“Las harpías en Madrid”, un retrato de la picaresca desde la mirada feminista

harpías chicas

harpías chicas

La invisibilidad de la mujer es una pandemia que ha afectado a todos los ámbitos de la realidad. La ciencia, la política, la filosofía... y, por supuesto, también el arte. Ocultan en su legado multitud de rostros femeninos que fueron excluidos y olvidados por una historia que se ha escrito en masculino.

Ramón Ruiz
Almagro

La invisibilidad de la mujer es una pandemia que ha afectado a todos los ámbitos de la realidad. La ciencia, la política, la filosofía… y, por supuesto, también el arte. Ocultan en su legado multitud de rostros femeninos que fueron excluidos y olvidados por una historia que se ha escrito en masculino.
A todas esas mujeres olvidadas, especialmente las vinculadas con el mundo de la literatura y el teatro, intenta devolver su dignidad la obra ‘Las Harpías en Madrid’ que se estrena mañana en el 39 Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro. Un montaje que  lanza una mirada feminista para renovar el planteamiento original del autor de la novela, Castillo Solórzano, que escribió su texto con la intención de aleccionar a los hombres sobre el peligro y la maldad de las mujeres.
El autor de la versión, Fernando J. López, subrayó en la rueda de prensa que, “aunque se ha avanzado mucho”, buena parte de los problemas que se plantean en la novela siguen estando vigentes para las mujeres actuales. En este sentido, recordó cómo el último monólogo, escrito por una mujer en el siglo XV, trata temas que tocan cuestiones actuales en la lucha feminista.
Así lo explicó López en la rueda de prensa de presentación del montaje, en la que estuvo acompañado por el director del montaje, Quino Falero, y Natalia Menéndez, directora del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que coproduce la obra.
“Queríamos construir una obra donde se hablara de estos temas serios, pero desde el humor, la comedia y los recursos propios del Siglo de Oro”, comentó el autor de este texto que realiza “un recorrido por el papel de la mujer en los siglos XV, XVI y XVII” a través de varios monólogos que conforman el texto.
El montaje pone el acento en “el mundo de las mujeres pícaras, que son las grandes olvidadas”, como remarcó López, y construye “una dramaturgia muy contemporánea” que potencia el contenido cómico y el ritmo.
“Ésta es una propuesta abiertamente feminista”, aseguró el autor, confiando en que la obra pueda ayudar al espectador a entender la situación que vivieron y siguen viviendo las mujeres y “reflexionar sobre qué difícil lo tenía la mujer”.
Por su parte, el director del montaje, Quino Falero, hizo hincapié en el proceso de transformación que han realizado del texto original, “Desde una mirada contemporánea le damos la vuelta y para hacer un retrato de mujeres inteligente que, sin querer, consigue hacer el autor”, expuso.
En su labor al frente del montaje, Falero señaló que ha tratado de mantener “el equilibrio entre la comedia y la reflexión”, intentando mostrar la profundidad de los personajes, pero sin “establecer un juicio moral”.
‘Las Harpías en Madrid’ se estrena mañana viernes en el Corral de Comedias y volverá a representarse el sábado en el mismo espacio escénico.