‘La Pava’, ‘Chato’, ‘Botijo’, ‘Hércules’ y ‘Eurofighter’ se exhiben en el Villaseñor

A. Ruiz Ciudad Real
La muestra se puede presenciar hasta el domingo 24 de marzo / Clara Manzano

La muestra se puede presenciar hasta el domingo 24 de marzo / Clara Manzano

El Ejército del Aire muestra los aviones más innovadores de cada período de los últimos cien años

“Donde pongo el ojo, mojo”, dicen del avión canadiense Canadair CL-215, denominado ‘Botijo’ y utilizado en la lucha contra incendios, que se exhibe en la muestra ‘Volar, historia de una aventura’, integrada por una veintena de maquetas del Museo del Aire y que, siguiendo relevantes hitos de la historia del país durante la última centuria, refleja la historia de la aeronáutica militar.

El Museo López-Villaseñor albergó este miércoles la inauguración de la muestra que se inicia con maquetas de dirigibles y de los primeros aviones, en los que destaca cómo las piezas se enlazaban con cables. También hay maquetas del hidroavión Dornier Wal (ballena en alemán); el avión para realizar grandes distancias como el Breguet XIX GR ‘Bidón’, con depósitos de combustible adicionales; y varios de los que se emplearon en la Guerra Civil como el Junker Ju-52, apodado ‘La Pava’, con patente alemana y que se fabricó en España; el ruso denominado ‘Chato’ y el italiano Fiat CR-22 ‘Chirri’.

Gómez Rojo agradeció el cálido recibimiento del Ayuntamiento y su colaboración en la instalación de la muestra / Clara Manzano

Gómez Rojo agradeció el cálido recibimiento del Ayuntamiento y su colaboración en la instalación de la muestra / Clara Manzano

La muestra, que se podrá visitar hasta el domingo 24 de marzo, incluye una maqueta en madera, la única que se puede tocar -ideada para los invidentes-, de un prototipo de madera Huarte Mendicoa HM-1 y el primer reactor fabricado en España que recibió el sobrenombre de ‘Súper Saeta’, así como del francés Mirage III que supera la barrera del sonido; y una “bestia de avión” como el Phantom II que supera dos veces la velocidad del sonido, explicó Pepe Rodríguez, de la Asociación de Amigos del Museo del Aire.

Otros fabulosos aviones en agilidad y potencia representados son el F-18 y el Eurofighter, el “más moderno”, así como el A-400, avión cisterna que puede suministrar a dos aviones en vuelo combustible y recibir abastecimiento; y el C-130 Hércules para transporte y lanzamiento de paracaidistas, alimentos y medicamentos.

El concejal de Promoción Económica, Cultural y Turística, José Luis Herrera, elogió la colaboración de la Subdelegación de Defensa para la exhibición tanto de esta muestra como la que se expone en el Museo Elisa Cendero sobre Cartografía y animó a disfrutar de estas didácticas propuestas expositivas, así como de la visita el fin de semana del viernes 22 al domingo 24 de marzo en los Jardines del Prado a un avión T-6 y la cabina de un RF-4C Phantom II.

El coronel director del Museo de Aeronáutica y Astronáutica, Juan Ayuso, realizó una visita explicativa a la muestra / Clara Manzano

El coronel director del Museo de Aeronáutica y Astronáutica, Juan Ayuso, realizó una visita explicativa a la muestra / Clara Manzano

La exposición se completa, así mismo, con varias fotografías aéreas que muestran la evolución de Ciudad Real y que el Ayuntamiento ha recibido como obsequio del Ejército del Aire. El general jefe Pablo Gómez Rojo, responsable del Servicio Histórico y Cultural del Ejército del Aire, agradeció el recibimiento y la colaboración del Ayuntamiento para exhibir esta muestra que refleja la historia de la aeronáutica y los avances de la tecnología, respecto a la cual siempre ha estado en primera fila la aviación.

Los visitantes a la exposición, durante su presencia en Ciudad Real, contarán con las explicaciones de miembros de la Asociación de Amigos del Museo del Aire.

A la apertura de la muestra también acudieron la subdelegada del Gobierno, María Ángeles Herreros; el diputado provincial responsable de Cultura, Dionisio Vicente; y el subdelegado de Defensa, el coronel Juan del Hierro.