Caballero destaca que el Festival de Almagro es “un revulsivo económico de primer orden”

A. Ruiz Almagro
Valoró la buena colaboración institucional en favor del Festival / Clara Manzano

Valoró la buena colaboración institucional en favor del Festival / Clara Manzano

Resalta que es ejemplo de que la cultura de calidad y alto nivel también se puede desarrollar en el ámbito rural

Almagro se convierte en “escenario de libertad, creación, alegría y convivencia” cada año con el Festival Internacional de Teatro Clásico, que es “seña de identidad de nuestra tierra y emblema de nuestra cultura que acoge a artistas y creadores de todas las creencias, culturas y lenguas”.

Esta 41ª edición “invita a soñar, lo cual se nos da bien a los manchegos porque somos realistas en lo del estómago imitando a nuestro paisano Sancho, pero, sin duda, somos soñadores acordándonos de nuestro paisano Alonso Quijano y soñamos cada día con un mundo mejor”, destacó el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, que resaltó que el Festival es un “revulsivo económico de primer orden” y ejemplo, desde la eficacia y eficiencia, de que “la cultura de calidad y alto nivel también se puede desarrollar en el ámbito rural”.

Caballero, que tuvo palabras de reconocimiento al esfuerzo que realizó la anterior directora del Festival, Natalia Menéndez, felicitó a Ignacio García por ponerse al frente de este encuentro con afán e intensidad para ofrecer el mayor nivel de excelencia, al tiempo que se respetan las exigencias de “los tiempos de austeridad en los que nos encontramos porque hay luz al final del túnel pero éste sigue siendo largo”.

También Caballero elogió la buena colaboración institucional entre los Gobiernos central y autonómico, la Diputación y el Ayuntamiento de Almagro en favor del Festival, lo que conlleva invertir en cultura que es invertir en progreso porque “en torno a la actividad cultural se genera empleo y se crea riqueza cuando se produce una colaboración sostenida en el tiempo”.

El turismo de interior se potencia con citas como la de Almagro, destacó Caballero, que expresó su reconocimiento a quienes “dedican su vida a hacernos gozar con el teatro, nos sacan de las rutinas cotidianas y nos despiertan sentimientos de alegrías, lágrimas, afectos, reprobación, crítica y esperanza”. Caballero, que recordó que en esta edición serán reconocidas las trayectorias profesionales del actor Carlos Hipólito y el iluminador valdepeñero Juan Gómez-Cornejo, animó a los espectadores a acudir al Festival ya que son “imprescindibles para que cada año Almagro se convierta en escenario de libertad, creación, alegría y convivencia”.