Los museos de la provincia celebran “conectados” su día internacional

Julia Yébenes Ciudad Real
El director del Museo Provincial-La Merced, Ignacio de la Torre, delante del Anancus / Clara Manzano

El director del Museo Provincial-La Merced, Ignacio de la Torre, delante del Anancus / Clara Manzano

Las varias docenas de establecimientos artísticos de toda la provincia, entre pinacotecas y espacios que guardan los testimonios del pasado y atesoran arte, patrimonio y saber, han organizado multitud de actividades en este 18 de mayo para atraer al público

Hoy 18 de mayo se celebra el Día Internacional de los Museos, con el lema ‘Museos hiperconectados: enfoques nuevos, públicos nuevos’, y las varias decenas de museos de toda la provincia -entre pinacotecas y espacios dedicados a la etnografía, a los productos alimentarios (queso, vino y harina), al transporte (ferrocarril), a la cultura y la literatura (Quijote), a la historia (vestigios paleontológicos y restos materiales), o a la industria agraria (molinos)-, han aprovechado la oportunidad para poner en valor sus legados a través del análisis, la divulgación y la organización de una completa programación de actos.

Han querido poner en el centro de la sociedad un legado interpretado a través de los vestigios del pasado, con testimonios que atesoran arte, patrimonio y saber, y que han ayudado a comprender sus ancestros para encarar un futuro más sostenible, ilustrativo y equitativo.

Niños visitando la exposición Vinum vita est en el Museo provincial / Clara Manzano

Niños visitando la exposición Vinum vita est en el Museo provincial / Clara Manzano

Es el caso del Museo provincial-La Merced de Ciudad Real, cuyo director, Ignacio de la Torre, apuesta por una política cercana y dinámica que imbuya a la sociedad en el conocimiento de “la riqueza arqueológica e histórica” que guardan estos espacios.

Sus contenidos, explica De la Torre, son reportados a los visitantes en forma de relato cronológico con un hilo argumental que deviene, según sus palabras, a lo que somos a través del pasado más lejano.

El arqueólogo, que cumple cuatro años al frente del complejo museístico, aboga por una gestión “de proximidad y visibilidad”, que esté al servicio de la sociedad provincial en una dinámica de ‘feedback’.

Un ejemplo de ello es la Asociación Amigos del Museo, “un gran activo” para generar redes de participación, asegura de La Torre, a tenor de las actividades que organiza y que concitan la atención de decenas de usuarios de la cultura.

Día internacional

En la línea del lema de la celebración del Día Internacional de los Museos, estos dos espacios dependientes de la Junta de Comunidades han diseñado acciones “atractivas para conectar con la sociedad”.

En concreto, han teatralizado la visita a la exposición ‘Vinum, vita est’ con el grupo ‘Bichos de luz’ y han ofrecido reconstrucciones en audiovisuales y animaciones de piezas, con “cerámicas que cobran vida a través de las nuevas tecnologías”.

También han interactuado con las familias a través del Kahoot, el juego de preguntas y respuestas, han creado un diálogo musical con los alumnos del Conservatorio en ‘Musicando’, se han liberado libros sobre historia y arqueología, al igual que en la Merced se ha aprovechado la fecha para incorporar el cuadro ‘Valor y cobardía’ de Ángel Lizcano Monedero

Una de las citas más seguidas ha sido la conferencia ‘Del museo tradicional al museo digital: un destino inexorable’, a cargo de Víctor Manuel López-Menchero, un investigador que forma parte del equipo de la Universidad de la Florida que hizo la reconstrucción en 3D de los grandes yacimientos de Castilla-La Mancha.

Visitantes

El Museo de Ciudad Real, centrado en el patrimonio arqueológico y paleontológico, y el Convento de la Merced, que constituye un importante centro de arte contemporáneo, son dos recursos cada vez más afianzados y presentes entre la sociedad, tal y como corroboran las estadísticas de visitantes registradas en ambos espacios.

En concreto, 2017 cerró con un total de 33.354 usuarios, 21.860 del Museo provincial y 11.494 del Convento de la Merced, la mayoría procedentes de la provincia, aunque en aumento la cifra de personas que se traslada desde comunidades como Andalucía, Madrid o Valencia.

El Provincial cuenta en su exposición permanente el relato arqueológico de la provincia desde la Prehistoria, con evidencias paleontológicas y con los fósiles más antiguos documentados, hasta la fundación de Ciudad Real.

De ese devenir, han trazado un hilo argumental, a través de los materiales más significativos, concreta su director, como es el caso del Anancus Arvernensis, cuya reconstrucción es “la pieza estrella del museo” y da idea de la fauna hace 2,7 millones de años en la zona.

Igualmente, exhiben elementos relativos a las sociedades, desde el Paleolítico medio, con restos hallados en la zona de Porzuna, hasta el Neolítico y la Edad Media, con un capítulo fundamental para la provincia como es el Bronce de La Mancha.

El arqueólogo destaca la importancia de las motillas, esas construcciones levantadas al lado de ríos o pozos para extraer agua subterránea, referentes manchegas, que ayudan a comprender el desarrollo social, las poblaciones, y la explotación del territorio del interior peninsular en esa época de la Prehistoria.

De la Torre agradece “la suerte” que han tenido desde que en los años 70 se desarrollaran campañas de excavaciones sistemáticas en yacimientos como La Encantada y Motilla del Azuer, donde hallaron este tipo de asentamientos fortificados para custodiar el agua, con cinturones defensivos de hasta 10 metros, muy llamativos al haber sido levantados en territorio plano.

