Carrascosa subraya la madurez y plenitud del Festival para afrontar nuevos retos

A. Ruiz Almagro
Representantes del Ayuntamiento, la Diputación, la Junta y el Gobierno central asistieron a la presentación de la programación / Clara Manzano

Representantes del Ayuntamiento, la Diputación, la Junta y el Gobierno central asistieron a la presentación de la programación / Clara Manzano

Califica Almagro como el “evento cultural más relevante de nuestro calendario”

El viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa, expresó el apoyo del Gobierno regional al Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro que calificó como el “evento cultural más relevante de nuestro calendario” y el que “más nos puede marcar el camino para conjugar en un solo espacio y un tiempo multitud de políticas que queremos gestionar y son complementarias como empleo, turismo, cultura, infraestructuras, actividad económica, desarrollo rural, igualdad de género y oportunidades, colaboración institucional, mecenazgo, emprendimiento y comunicación”.

“Todo cabe en este encuentro” que, superada la frontera de los 40 años, se encuentra en su madurez, plenitud y con la capacidad de plantearse nuevos retos, nuevas formas de aprovechar las energías propias y ajenas. Con “sabor a Colombia” en su 41ª edición, el Festival tiene entre sus potencialidades que en el exterior es “donde más terreno hay para sembrar y donde más eficaz puede ser la siembra”, además del marchamo de calidad de esta cita con la herencia de siglo de Oro que “nos hace grandes y únicos” para su constante análisis, revisión y estudio.

Carrascosa, que agradeció que aceptase ponerse al frente del Festival a Ignacio García, de quien destacó su capacidad, recordó que el teatro desde sus inicios en la Grecia clásica es campo para profesionales, circo para la sátira y panel para la historia, pero sobre todo una actividad económica que beneficia a la comunidad, la ciudad, y de la que vivían dignamente autores, actores y tramoyistas. Igualmente sucedía en el Siglo de Oro lo que demuestra que cuando la sociedad apuesta por las Bellas Artes éstas ofrecen sus mejores frutos pues se cosechan desde la dignidad que busca y ofrece Almagro para todos los que quieran disfrutar de lo que nuestro país ofreció al mundo cuando las armas y el oro comenzaban a decaer, que fue “la cultura y con ella nuestro teatro clásico”.