Lanza_logotipo_blanco
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
02 marzo 2024
ACTUALIZADO 16:39
  • Ciudad Real
  • El Campo
  • Toros
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
  • Galerías
  • Vídeos
  • Semana Santa 2024
  • Carnaval 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Pérez Azaústre narra la relación de dos “compañeros en la literatura y la vida”

“Antonio y Manuel Machado se querían muchísimo, son las dos caras de un misma moneda”

El autor de ‘El querido hermano’ destaca que “la literatura también está para poner luz desde un punto de vista no sectario sobre lo que ocurrió de verdad”

Joaquín Pérez Azaústre presentó su nueva novela junto a la periodista Antonia Cortés y el concejal de Cultura, Pedro Lozano / J. Jurado
Joaquín Pérez Azaústre presentó su nueva novela junto a la periodista Antonia Cortés y el concejal de Cultura, Pedro Lozano / J. Jurado
A. Ruiz / CIUDAD REAL
El escritor cordobés Joaquín Pérez Azaústre presenta en el Villaeñor la novela ‘El querido hermano’, en la que describe el “tremendo cariño y admiración” entre dos grandes poetas como Antonio y Manuel Machado.

En los libros que relatan la biografía de Antonio Machado suele aparecer únicamente un renglón sobre lo que hizo su hermano Manuel al conocer la noticia de su muerte, que “fue a Colliure a despedirse de él’ y a Joaquín Pérez Azaústre siempre le pareció que “en esa frasecita se encontraba todo un mundo”.

“¿Por qué un hombre, con muchos problemas respiratorios, sale de un Burgos frío e inhóspito, para cruzar el norte de un país en guerra sabiendo que no va a llegar ni al entierro y se va a encontrar con un cadáver? ¿Qué tipo de amor es ése, qué tipo de llamada sientes para comprender que tienes que hacerlo, que no te quedas tranquilo con la vida si no vas a despedirte de tu hermano y luego, cuando llega allí, se tira no dos horas, sino dos días sin salir del cementerio?”.

“¿Realmente podemos resolver algo así con un epígrafe en un libro de historia y con una idea absolutamente sectaria diciendo que uno era ‘el rojo’ y el otro ‘el facha’ y que estaban enfrentados? No”, sostuvo el autor de ‘El querido hermano’, que subrayó “el tremendo cariño y admiración que se sentían el uno por el otro”.

Acompañado del concejal de Cultura, Pedro Lozano, y la escritora y periodista Antonia Cortés, Pérez Azáustre presentó este jueves en el Museo López-Villaseñor su nueva novela, en la que describe la estrecha relación de dos hermanos que fueron “compañeros en la literatura y la vida”.

“No es cierta la imagen de que estaban enfrentados, no existe ni un solo testimonio sobre ello, se querían muchísimo”, agregó el autor cordobés, que recordó que Manuel en su discurso de ingreso en la Real Academia Española ya en época “franquista, rodeado de obispos y generales de Franco, citó varias veces a su hermano Antonio que en esos momentos era el gran poeta rojo. Podría haberlo omitido perfectamente, pero no lo hizo, y le costó las críticas de la prensa del movimiento que lo puso a parir al día siguiente”.

“Cuando no hay curiosidad ni amor verdaderos por las cosas es más fácil simplificar y meter a alguien en una etiqueta y sentirnos cómodos con ella como la de que ‘Manuel era facha, ah pues ya no me lo leo’ y, sin embargo, empiezas a leerlo y te encuentras con un montón de sorpresas maravillosas”.

“Se nos ha vendido la imagen de que estaban enfrentados”, pero “la literatura también está para poner luz desde un punto de vista no sectario sobre lo que ocurrió de verdad”.

“Muy contento con la reacción que están teniendo los lectores” con su nueva novela, ya que “a todos los sitios que voy me encuentro con mucho cariño y ganas de descubrir el universo de los dos hermanos Machado”, el autor cordobés expuso que “es verdad que Antonio Machado es un extraordinario poeta pero se había oscurecido un poco no sólo la obra poética de Manuel sino su propia importancia emocional y poética en la vida de Antonio”.

