Francisco Asensio hablará sobre los guerrilleros manchegos durante la Guerra de la Independencia

A. Ruiz Ciudad Real
Batalla del 6 de junio en Valdepeñas. Antonio Merlo Delgado

Batalla del 6 de junio en Valdepeñas. Antonio Merlo Delgado

Abrirá el jueves 12 el ciclo de conferencias ‘Bandoleros y guerrilleros en la provincia de Ciudad Real (siglos XIX y XX)’

El antiguo Convento de la Merced será escenario el jueves 12 de abril, a las 20 horas, de la conferencia ‘Las guerrillas y los guerrilleros manchegos durante la Guerra de la Independencia (1808-1814)’, a cargo del profesor del Ies de Bolaños de Calatrava, Francisco Asensio Rubio.

Con su intervención, comenzará el ciclo de conferencias ‘Bandoleros y guerrilleros en la provincia de Ciudad Real (siglos XIX y XX)’, organizado por la Asociación de Amigos del Museo de Ciudad Real, y que contará además con la participación el jueves 19 de Juan Antonio Inarejos Muñoz, profesor de la Universidad de Extremadura), que hablará sobre ‘El bandolerismo en La Mancha durante la etapa isabelina: del romanticismo a la conflictividad social (1854-1868); y el jueves 26 de Benito Díaz Díaz, de la UCLM, quien tratará el tema ‘Sobrevivir en la sierra: guerrilleros contra Franco (1939-1949).

Respecto a la primera intervención, la guerrilla y los guerrilleros surgidos durante la contienda de 1808-1814 fueron el resultado de cierta tradición de autodefensa, a la que estaban acostumbrados los españoles, y de una necesidad, ante la superioridad numérica, táctica y militar del ejército francés.

Los guerrilleros manchegos, al igual que el resto de los de otras regiones, se adaptaron al territorio de la región, aprovecharon las zonas montañosas para establecer sus guaridas y escondrijos y asestaron los golpes al ejército francés cuando disfrutaron de condiciones ventajosas. Los motivos por los que conformaron sus partidas fueron variados, especialmente la defensa del rey Fernando VII, la patria, la religión, el deseo de venganza por la muerte de algunos de sus familiares o amigos. Formaron parte de la guerrilla, no sólo antiguos oficiales y soldados del ejército español, sino campesinos, frailes, curas, médicos y estudiantes. Las vicisitudes posteriores de muchos de ellos han quedado en el anonimato, pero muchas de ellas son verdaderamente interesantes, ya que son ejemplos vivos de la división de la sociedad española tras el triunfo del sistema político liberal.