Espinosa aconseja ser respetuosos y no ingenuos en las redes sociales y tener claro que “es la misma vida la real y la virtual”

A. Ruiz Ciudad Real
Disertó sobre las tecnoadicciones y problemáticas como el ciberbullying / J. Jurado

Disertó sobre las tecnoadicciones y problemáticas como el ciberbullying / J. Jurado

El subinspector de la Policía Nacional habló en el Museo Elisa Cendrero sobre ‘Los peligros de internet y su prevención’

Todo lo que hacemos en internet deja rastro y configura nuestra “huella digital”, por lo que el subinspector de la Policía Nacional, Ismael Espinosa, animo a ser precavidos en cuanto a los datos que se comparten porque cuantos “más aportemos de nuestra vida personal y privada más vulnerables seremos, sobre todo los menores”.

El subinspector de la Policía Nacional y delegado de Participación Ciudadana ofreció en el salón de actos del Museo Elisa Cendrero la charla ‘Los peligros de internet y su prevención”, en la que aconsejó, sobre todo, ser respetuosos, cuidar la privacidad, no pecar de ingenuos y tener claro que “es la misma vida la real y la virtual”.

Todo lo que se publica y se hace en internet contribuye a crear la identidad digital, incide en la reputación online, resaltó Espinosa, que subrayó que “no hay dos vidas paralelas” y lo que se hace en internet “afecta a la vida real”.

En su intervención, enmarcada en las actividades que promueve ManchaArte, abogó por compartir a través de las redes sociales “mejor en privado que en público para que no pueda acceder a nuestros datos, fotografías, vídeos y opiniones cualquier persona”. No obstante, nuestros contactos podrán compartir en cualquier momento esa información, apreció Espinosa, por lo que recomendó pensar bien los contenidos que podrían ser conocidos por todo el mundo y que, por ejemplo, podrían evaluarse en el acceso a un puesto de trabajo puesto que ya no sólo se tienen en cuenta en los procesos de selección los conocimientos, títulos y experiencia, sino también lo que se transmite en las redes sociales, donde, en muchas ocasiones, “la gente se desinhibe”, a veces incluso “se crece” con el afán de tener muchos seguidores y presentarse como activo y dinámico, y se confunde ante una sensación de actuar en un falso anonimato mostrando actitudes o vertiendo comentarios, además de fotos y vídeos, que “no los harían nunca en la vida real”.

ManchaArte organizó la conferencia impartida por Ismael Espinosa / J. Jurado

ManchaArte organizó la conferencia impartida por Ismael Espinosa / J. Jurado

Ante la influencia que tienen relevantes youtubers, a los que muchos siguen e imitan, se encuentra la seguridad a un lado de la balanza y el ánimo de popularidad al otro, comentó Espinosa, que habló de peligros en internet como la usurpación de identidad en las redes, así como el ciberbullying o acoso escolar a través de internet, y el grooming, delito en el que un adulto se hace pasar por un menor para “engatursarlo” y obtener un beneficio de carácter sexual. Ante estos casos, recomendó solicitar el respeto desde el respeto, bloquear, guardar pruebas y comunicarlo a padres, profesores y la policía para “darle una pronta solución”.

También se refirió al sexting, relacionado con imágenes personales que alguien comunica o simplemente tiene en su tablet, móvil u ordenador, dispositivo que puede ser hackeado. A este respecto, aconsejó no poner a merced de posibles ataques informáticos imágenes comprometidas y no compartirlas, con lo que “evitaremos muchos problemas porque el sexting propicia desde grooming a acoso escolar e incluso chantaje o sextorsión”.

Así mismo, Espinosa, que advirtió sobre los juegos online para menores y habló del sistema PEGI de clasificación de juegos y programas por edades y contenidos, disertó sobre las tecnoadicciones o uso excesivo e incontrolable de dispositivos, sin los cuales hay síndrome de abstinencia, irritabilidad, malestar y ansiedad. Con los menores, se recomienda una mediación parental encaminada a negociar unas normas de uso de las redes y que, a su vez, dé ejemplo en cuanto a la utilización de dispositivos, inculque respeto, proponga ocio alternativo y transmita confianza a los menores.

Sobre este uso por parte de los menores de internet, se plantearon medidas como bloquear páginas, controlar el tiempo, establecer páginas positivas en torno a las que se establezcan las búsquedas, utilizar buscadores infantiles y emplear las opciones de privacidad.