Entusiasmo juvenil en la procesión en honor a María Auxiliadora y San Juan Bosco

A. Ruiz Ciudad Real
Alumnos y alumnas de Salesianos-Hermano Gárate portaron la imagen de María Auxiliadora / Elena Rosa

Alumnos y alumnas de Salesianos-Hermano Gárate portaron la imagen de María Auxiliadora / Elena Rosa

Más de 1.500 personas asistieron a la misa en San Pedro y numerosos alumnos participaron en el recorrido procesional hasta el colegio Hermano Garate, donde Eva Cobo interpretó la Salve Rociera a la llegada de las imágenes

Siete sacerdotes concelebraron este jueves la misa en honor a María Auxiliadora en la iglesia de San Pedro, que se llenó de niños y jóvenes para honrar a ‘la Virgen de San Juan Bosco’. Hubo que añadir a los bancos de madera un buen número de sillas para seguir sentado la celebración eucarística presidida por el director del colegio Salesianos-Hermano Gárate, Julián Sánchez Mora, y en la que se exhibió una reproducción del cuadro de María Auxiliadora pintado por Tomás Lorenzone  de la Basílica de Turín, cuya construcción impulsó Juan Bosco y que cumple este año su 150 aniversario.

En una alegre celebración, un buen número de niños se situó en torno a los sacerdotes en el presbiterio y Eva Cobo dirigió el coro que cantó en la misa a la que asistieron unos 1.200 alumnos de 3 a 24 años del ciudarrealeño centro educativo, además de padres, madres, profesores y antiguos estudiantes.

La comunidad educativa salesiana participó de forma activa en la celebración / Elena Rosa

La comunidad educativa salesiana participó de forma activa en la celebración / Elena Rosa

Alumnos voluntarios que este año culminan Formación Profesional y Bachillerato y que se graduarán el día 30 fueron los encargados de portar a un hombro las imágenes de San Juan Bosco -18 chicas con camisa blanca y pantalón negro- y María Auxiliadora -en torno a cuarenta estudiantes, entre ellos chicos con traje azul o negro y también algunas chicas-.

Gerberas, anthuriums y rosas rojas, azucenas naranjas y margaritas blancas formaron parte del exorno floral a los pies de la imagen de San Juan Bosco junto a las de un niño y una niña a los que transmite la educación de los salesianos como “buenos cristianos y honrados ciudadanos”. Siguieron su caminar dos largas filas de estudiantes, tras las que avanzó el estandarte de la Archicofradía de María Auxiliadora con la treintena de chavales que acaban de hacer la Primera Comunión, la Dulcinea, Ana Belén Chacón, acompañada de sus damas, y una madre con mantilla blanca.

La Dulcinea y las Damas acudieron a la misa en honor a María Auxiliadora, así como la concejal del PP, Aurora Galisteo, y el Hermano Mayor de las Palmas, Alfonso Montoro / Elena Rosa

La Dulcinea y las Damas acudieron a la misa en honor a María Auxiliadora, así como la concejal del PP, Aurora Galisteo, y el Hermano Mayor de las Palmas, Alfonso Montoro / Elena Rosa

Dragonarias, anthuriums, rosas y azucenas blancas, además de gerberas rosas, lució el paso de María Auxiliadora cuyo avance emuló el ritmo de las composiciones interpretadas por la treintena de músicos de la Agrupación Santa Cecilia de Calzada de Calatrava. Muchos ciudarrealeños presenciaron el recorrido por la calle Ramón y Cajal y la Plaza del Pilar hasta Ramírez de Arellano, donde el Grupo Joven de las Palmas preparó una gran alfombra de sal de colores con la imagen de María Auxiliadora. Primero llegó San Juan Bosco, que se volvió para el emotivo encuentro con la Virgen, Eva Cobo cantó la Salve Rociera, se subieron con las brazos alzados las imágenes al cielo y el director del colegio animó a los jóvenes corazones reunidos, llenos de ilusiones y proyectos, que pidan a María Auxiliadora que nunca se olvide de ellos.

Desde la iglesia de San Pedro salió la procesión / Elena Rosa

Desde la iglesia de San Pedro salió la procesión / Elena Rosa

Las actividades del colegio Salesianos-Hermano Gárate continúan por la tarde en las pistas deportivas con, entre otras lúdicas propuestas, juegos para los más pequeños, exhibiciones de patinaje, parkour, aerodance y baile.