La pasión por el cómic se extiende por la ciudad

cómic muestra

cómic muestra

Nueve espacios de la ciudad exponen la obra de algunos de los autores que compartirán sus experiencias profesionales en el I Salón del Cómic que se celebrará a partir del próximo jueves en Ciudad Real.

A. R.

Nueve espacios de la ciudad exponen la obra de algunos de los autores que compartirán sus experiencias profesionales en el I Salón del Cómic que se celebrará a partir del próximo jueves en Ciudad Real.
Una muestra sobre la original producción de Miguel Calatayud, distinguido tres veces con el Premio Nacional de Ilustración -en 1989 por ‘Una de indios’, en 1992 por el ‘Libro de las M’Alicias’ y en 2008 por el conjunto de su obra-, se puede presenciar en Secretos de Autor, mientras que en la Cafetería Pan Real se hallan las creaciones de Bruno Redondo, autor que ha trabajado en diferentes miniseries y especiales para DC Cómics basados en películas y series de televisión.
Por su parte, la Cervecería Güllü ofrece una exposición de Santiago Valenzuela, quien recibió en 2011 el Premio Nacional del Cómic por la séptima entrega de las aventuras del Capitán Torrezno, y la Biblioteca Pública del Estado cuenta con una muestra sobre la obra de Kim, reconocido autor famoso por su ‘Martínez, el facha’. Además, en el Espacio Joven se puede ver la obra de Salvador Espín, en Enzzo Lounge Café la de Guillermo Mogorrón y en el Café Guridi la de Cels Piñol. A estas muestras, se añaden las de Kenny Ruiz en la tienda Zona 84 y Cris Ortega en Serendipia.
Según indicó ayer el Gobierno regional a través de un comunicado, un centenar de actividades entre charlas, talleres, concursos y zonas de juegos conformarán la variada programación del I Salón del Cómic de Castilla-La Mancha. El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, destacó que esta cita artística “de gran nivel” servirá “como punto de encuentro entre los distintos actores de la industria del cómic”. Además de destacar las oportunidades de negocio y empleo en el marco de esta industria cultural, Marín resaltó la capacidad del cómic para promocionar la lectura, especialmente entre el público infantil y adolescente,  y calificó al mundo del cómic como un “semillero de lectores”.