleva sufriendo treinta años estas disminuciones del uso de agua”, expuso el responsable de UPA, que abogó por corregir el cálculo de recursos disponibles de los acuíferos.
“No se pueden calcular los recursos disponibles en base a un sistema informático que hace una simulación de datos donde no se tienen en cuenta los recursos realmente extraídos en los acuíferos durante los últimos treinta años, no se sabe exactamente la capacidad de almacenaje de los acuíferos y se emplea una red piezométrica incompleta”, señaló Morcillo, que, en relación con el segundo punto que se tratará en las juntas de explotación de las masas de agua subterránea relativo a un nuevo programa de actuación, indicó que se sigue “incidiendo en los errores de planificación sobre todo en la estimación de los recursos disponibles” y se propone utilizar una nueva fórmula de cálculo de recursos extraíbles que puede generar “variaciones muy significativas” en las dotaciones. “Mucho nos tememos” que con esta nueva fórmula, teniendo en cuenta el recurso total disponible de la masa de agua y los derechos legalmente establecidos para los regantes, se quiera “enmascarar” un mayor recorte, comentó Morcillo, que sí ve positiva la propuesta del nuevo programa de actuación de la disponibilidad de volúmenes en cuatro años, de manera que si un año se utilizan más de los recursos disponibles se podrá hacer con cargo a recursos del año siguiente, y al revés, “si un año no hemos consumido lo disponible lo tendríamos disponible para el siguiente”.