La esperada “Julieta”, de Pedro Almodóvar, llega este viernes a los cines

Emma Suárez: "'Julieta' es una película muy honda, muy sabia" La actriz Emma Suárez, protagonista junto con Adriana Ugarte del nuevo filme de Pedro Almodóvar, "Julieta", ha considerado hoy que el cineasta ha conseguido una película "muy honda, muy sabia", en la que muestra su sentimiento de la vida, donde "los silencios hablan más que lo que se cuenta".

Marisa Montiel/Madrid (EFE).- La vigésima película de Pedro Almodóvar, “Julieta”, interpretada por Enma Suárez y Adriana Ugarte llega a la cartelera española en una semana en la que también regresa Charlize Theron como protagonista de “Las Crónicas de Blancanieves. El cazador y la reina de hielo” en la que vuelve a dar vida a Ravenna.

La vigésima película de Pedro Almodóvar, protagonizada por Emma Suárez y Adriana Ugarte, retorna a su universo femenino y a los conflictos entre padres e hijos, esta vez sin resquicio para el humor o la ligereza.

En el centro de la trama, salpicada de elipsis y saltos temporales a lo largo de tres décadas, se sitúa el mismo dolor por la pérdida de un hijo que alentó otras películas del manchego como “Todo sobre mi madre” o “La piel que habito”, aunque esta vez se trate de una madre “abandonada”.

 

CHARLIZE THERON Y EMILY BLUNT, LAS MALAS DE BLANCANIEVES

 

Charlize Theron y Emily Blunt darán vida a las malvadas y glamurosas reinas de “Las crónicas de Blancanieves: el cazador y la reina del hielo”, de Cedric Nicolas-Troyan, en una película que protagonizan junto con Jessica Chastain y Chris Hemsworth.

Theron protagonizará a la malvada Ravenna, un personaje que murió en el largometraje “Blancanieves y la leyenda del cazador”. Pero como este nuevo filme comienza en el periodo anterior al de la primera entrega queda justificada su reaparición de Ravenna, la madrastra de Blancanieves.

 

“EFRAÍN”, LA PELÍCULA ETÍOPE QUE HA CRUZADO FRONTERAS

 

La ópera prima de Yared Zeleke, “Efraín” es una emotiva historia, en parte autobiográfica, sobre la pérdida de inocencia de un niño de diez años que crece separado de sus padres en la Etiopía rural contemporánea.

Además, este largometraje realizado en coproducción con Francia y Alemania, ha sido protagonizada por actores no profesionales y contiene varias capas narrativas que reflejan conflictos sociales como el choque entre tradición y modernidad o cuestiones de género.

 

“LOS LOBOS SUCIOS” DE LA POSGUERRA ESPAÑOLA

 

Las actrices Marian Álvarez y Manuela Vellés se meten en “Lobos sucios” en la piel de dos heroínas de pueblo que dieron una lección de humanidad en plena posguerra civil española, cuando el mundo libraba la Segunda Guerra Mundial y los nazis se nutrían a escondidas de las minas de wolframio de Galicia.

“Lobos sucios”, dirigida por el debutante Simón Casal, se inspira en personajes reales y en las historias que sucedieron en estas minas gallegas y la huida de judíos a través de Portugal.

 

“OBJETIVO: LONDRES” LA NUEVA MISIÓN DEL AGENTE G.BUTLER

 

El largometraje “Objetivo: Londres”, dirigida por Babak Najafi, es la secuela del éxito de “Olympus Has Fallen” (2013) y devuelve a Gerard Butler como jefe de seguridad del presidente de EE.UU., de nuevo encarnado por Aaron Eckhart.

En esta ocasión el presidente acude a Londres para asistir al funeral del primer ministro británico, momento aprovechado por terroristas para crear el caos en la ciudad y tratar de asesinar a los principales líderes mundiales.

 

WILL Y EDEN NO SUPERAN LA PÉRDIDA DE SU HIJO EN “LA INVITACIÓN”

 

“La invitación” es un “thriller”, protagonizado por Logan Marshall-Green y Tammy Blanchard, en el que el espectador conoce las vivencias de Will y Eden, quienes no acaban de recuperarse de la pérdida de un hijo hace unos años.

Este largometraje, dirigido por la norteamericana Karyn Kusama, muestra como la muerte trágica de un hijo puede destruir pareja feliz e incluso cambiar radicalmente a una persona por completo.

 

“EL JUEZ” MEZCLA AMOR Y DELITOS EN UNA MISMA TRAMA

 

“El juez” es una película que está entre el drama y la comedia en la que se mezcla el amor y los delitos y que protagonizan los actores Fabrice Luchini y Sidse Babett Knudsen.

El director Christian Vicent, también guionista de todas sus películas, aprovechó una historia sobre un juez que le ofrecía su productor y se dedicó a investigar el funcionamiento de los juicios con jurado popular en Francia, que son muy diferentes a lo que suele mostrar el cine americano, el que más se prodiga en este género.

