Velázquez aspira a presidir el PP de Castilla-La Mancha y la región y mantener el Gobierno en 2023

Julia Yébenes Ciudad Real

El también alcalde de Seseña ha quitado hierro a la diferencia de avales recibidos respecto al otro aspirante para poder formar parte de la carrera sucesoria. “Tienen la importancia que tienen y no son votos”, ha manifestado e nuna entrevista a lanzadigital

Uno de los dos candidatos a presidir el Partido Popular de Castilla-La Mancha, Carlos Velázquez (Toledo, 1980), no sólo aspira a hacerse con el liderazgo para suceder a Dolores de Cospedal, sino a la ganar las elecciones de mayo de 2019 en la comunidad y renovar el Gobierno autonómico en 2023.

Así lo ha dicho en una entrevista a Lanzadigital, en la que ha defendido la necesidad de fortalecer el partido desde la bases, un déficit que, según ha explicado, solventará dando protagonismo a las juntas locales de los municipios de toda la región.

Carlos Velázquez a su llegada al encuentro con afiliados en Ciudad Real / Clara Manzano

Carlos Velázquez a su llegada al encuentro con afiliados en Ciudad Real / Clara Manzano

Velázquez, que desde este 18 de septiembre ha empezado a recorrer las provincias castellano-manchegas con un proyecto “de progreso”, tiene en cartera, en el caso de que se hiciera con las riendas del partido y ganara las elecciones autonómicas, “sacar a la región de los malos indicadores de bienestar social y generación de oportunidades y de empleo”.

Su candidatura es, tal y como ha reiterado, “la de los afiliados y los presidentes de juntas locales”, una posición en base a la que da el mismo valor “al voto o el aval del alcalde de la localidad más importante y grande de Castilla-La Mancha que al del último afiliado del pueblo más remoto”.

En este marco tiene disposición (“estaríamos encantados”) a contar con la exalcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, como “persona relevante en la estructura autonómica, y con una gran responsabilidad en la Mesa de las Cortes (es la vicepresidenta tercera), y aunque ha indicado que mantiene contacto con ella, ha asegurado que no ha ido más allá y “no he hablado con ella de puestos ni nada de eso”.

El candidato ha mantenido varios encuentros / Clara Manzano

El candidato ha mantenido varios encuentros / Clara Manzano

De la misma manera, ha destacado la “extraordinaria relación con el presidente del PP ciudarrealeño, Francisco Cañizares, (son portavoz y portavoz adjunto en las Cortes regionales), aunque éste apoyara expresamente a su contrincante, Francisco Núñez, hace una semana en una visita a Ciudad Real.

En este sentido, no ha dado importancia a que el PP de esta provincia, la que más militantes y compromisarios tiene, mostrará más respaldo con sus máximos cargos a Núñez, y él sólo haya estado acompañado en su visita e este miércoles por el alcalde de Villamayor, Juan Antonio Calleja (entre un puñado de afiliados), pues ha preferido valorar sus encuentros posteriores con seguidores en la capital, Daimiel, Pozuelo de Calatrava y Manzanares.

“Estoy intentando llegar a todos los sitios, ha puntualizado, y aquí nos han abierto las puertas y para eso estamos, al igual que si hubiera más candidatos”.

Para Velázquez “lo relevante” es “la oportunidad” que tienen los militantes de “tener una alternativa”  ante el proceso electoral abierto y el congreso extraordinario del 7 de octubre en Albacete, pues su objetivo “es fortalecer el partido y hacerlo mejor para poder ganar las elecciones  de mayo”.

No se ve perdedor

Velázquez no se ve perdedor en las primarias y, por tanto, no contempla la posibilidad de integrarse en el proyecto de Núñez, dado que percibe en cada pueblo que visita “ilusión, y empuje de muchos afiliados de base”.

En cualquier caso, ha sostenido, “llevo afiliado al PP desde 1999, y si no estoy en el PP, no  estaré en otro partido”.

El también alcalde de Seseña ha quitado hierro a la diferencia de avales recibidos (750) respecto al otro aspirante (3.713) para poder formar parte de la carrera sucesoria. “Tienen la importancia que tienen y no son votos”, ha manifestado, a la vez que ha comentado que “apenas pedí, nos los entregó la gente tras anunciar mi decisión”.

Velázquez saluda a un militante / Clara Manzano

Velázquez saluda a un militante / Clara Manzano

Ha insistido en que la candidatura que encabeza “huye de personalismos, y trata de llegar a todos los afiliados y, sobre todo, de escuchar para alcanzar un proyecto común”, tal y como lo planteó Pablo Casado, el líder nacional del PP, que “empezó de manera parecida y ahora presidente nacional”.

Por eso imagina al nuevo PP en un equipo renovado “no sólo de cara, sino de bases”, aunque “sin echar a nadie porque cabemos todos y hay gente que lleva muchos años y no se puede prescindir”.

Transformación de Seseña

Como alcalde de Seseña, donde lleva gobernando desde 2011, Velázquez  ha reivindicado “la transformación” de un pueblo conocido internacionalmente “como la ciudad de la especulación, de la burbuja inmobiliaria, del pelotazo del ladrillo”.

En la actualidad, gracias “al trabajo de mi equipo, todo el mundo quiere venir a vivir, y el barrio de El Quiñón, la ciudad fantasma que construyó ‘El Pocero’, está completamente lleno y la gente encantada”.

El relevo en el pueblo está previsto porque “el proyecto no es de Carlos, sino de un equipo que lleva trabajando desde 2007 para conseguir la Seseña que hoy tenemos”.