El Belén de Alfar Arias viaja a Madrid

Graci Galán Puertollano
Las alfareras de Puertollano junto a la responsable de la casa de turismo mostrando los chulapos del Belén / Lanza

Las alfareras de Puertollano junto a la responsable de la casa de turismo mostrando los chulapos del Belén / Lanza

En este año, 2018, el ‘Belén de Alfar Arias’ fiel a esa tradición ha viajado hasta Madrid coincidiendo con la inauguración de la Gran Vía, donde estará expuesto en el escaparate de la Oficina de Promoción Turística de Castilla La Mancha, en el número 45 de la conocida calle madrileña

Otra parte del Belén se quedará donde se puso por primera vez, en el primer taller de la Calle Cruces de Puertollano. Un Belén que nació en 1987 para que Graci y Rosa, hijas de los alfareros María de Gracia Arias y Ángel Leal, aprendieran el barro jugando. Un Belén peculiar donde se mezclan las figuras clásicas con otras no tan clásicas que se refieren a profesiones como informáticos, bomberos, etc., además de ser un Belén manchego y de Puertollano (con sus ollas del voto y cantarillas de agua agria) y al que este año se le ha añadido una pareja de Chulapos con motivo de su viaje a la Gran Vía madrileña.

Mª de Gracia Arias y Ángel Leal (Alfar Arias) montaron su primer taller alfarero en el año 1984 en su domicilio de la calle Las Cruces de Puertollano, para después ampliar este alfar en “El Refugio” (refugio antiaéreo de la guerra civil) situado en la calle Ave María de la ciudad industrial donde aún sigue operativo. Años más tarde (2006) amplían su actividad con un enfoque pedagógico a Argamasilla de Calatrava.

Los alfareros puertollaneros admirando el Belén recién colocado en la Gran Vía madrileña / Lanza

Los alfareros puertollaneros admirando el Belén recién colocado en la Gran Vía madrileña / Lanza

El belén se expuso por primera vez en la C/ Ave María, de Puertollano, en 1993 pero desde 2001 ha estado viajando por varias ciudades y pueblos. El mismo Belén que se inició en Puertollano donde se montó durante varios años en el taller de la calle Ave María (antiguo refugio antiaéreo), se llevó en el año 2002 al Museo de Cerámica Popular de la ciudad alfarera de Agost (Alicante), y después al año siguiente (2003) se instaló en la Mezquita de las Tornerías de Toledo, para repetir la misma ciudad en la siguiente navidad, en esta ocasión en un importante centro comercial. En el año 2005 visitó Almodóvar del Campo (Casa de la Marquesa) y en el año 2006 el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla La Mancha de Hellín (Albacete) en ese el mismo año tras inaugurarse El Centro Alfarero La Estación (CALE) de Argamasilla de Calatrava, se instaló por primera vez en la localidad rabanera y ahora Madrid, donde pasará estas navidades.

Atempora y otras exposiciones del Alfar Arias

Además del citado Belén, que ha viajado a Madrid, el Alfar Arias estuvo recientemente en la ‘Casa de la Marquesa’ de Almodóvar del Campo, donde se pudo admirar una excepcional exposición de cerámicas de gran volumen, que recogían tradición y modernidad en barro cocido, fruto del oficio de estos alfareros.