“Fíjate hasta qué punto era importante la relación que tenían los dos hermanos que en el año 36, justo antes de que empiece la Guerra Civil, el periodista Miguel Pérez Ferrero propone a Antonio Machado hacerle una biografía mediante largas entrevistas y el poeta le dice que acepta pero con la condición de que la biografía sea compartida con Manuel: ‘Comprenderá usted, amigo Ferrero, que ni mi vida ni mi literatura pueden entenderse sin Manuel’”.

Eran hermanos en la literatura y la vida, “dos caras de una misma moneda” y, “cuando muere Antonio en Colliure, una parte muy importante de Manuel muere con él”.

Presentacion El querido hermano JJ 2
El autor cordobés indicó que en sus novelas busca conocer a los personajes, no cambiarlos por un determinado interés / J. Jurado

A su juicio, los iguala la gracia poética, un interés muy profundo en el folclore y una cierta visión del paso del tiempo en su poesía, siendo la poesía de Antonio “más perfecta como mundo absolutamente armónico, lleno de coherencia interna”, mientras que la de Manuel “no forma ese universo, tiene más subidas y caídas, pero también es más moderna porque es una poesía que apela directamente al individuo”.

Manuel “hace unos autorretratos en los que se mira mucho al espejo y es duro consigo mismo, se cuestiona a sí mismo. Y, aunque los dos parten del modernismo, Antonio va, después sobre todo de su etapa en Soria, hacia una poesía mucho más depurada, castellana y existencialista, y Manuel cultiva una poesía profundamente individual en la contemplación de sí mismo frente al paso del tiempo y en el mundo”.

“Son dos poetas muy modernos: Antonio tiene una obra mucho más acabada y Manuel tiene más caídas, pero a mí esas caídas también me gustan, porque me parece que es un poeta que siempre está pisando el borde del precipicio”.

“Toda la poesía española de la segunda mitad del siglo XX no se entiende sin Manuel”, siendo, por ejemplo, la Escuela de Barcelona “muy pro Manuel”, aunque “no lo contaran porque ideológicamente les convenía reivindicar sólo a Antonio”. Así, en los autorretratos de Jaime Gil de Biedma se nota que “ha leído bien” a Manuel Machado y Gabriel Ferrater “decía que el bueno era Manuel”.

En su intervención en el Villaseñor, Pérez Azaústre recordó que Manuel Machado era partidario de la República de la que se desencantó porque consideró que se estaba “sovietizando” y cuando comenzó la Guerra Civil quedó atrapado en Burgos, ciudad a la que había acudido junto a su mujer Eulalia para visitar a su cuñada que era monja de clausura. Iba para unos días y se quedó tres años en una pensión y fue detenido y se llegó a temer por su vida por estimar en una entrevista que el alzamiento no duraría mucho. Para sobrevivir en el ecosistema en el que se encontraba, tuvo que jurar los principios del movimiento y, en unos momentos en los que “toda su vida se derrumbaba”, buscó el consuelo de la fe, a través del refugio de su mujer, muy religiosa, y la amistad con un sacerdote, Bonifacio Zamora, con el que hablaba de Santa Teresa, San Juan de la Cruz y San Agustín, lo que determinó la poesía religiosa de su última etapa, estando, no obstante, la presencia de Dios y lo trascendente en su obra previa como también en la de su hermano Antonio, expuso el escritor cordobés.

En el libro ‘El querido hermano’, Manuel emprende el viaje a Francia en busca del cadáver de Antonio recordando el que cuarenta años antes hizo junto a su hermano, ambos en plena juventud, a un París “maravilloso, divertido y lleno de brillantez”, reveló Pérez Azaústre, que destacó que en su novela hay crónica y fábula, acercándose a los personajes deseando conocerlos, pero nunca cambiarlos.

Ver más sobre:
Noticias relacionadas:
Concierto de la Agrupación Musical Nuestra Señora de la Soledad y el Santo Sepulcro en Villanueva de los Infantes / Lanza
David Olmedo, pregonero Semana Santa 2024 en Puertollano/ HP
Tres escuelas profesionales que trabajan con el cómic participan en las IV Jornadas Profesionales de la Industria del Cómic de Ciudad Real / J. Jurado
Sara Jotabe y Emilio Gonzalo presentan el 'Libro blanco del cómic en España' / Elena Rosa
Presentación del evento / Lanza
Cartel actos Ateneo Alcázar
Cerrar