La Tropa de Pereira: “El Quijote resiste los embates del tiempo porque habla de las mismas cosas que nos aquejan y necesitamos en la actualidad”

A. Ruiz Almagro
El grupo de teatro La Tropa actúa del viernes al domingo, a las 20 horas, en el Teatro Municipal / A. R.

El grupo de teatro La Tropa actúa del viernes al domingo, a las 20 horas, en el Teatro Municipal / A. R.

La compañía colombiana trae a Almagro una versión dinámica, lúdica y tropical de la obra de Cervantes

“Hacemos teatro no para cambiar el mundo, sino para que el mundo no nos cambie”, asegura Alonso Mejía, director de La Tropa Teatro de la ciudad colombiana de Pereira, que representa del viernes 27 al domingo 29, a las 20 horas, en el Teatro Municipal de Almagro ‘Quijote, espejo del hombre’, una versión dinámica, lúdica y tropical de las aventuras del ingenioso hidalgo.

La obra del Quijote resiste los embates del tiempo y habla de las mismas cosas que “nos aquejan y necesitamos para mantenernos vivos en el espíritu”, comentó Mejía, que elogió la creatividad de Cervantes para poner en los labios de “un alucinado y un rústico” aquello que necesitamos ahora más que nunca como son las utopías porque las realidades en las que nos movemos son complejas.

Los mensajes de libertad y poder soñar con ser libres del Quijote siguen muy vigentes y son muy pertinentes en la actualidad, agregó el actor Robinson Cardona, que explicó que su grupo teatral procede de un barrio popular de una ciudad donde hay muchos problemas de drogadicción en un país donde, por otra parte, se está viviendo un proceso de paz que con el nuevo Gobierno está en un proceso de transición.

En la visual propuesta de La Tropa de Pereira, ciudad que forma parte del eje cafetero de Colombia, se incide en la posibilidad del sueño para ser libres y se plantea que quizá el ingenioso hidalgo nunca salió de su habitación y todas sus aventuras ocurrieron dentro de su cabeza. La puesta en escena no responde a un tiempo ni a un lugar específico, sino que alude  más bien a esa cabeza imaginando, por lo que “elaboramos un universo muy particular que se ilumina a sí mismo y se parece a la pintura de El Bosco: un universo caótico y extraordinario al mismo tiempo”, indicó Mejía.