La reunión de los Zanni trata con energía y divertimento múltiples situaciones de crisis

comedia del arte

comedia del arte

La crisis a nivel global, tanto la económica, como de pareja y de relaciones sociales, emerge como tema principal en La reunión de los Zanni, pieza de la Comedia del Arte que representa hoy y mañana en la Antigua Universidad Renacentista la compañía canaria Reymala, bajo la dirección del italiano Adriano Iurissevich.

La crisis a nivel global, tanto la económica, como de pareja y de relaciones sociales, emerge como tema principal en La reunión de los Zanni, pieza de la Comedia del Arte que representa hoy y mañana en la Antigua Universidad Renacentista la compañía canaria Reymala, bajo la dirección del italiano Adriano Iurissevich.
En el montaje, que a partir de una estructura clásica del género incorpora referencias justificadas del presente, se encuentra la energía, ritmo, divertimento, complicidad con el público y, sobre todo, la alegría inteligente de la Comedia del Arte, indicó Iurissevich, que aseguró que pone su experiencia al servicio de la juventud y entusiasmo de la compañía canaria, cuyos actores transmiten el gozo de estar encima de un escenario.
Iurissevich, para quien La reunión de los Zanni es el séptimo montaje que trae a Almagro, resaltó que esta pieza logra el objetivo de la Comedia del Arte de aunar lo “refinado y popular”, lo “alto y bajo”, de manera que podía llevar su propuesta tanto a la corte como a la calle.
Para Iurissevich, Almagro es una “joya”, un “pequeño milagro” de la cultura, y para Miguel Ángel Batista, productor, actor y coautor de la pieza, es un lugar que visitó hace 13 años como estudiante de arte dramático y al que deseó algún día regresar con su propia compañía. Ahora lo hace con La reunión de los Zanni, un montaje “divertido, contemporáneo y muy directo al público”.
El pueblo canario, apreció Batista, tiene influencias de muchos sitios y se asemeja con el italiano en que “nos gusta la alegría y la fiesta”. Pero trabajando son “muy serios”, comentó Iurissevich, que indicó que la inmersión en este proyecto ha sido para él muy satisfactoria y, por la vitalidad del grupo canario y de la pieza, una “vuelta a la juventud”.
La directora del Festival, Natalia Menéndez, destacó que decidió programar la representación de La reunión de los Zanni en el Áurea con el propósito de que viera “cuanta más gente mejor” este montaje de la comedia del arte.
La obra nació como un proyecto de investigación de textos clásicos, primero se creó una estructura y a partir de ahí fue creciendo el texto, agregó Daniel Tapia, también productor, actor y coautor de esta pieza que podría llamarse La comedia de los criados, ya que Zanni es el diminutivo de Giovanni, el nombre más común en la época y con el que se denominaba a un criado. Para la producción, la compañía recrea una carpa-teatrillo con una estética de “antigua farsa” y por la que los personajes entran y salen a lo largo de un espectáculo “muy vivo” en el que se suceden múltiples enredos y no faltan personajes arquetípicos, entre ellos, el avaro, el doctor pomposo, los enamorados y múltiples criados.