Éxtasis de 8.000 almas con Extremoduro

Mercedes Camacho / Daimiel

 

La expectación era máxima, empezaron con media hora de retraso para dar tiempo a que todo el mundo pudiera pasar al auditorio porque había grandes colas, y hasta les falló el mecanismo por el que tenían que haber hecho su entrada en el escenario dentro de un contenedor de carga portuaria.

Pero nada, absolutamente nada, empañó una noche en la que Extremoduro ofreció más de tres horas y media de concierto llevando al éxtasis a las casi 8.000 personas que no se quisieron perder la tercera visita de Robe y su banda a Daimiel. Una noche que empezó con una versión instrumental de “Extraterrestre” que enlazaron con “Sol de invierno”.

El concierto, que se desarrolló en un escenario ambientado entre contenedores de carga de un puerto, se inició con una primera parte más protagonizada por los temas de su último trabajo, aunque salpicado por alguno de sus clásicos, de forma que se escucharon temas como “Locura transitoria”,“La vereda de la puerta de atrás” o “Dulce introducción al caos”.

En hora y media, demostraron que lo que quizá han perdido en frescura a lo largo de 27 años, lo han ganado en una espectacular calidad de su sonido que hace que sus conciertos sean, como lo definieron muchos asistentes de edades muy variadas, brutal.

Y cuando ya tenían extasiado al público, Robe y los suyos hicieron una parada de 20 minutos para descansar, un descansó que sirvió para recargarles las pilas porque todo cambió: Salieron al escenario con sus temas rápidos, sucios y de actitud más punk.

Sin perderse un ápice del excelente sonido del que se pudo disfrutar a lo largo de las más de tres horas de concierto, la banda regaló a los asistentes clásicos inolvidables como “Prometeo”, “Standby”, “Jesucristo García”, “Sucede”, “Salir”, “Puta”, “Ama, ama, ama y ensancha el alma”.

En definitiva, un magistral “conciertazo” en el que incluso quisieron regalar una composición nueva a modo de sorpresa y el propio Robe rogó que, por favor, nadie lo grabara con su móvil -y la gran mayoría de los asistentes lo respetaron- para que todo el mundo que asista a la gira tenga su momento especial con “Canta la rana”.