La Junta confirma que el retén de incendios de Alcoba está inactivo tras los dos positivos por Covid-19

Belén Rodríguez Alcoba de los Montes
Exhibición de un retén helitransportado del dispositivo Infocam / Archivo

Exhibición de un retén helitransportado del dispositivo Infocam / Archivo

La base en la que se han detectado los dos casos se está desinfectando y pendientes de pruebas PCR veinte personas relacionadas con el ámbito laboral del retén

La base del retén helitransportado de incendios de Alcoba de los Montes, en la que dos trabajadores han dado positivo por coronavirus y están en casa en cuarentena, está inactiva, ha confirmado la Consejería de Desarrollo Sostenible.

El protocolo anticoronavirus se ha puesto en marcha y en estos momentos (al menos en esta jornada de jueves) se procede a la desinfección de las instalaciones y el material. Además se va a someter a pruebas PCR a veinte personas vinculadas al retén para determinar quién tiene que hacer cuarentena y quién puede reincorporarse al trabajo, según las indicaciones de la Consejería de Sanidad.

Que el retén recupere la normalidad “lo antes posible”

La intención de la consejería es que “lo antes posible” el retén vuelva a estar operativo. Los positivos en esta base de incendios de Infocam tienen que ver con el brote del virus detectado esta semana en Arroba de los Montes, según la información recogida por el colaborador de Lanza Aníbal de la Beldad.

La zona no está desprotegida del fuego

La Consejería de Desarrollo Sostenible asegura que pese al cierre provisional de este retén la zona no está desprotegida contra el fuego. A un radio de menos de cincuenta kilómetros está el retén de Navas de Estena, más cerda todavía el de Retuerta del Bullaque y la automba doble de Horcadjo de los Montes, además de la patrulla y el retén de Horcajo.

También están cerca dos retenes y otras dos autombombas en Puebla de Don Rodrigo, «y si fuera necesario activariamos  a los cinco bomberos forestales de Tragsa del parque nacional de Cabañeros».

Precisamente los bomberos forestales de Geacam han sido una de las piezas fundamentales en el trabajo para afrontar la crisis sanitaria del coronavirus desplegado por el Gobierno de Castilla-La Mancha para desinfectar residencias y espacios públicos durante los tres meses de estado de alarma.