La Biblioteca exhibe arte que emerge de procesos de recuperación personal

A. Ruiz Ciudad Real
La muestra se puede presenciar hasta finales de marzo / Clara Manzano

La muestra se puede presenciar hasta finales de marzo / Clara Manzano

Alberga en su hall una muestra de obras de una treintena de usuarios del Centro Jericó de Cáritas

El colorido, creatividad, detallismo y funcionalidad de las obras realizadas en los talleres ocupacionales del Centro Jericó de Cáritas en Ciudad Real se exhiben en el hall de la Bibilioteca Pública del Estado, donde se pueden encontrar desde cuadros a múltiples artículos artesanales como, entre otros, carpetas, carteras, agendas, diarios, cuadernos, cajas decorativas, estuches, posavasos y posaplatos, estatuillas, asientos, portarretratos, broches y pulseras.

Chelo Almodóvar, junto al director de la Biblioteca, Francisco Javier Alonso / Clara Manzano

Chelo Almodóvar, junto al director de la Biblioteca, Francisco Javier Alonso / Clara Manzano

Chelo Almodóvar, directora de Cáritas Interparroquial, y José Pablo Márquez Cubero, director del Centro Jericó, participaron en la inauguración de esta exposición, la tercera que se realiza en la Biblioteca y que cuenta, además de obras pictóricas y piezas artesanales en vitrinas, con un panel explicativo sobre la labor que se realiza en este centro por el que pasaron el pasado año más de trescientas personas sin hogar, parte de ellas realizando el proceso de recuperación personal que ofrece Cáritas y el resto ‘de paso’.

Usuarios de los centros ocupacionales crearon las piezas que conforman la exposición / Clara Manzano

Usuarios de los centros ocupacionales crearon las piezas que conforman la exposición / Clara Manzano

En talleres ocupacionales cognitivos como de manualidades, cartonaje, pintura, papel maché y madera, surgieron estas creaciones elaboradas por en torno a una treintena de personas y que se pueden adquirir de forma “colaborativa”, por medio de una donación.

Es la tercera exposición que el Centro Jericó realiza en la Biblioteca / Clara Manzano

Es la tercera exposición que el Centro Jericó realiza en la Biblioteca / Clara Manzano

Situado en la calle Arándano 35, en el barrio de Los Rosales, el Centro Jericó dispone actualmente de siete plazas para residentes que realizan el proceso de recuperación y dos para personas de paso, aunque cuenta con un convenio con el Ayuntamiento para, fundamentalmente los períodos de frío, ofrecer dos plazas más en un establecimiento hostelero, comentó Almodóvar, que expresó su satisfacción por el comportamiento de los usuarios durante la pandemia, ya que no dejan de ser personas que en muchos casos no se conocen unas a otras viviendo bajo el mismo techo con lo que “tienen que poner mucho de su voluntad para que no haya fricciones y ha sido todo bastante normal, en el 99,9 por ciento no ha habido ningún problema”. Se ha afrontado con “mucha normalidad”, los residentes “han respetado todas las pautas y no hemos tenido afortunadamente ningún contagio”, agregó Márquez Cubero.