Llega desde Alemania un original y divertido ‘Sueño de una noche de verano’

Oliver Helf, Julie Paucker y Jan Neumann / A. R.

Oliver Helf, Julie Paucker y Jan Neumann / A. R.

Ofrecen en el Áurea un homenaje al “teatro, el amor y el amor al teatro”

La Antigua Universidad Renacentista (Áurea) albergará el viernes 7 y sábado 8 de julio, a las 19 horas, la puesta en escena de la divertida producción ‘Sueño de una noche de verano’, de Shakespeare, a cargo del Teatro Nacional Alemán, la Orquesta Estatal de Weimar y el Teatro del Estado de Turingia.

La propuesta, con una escenografía de distintos planos correspondientes con los emocionales de la obra favoreciendo una acceso cada vez mayor a los sentimientos de los personajes, es un homenaje al “teatro, el amor y el amor al teatro”, indicó el director del montaje, Jan Neumann, que indicó que en la producción juegan un papel importante la música, la frescura de la espontaneidad y el humor.

Acompañado del responsable de la escenografía, Oliver Helf, y la asesora de verso, Julie Paucker, así como del nuevo director de la Fundación Goethe, Gehrard Marworm, Neumann presentó la obra que por primera vez se pondrá en escena fuera de Alemania y que fue presenciada hace un año por la directora del Festival de Almagro, Natalia Menéndez, en Weimar, donde aseguró haberse emocionado con la propuesta.

El mundo surreal, real e irreal forman parte de la pieza que se sitúa en la frontera entre el sueño y la pesadilla, la realidad y la ficción, y en la que se juega con la acción de despertar tanto del sueño como de nuevos o diferentes sentimientos.

Para Neumann y Marworm es “un sueño” estar presentes en un “maravilloso” pueblo como Almagro, localidad que se transforma en un teatro gigantesco, con un Festival que refleja el potencial de la cultura y que ésta no tiene que realizarse sólo en las grandes capitales.

Marworm subrayó, así mimo, la actualidad de esta pieza que es un canto al amor y la fantasía, pero que también anima a reflexionar sobre lo real y virtual, y en la que la figura de Puck, que cambia de registros y técnicas teatrales y se tunea, funciona de intermediador con el público.