La dura represión franquista en Puertollano, con testimonios reales, “Para hacerte saber mil cosas nuevas”

Graci Galán Puertollano
Presentación del libro en la ciudad de Puertollano / G.G.

Presentación del libro en la ciudad de Puertollano / G.G.

El libro sobre la represión franquista ha llegado a Puertollano y se ha presentado en un acto en el Auditorio Pedro Almodóvar en el que se ha puesto de manifiesto la importancia de los testimonios orales y familiares que han hablado de una de las represiones más duras en la provincia, la de Puertollano

“Para hacerte saber mil cosas nuevas” se ha presentado esta tarde en el Auditorio Pedro Almodóvar de Puertollano. En esta comarca la represión franquista se centró, principalmente, en los mineros de toda la minería de Puertollano, Almadén o San Quintín, una zona que según explica Julián López, uno de los autores de este libro, fue una de las más castigadas. Un gran documento histórico en el que han trabajado Julián López, María García, Jorge Moreno, Alfonso Villalta, Tomás Ballesteros y Luis Pizarro

Este libro está dividido por partidos judiciales, por lo que el partido judicial de Almodóvar del Campo y Puertollano forma un bloque específico con un tipo de represión dirigida profesionalmente a los mineros. En este libro los testimonios orales y familiares han sido de vital importancia y sustentan el mismo. Así, Puertollano fue uno de los pueblos de la provincia donde menos muertes hubo durante la guerra, explicaba López, sin embargo luego fue uno de los más castigados, quizá por la forma de vivir de los trabajadores de las minas, en el presente, “no concordaba con las formas tradicionales que quería imponer el nuevo orden, la ideología de lo que significa ser minero está ligada al disfrute del presente, mucho menos conservadora en todos los sentidos y eso chirriaba”, subrayaba.

El público asistente en la sala / G.G.

El público asistente en la sala / G.G.

Entre los testimonios que se incluyen en este libro destacan pequeñas biografías transversales, personas que fueron significadas como la que firma Luis Pizarro sobre Pedro Fernández, pero también de gentes anónimas, testimonios de personas desconocidas que son necesarios para saber qué paso en la zona, jornaleros anarquistas cerca de Navacerrada, labradores de clase media, microbiografías de maestros como la de Eladio Tortajada, uno de los pocos representantes que tuvo Ciudad Real de las Misiones Pedagógicas que fue maestro en Veredas. “Diversidad de género, de clase, de edad para dar una sensación que la represión fue integral”, que esa represión estaba dirigida a toda la sociedad y que así se plasma en este volumen.

A través de este libro, que casi ha agotado su primera edición, los autores del mismo intentan dar a conocer mil cosas nuevas que hay que saber, un título que surge desde una carta que escribe un hombre a su mujer, y que aporta documentos, testimonios orales además de la intimidad de todas esas personas que tenían que contar sus experiencias familiares, esas que incluso nunca habían salido de su propio entorno, y que ahora salen a la luz  “con la idea de la justicia social, porque hay familias que solo por ver sus nombres plasmados en este libro ya han sentido que se ha hecho justicia, se conoce una versión de su verdad”, la verdad de cuatro mil represaliados que han abierto su boca pero también su corazón.