Chaves desarrolla la tragedia de ‘Hipólito y Fedra’ de forma más sinuosa e intrigante

A. Ruiz Ciudad Real
Aparecen muchos más personajes en su novela que en la obra de Eurípides / J. Jurado

Aparecen muchos más personajes en su novela que en la obra de Eurípides / J. Jurado

Hace revivir las pasiones del hijo de Teseo y su madrastra en su nueva novela que presenta este martes en el Teatro de la Sensación

Cuando leyó por primera vez ‘Hipólito’ de Eurípides ya le pareció que le faltaba algo. Se le olvidó y hace cuatro o cinco años al releerla tuvo la misma impresión, de manera que, al igual que han hecho un gran número de autores, se decidió a escribir lo que faltaba desarrollando las pasiones que mueven a los personajes y las motivaciones que conducen a la tragedia.

Francisco Chaves presenta este martes 26 de febrero, a las 20.30 horas, en el Teatro de la Sensación su nuevo libro, la novela mitológica ‘La tragedia de Hipólito y Fedra’, en la que desaparece el narrador omnisciente y cada personaje explica lo que ve y su propia conducta, y el autor incorpora elementos propios de la novela helenística como aventuras fantásticas y viajes entre los elementos desatados. Así mismo, intervienen los dioses conscientes de su propio papel como personajes y se muestran que las motivaciones de Fedra van mucho más allá de lo meramente voluptuoso. Además, la novela de Chaves intenta acercarse al primer ‘Hipólito’ de Eurípides, del que se conocen sólo unos cuantos versos y en el que, según los cronistas, se hacía mención de manera muy explícita a los deseos sexuales de los personajes y se ponía en duda la existencia del Monte Olimpo como morada de los dioses.

De entre las múltiples obras inspiradas en esta tragedia, que Chaves afirma haber leído “todas”, el escritor, natural de Moral de Calatrava, asegura que las que más le han gustado son ‘Fedra’ de Jean Racine y ‘Para Fedra’ Per Olov Enquist, al tiempo que indica que, mientras que Hipólito es el centro de la obra de Eurípides, en el resto de versiones la gran protagonista es Fedra. A este respecto, Chaves da en su novela la misma importancia a Fedra, el personaje con más aristas, que a Hipólito, ahondando en su complejidad.

La obra escrita por Chaves, que incorpora a muchos más personajes que el texto del poeta griego, también culmina de manera trágica y tanto Fedra, atraída por el hijo de su esposo, como Hipólito mueren, pero la primera de manera totalmente distinta a como dice Eurípides y el segundo de una forma más novelesca.