Carlos Suárez: “En la montaña hay que escucharse mucho a uno mismo para saber dónde está el límite al asumir riesgos”

A. Ruiz Ciudad Real
Habló de su amplia trayectoria como escalador y alpinista / A. R.

Habló de su amplia trayectoria como escalador y alpinista / A. R.

El escalador, alpinista y saltador Base presentó en las XIII Jornadas de Montaña de El Plafón el cortometraje ‘Obsesión’ y firmó ejemplares del libro ‘Morir por la cima’

De la montaña, ha aprendido que, “según cómo la interpretes y respetes, te va a enseñar cosas diferentes”, algo en lo que también influye “la edad, los años, tu experiencia”, pero está claro que “el riesgo, sin que te pases, te lleva a sitios muy interesantes. Lo importante es que hay que arriesgarse un poquito, aventurarse, salir de la zona de confort, lanzarse a hacer cosas, a la aventura”, lo cual “te lleva a sitios increíbles y a aprender como persona”, aseguró este sábado el escalador, alpinista y saltador Base, Carlos Suárez, que ofreció una conferencia sobre su trayectoria en las XIII Jornadas de Montaña del ciudarrealeño Club Deportivo El Plafón.
Suárez, uno de los deportistas extremos más destacados a nivel internacional, indicó que para saber dónde está el límite al asumir el riesgo es importante “no caer en demasiado ego, ser humilde y saber darte cuenta de tus limitaciones”, así como “respetar mucho la montaña, bajarte siempre que tengas un instinto, una intuición que te diga que por ahí no van bien las cosas. Creo que hay que escucharse mucho a uno mismo cuando estás en la montaña”.

Firmó ejemplares de su libro 'Morir por la cima' / A. R.

Firmó ejemplares de su libro 'Morir por la cima' / A. R.

En la sede del Colegio de Enfermería se celebró este encuentro con los miembros de El Plafón, en el que reconoció que en la pasión por la montaña hay una parte de adicción pero, más que en relación con la adrenalina de sensación física, al estilo de vida y los valores que aprendes como que, “con muy poco, se llega muy lejos, que muchas veces las limitaciones son más mentales que económicas, que con mucha pasión y ganas se puede llegar a donde nunca te hubieras imaginado, y que detrás de ese trabajo de fondo y la fuerza y pasión que emergen de lo que evocan las montañas siempre hay resultados positivos”.

Miguel Romero y Miguel Rojas presentaron a Suárez / A. R.

Miguel Romero y Miguel Rojas presentaron a Suárez / A. R.

A la edad de trece años comenzó a escalar Suárez, cuyos padres se separaron y la búsqueda de preguntas personales, comentó, le llevó a intentar aislarse en la montaña, entorno que fue cogiendo fuerza en su vida como lugar donde “aislarse y pensar en sus cosas”. Con 17 años escaló el Pilar Bonatti del Dru en solitario, posteriormente en escalada deportiva hizo el primer 8a sin cuerda de España, ha escalado muchas rutas en solitario con y sin cuerda, ascendido a un ochomil y, tras intensos años dedicados al alpinismo y la escalada, le tentó el “mundo del aire” con el salto Base que, según indicó, es “lo más parecido a volar como un pájaro” y “ya no vuelves a ver el cielo de la misma manera”.
No obstante, empezaron a ocurrir accidentes, falleció su amigo Darío Barrio y comprendió que estaban haciendo “cosas muy difíciles para el poco tiempo que llevaban” ya que, en comparación con la escalada que para grandes retos se necesitan años de experiencia, esta actividad tiene “la trampa” de que es muy sencillo practicarla pero “un pequeño fallo es un error fatal”. Sintió, en ese sentido, la necesidad de regresar a la escalada y el alpinismo, comentó Suárez, que confesó que si bien antes le atraía mucho la práctica en solitario ya que quería buscarse a sí mismo, ahora para él “la felicidad en la montaña está más cercana a la gente con la que compartes las cosas que uno solo llevando el cuerpo al límite”.

La actividad se desarrolló en el Colegio de Enfermería / A. R.

La actividad se desarrolló en el Colegio de Enfermería / A. R.

En la montaña, persigues proyectos, sueños, no lo material, y eso es lo que más nos acerca a la felicidad a los alpinistas, se comenta en el cortometraje ‘Obsesión’ que presentó en el encuentro Suárez y que narra el intento que realizó junto al escocés Scott Becker de ascender al Cerro Torre en la Patagonia. En este documental dirigido por Jorge Saffie, se refleja la importancia de una buena forma física, buen equipo, experiencia y estrategias para enfrentarse a los retos, así como de ser capaz de arriesgar cuando hay que hacerlo y saber dar un paso atrás cuando es necesario.
Suárez, que actualmente trabaja en la sección de montaña de Adidas, firmó ejemplares a muchos de los asistentes de su libro ‘Morir por la cima’, en el que habla del mundo del riesgo y la aventura, así como del afán por saber dónde quieres llegar, “qué quieres hacer en la vida, encontrarte a ti mismo”.