Almudena Guzmán leyó su transparente e irónica poesía en Letras

A. Ruiz Ciudad Real
Participó en el Aula de Poesía de la Facultad de Letras / Clara Manzano

Participó en el Aula de Poesía de la Facultad de Letras / Clara Manzano

Recitó poemas de libros como ‘Usted’, ‘El príncipe rojo’ y ‘Zonas comunes’

“Nunca se escribe como se habla”, pero Almudena Guzmán sí busca que su creación poética se entienda. “Yo no escribo para cuatro listos, sino para todo el mundo”, destacó la poetisa madrileña, que disertó en el Aula de Poesía de la Facultad de Letras sobre su obra, caracterizada por la transparencia y la claridad y en la que hay “mucha ironía” y una mezcla entre lenguaje coloquial y lenguaje surrealista de alta poesía.

No obstante, escribir con claridad, para que se entienda, es “muy complicado”, reconoció la autora que, en el recorrido por su trayectoria ante los universitarios, leyó poemas de libros como ‘Usted’, de 1986 y finalista del Premio Hiperión de Poesía; y ‘El príncipe rojo’, de 2005 y Premio de Poesía Claudio Rodríguez; así como de ‘Zonas comunes’, de 2011 y XXIV Premio Tiflos de Poesía, en el que, adelantándose al propio 15-M, hablaba de la crisis económica.

Sobre el 15-M dijo que, “en un principio estuvo muy bien”, aunque “en cuanto un movimiento llega al poder pues prácticamente todo se estropea”, e indicó que actualmente está escribiendo sobre la confusión y “lío horroroso” de ideas y conceptos.

La autora madrileña animó a quienes escriben poesía a que sean ellos mismos y lean mucho / Clara Manzano

La autora madrileña animó a quienes escriben poesía a que sean ellos mismos y lean mucho / Clara Manzano

Licenciada en Filología Hispánica, doctora con una tesis sobre Quevedo y profesora de talleres de creación literaria en el Instituto Cervantes y cursos monográficos de poesía en la Complutense de Madrid, aconsejó a quienes empiezan a escribir que, sobre todo, “procuren ser ellos mismos” y lean muchísimo. Así mismo, les animó a que sean menos perfeccionista que ella misma, que reconoció pensárselo bastante, pues no tiene prisa, antes de publicar. En este sentido, se sintió parecida a Claudio Rodríguez, quien le prologó su obra ‘El libro de Tamar’, de 1989, genial poeta zamorano que publicó pocos libros pero “espléndidos”. “No soy tanto como Claudio pero espero escribir medianamente bien”, dijo con buen humor una autora que mostró su apoyo incondicional a los poetas jóvenes y citó entre sus autores preferidos a Rubén Darío, Vicente Huidobro, Jorge Luis Borges, Lope de Vega y actualmente Luis Alberto de Cuenca; mientras que de escritoras, entre muchas otras, a Ana Rossetti y Amalia Bautista.