 

Emma Suárez: “'Julieta' es una película muy honda, muy sabia”

Efe/Barcelona

La actriz Emma Suárez, protagonista junto con Adriana Ugarte del nuevo filme de Pedro Almodóvar, “Julieta”, ha considerado hoy que el cineasta ha conseguido una película “muy honda, muy sabia”, en la que muestra su sentimiento de la vida, donde “los silencios hablan más que lo que se cuenta”.

En declaraciones a Efe, ha aseverado que ha sido “fascinante” trabajar con el manchego, que le ha permitido implicarse en su mundo y ver que es un hombre “implacable”, uno de los más exigentes que ha conocido, alguien que “cuida el más mínimo detalle, cada plano que rueda es como un cuadro”. “Te exige muchísimo”, ha apostillado.

A la vez, ha dicho que le gusta cómo con este proyecto Almodóvar “ha paseado por varios territorios, que se susurran en la película, como el de las sectas o el de la fe”.

A su juicio, la cinta da a entender que muchos llegan “al fanatismo por el vacío que tienen en su existencia”.

Por otra parte, nada más iniciar la entrevista, la actriz rememora que la primera vez que habló con el director del proyecto se encontraba en San Sebastián presentando “Murieron por encima de sus posibilidades”, de Isaki Lacuesta, y que se encontraba leyendo “Escapada”, de Alice Munro. “Esto es magia”, ha apostillado.

Y es que la película se inspira en tres relatos de la escritora canadiense, con una misma protagonista, que de joven interpreta Ugarte y ya en su madurez es ella quien le da vida.

Emma Suárez no esconde que, cuando leyó el guión, ya quedó “sobrecogida” por las circunstancias vitales de esta mujer y de qué manera “un accidente la fractura y la hace convertirse en otra, cómo el dolor la transforma”.

También trata del sentimiento de culpa, de “cómo lo transmitimos a nuestros hijos”, de las ausencias, del abandono, de que “cuando alguien se marcha está más cerca que cuando estaba”.

Para componer a su Julieta, hizo un viaje en tren, estuvo en Galicia, revisitó la filmografía de Almodóvar y leyó obras como “El año del pensamiento mágico”, de Joan Didion, y “De vidas ajenas”, de Emmanuel Carrère. “Todo me fue envolviendo para interpretar a Julieta”, concluye.

Adriana Ugarte ha comentado que Almodóvar tenía muy claro desde el principio que lo más importante de las dos actrices que daban vida a esta fémina es que “tuvieran una manera en común de entender el dolor, no intentó que fueran idénticas: está claro que son dos personas distintas”.

Entiende que la culpa es la gran protagonista del filme, igual que el silencio, el cual “es el que hace que esa culpa, ese dolor, quede retenido” y que lleve al espectador a acabar con “un encogimiento de estómago”.

“Lo que más me gusta -prosigue- es que la película es muy realista, muy como la vida, donde no nos permitimos desgarrarnos, aunque llevamos el dolor atravesado”.

Igual que Suárez, sin embargo, cree que en la película hay esperanza. “Aunque la vida no sea un paraíso, sí es una aventura, y hay momentos tan maravillosos que merece la pena vivirlos”, apunta.

Hasta Barcelona ha viajado, asimismo, la actriz Inma Cuesta, que interpreta a Ava, una artista atractiva y misteriosa que también calla muchas cosas, en una cinta que ve como “un drama hondo, no un melodrama, porque no busca la lágrima fácil, se va colando poco a poco, y acaba quedando como un poso amargo, dejándote sin palabras”.

Tampoco ha obviado que le ha gustado mucho rodar con Almodóvar, para quien sólo ha tenido buenas palabras: “Me gusta que me reten, y él es alguien muy exigente, en el sentido positivo, porque te pone en el límite y saca lo mejor de ti misma”.

La barcelonesa Michelle Jenner ha dicho sentirse muy feliz por haber podido estar en este proyecto “con un papel chiquitito, pero que tiene su peso y es el desencadenante de todo”, y ha bromeado con que no le importaría repetir con Almodóvar, incluso si hubiera que hacer de farola.

El catalán Daniel Grao, que es Xuan en la cinta, ha aseverado que Almodóvar quería que él fuera un símbolo de la masculinidad, “un hombre con sus torpezas emocionales, con dificultades para expresarse, aunque es honesto e íntegro”.

Sobre el director, ha destacado que le ha llamado especialmente la atención “su combinación de inteligencia y sentido del humor y cómo juega con el actor” y ha precisado que, aunque no le gustan las etiquetas, no le importaría ser otro “chico Almodóvar”.

Tanto él como Emma Suárez, preguntados sobre las informaciones que indican que Pedro Almodóvar y su hermano Augstín mantuvieron hace años una sociedad opaca en un paraíso fiscal, han dicho que se han enterado por las redes sociales y que no han hablado con él.