Además, el museo guarda vestigios del Mundo Ibérico, continuamente enriquecido con incorporaciones procedentes de las excavaciones ‘vivas’, como armas ibéricas y nuevas cerámicas, que respaldan la interpretación de las tradiciones sociales, organizativas, territoriales y gastronómicas de antepasados ciudarrealeños.

“Excavaciones como las del Castillo de la Estrella en Montiel son una fuente continua de ingresos de piezas”, pues “generan recursos interesantes”, apunta de la Torre.

Escalares del Museo de la Merced / Clara Manzano

Escalares del Museo de la Merced / Clara Manzano

La Merced

De la pinacoteca del antiguo convento de la Merced, su director destaca unos “importantísimos” fondos, con la planta de abajo que acoge pintura barroca religiosa, vinculada a su uso original, y la superior, con “una completa” colección de Arte Contemporáneo. Hay obras de Saura, Dalí, Miró, Barceló, Chillida, o de componentes del Equipo Crónica, entre otros artistas.

Base científica

Todos estos fondos sirven de base científica para la veintena de investigadores y estudiosos relacionados con la arqueología y la historia que reciben cada año, con análisis de piezas como fuente de sus trabajos de grado, doctorado o máster.

También realizan numerosos préstamos, como el de hace tres años con una veintena de piezas halladas en Alarcos y Calatrava la Vieja para la exposición ‘Marroc medieval, un empire de l’Afrique á l’Espagne (1053-1465)’, que acogieron los museos del Louvre de París y el de Arte Contemporáneo Mohamed VI en Rabat.

“Ahora estamos preparando la donación para la exposición ‘6.000 años de cerámica en Castilla-La Mancha’, que acogerá Talavera de la Reina.

Propuestas didácticas

Pilar Molina, responsable del Gabinete Didáctico del Museo de Ciudad Real Provincial-Convento de la Merced, defiende las propuestas que diseñan para que “las obras lleguen al público” y los fondos y las colecciones “sean accesibles” a todos los destinatarios.

Desde esta área trabajan de manera especial las propuestas para los niños, que acuden regularmente, casi diaria, en salidas escolares desde todos los puntos de la provincia e incluso desde otras regiones limítrofes como Madrid y Andalucía.

Molina aboga por crear afición, hábito y respeto del patrimonio en los más pequeños “de manera didáctica y divertida, con diferentes técnicas como los audiovisuales o las manualidades”.

“Hacemos programaciones tanto para los fondos permanentes como para las exposiciones temporales, desde las culturas romanas, ibéricas o medievales” en una estrecha conexión con los centros educativos, para que forme parte del currículum anual”, explica Molina con la bata puesta en los pocos minutos que le quedan entre que despide a un grupo de colegiales de Carrión y recibe a otro de la capital.

“Hay una demanda de colegios impresionante, con listas de espera”, señala, no solo de la provincia, sino de Jaén y Madrid, incluso han atendido a distancia a un grupo de La Gomera.

También adaptan la oferta del museo a grupos con necesidades especiales, como las visitas táctiles para quienes tienen disfunción visual, en colaboración con la Once y la Fundación Impulsa.

Molina recuerda que el del Museo Provincial de Ciudad Real es uno de los dos gabinetes didácticos, junto al Museo de las Ciencias de Cuenca, que quedan tras la desaparición de los del resto de provincias de la región.

Por eso, anima a la ciudadanía a aprovechar este 18 de mayo como una jornada reivindicativa para pedir la recuperación de estos gabinetes, que son “un servicio social”.

 

Vivos y conectados a la sociedad

En el caso del Ayuntamiento, este sábado se celebrará “con más intensidad” la Noche de los Museos en los recintos municipales López Villaseñor y Quijote, recursos que, con carácter gratuito, están acogiendo numerosas actividades divulgativas en las últimas horas con música, visitas guiadas y talleres.

El edil de Promoción Cultural, José Luis Herrera, destaca “el dinamismo” alcanzado en estos museos gestionados por el Consistorio capitalino en la actual legislatura, con el fin de cumplir su objetivo en sí mismo, como es que estos establecimientos “estén vivos y conectados a la sociedad más cercana”.

Una exposición en el Museo López Villaseñor / Clara Manzano

Una exposición en el Museo López Villaseñor / Clara Manzano

El Museo Manuel López-Villaseñor y el Museo del Quijote se sumarán este sábado 19 de mayo a la conmemoración del “La Noche de los Museos”, con motivo del Día Internacional de los Museos que se celebra hoy.

Sobre el lema internacional, ha señalado que las nuevas tecnologías “han cambiado la museografía en espacios como el Museo del Quijote”, con un discurso exposicional interactivo que se transforma en una “aventura pedagógica para los más pequeños”.

“Un museo debe ser atractivo y adaptarse al siglo XXI porque sin visitas no tiene ningún futuro”.

Dentro de la conmemoración de este 18 de mayo, el Museo López Villaseñor ha acogido en los últimos días clases de pintura para todas las edades, la proyección de la película ‘La joven de la perla’ y las visitas guiadas nocturnas a las 21, 22 y23 horas.

Interior del Museo del Quijote / Clara Manzano

Interior del Museo del Quijote / Clara Manzano

En el Museo del Quijote ha habido visitas teatralizadas, además de convocatorias infantiles, a cargo de la asociación Mille Cunti, y un concierto nocturno del grupo ciudadrealeño ‘Crooked Lines’.

Herrera ha valorado la celebración del día de los museos, porque sirve para divulgar su programación y contenidos, a la que se acercan miles de personas.

En este sentido, Herrera ha celebrado el crecimiento de la cifra de visitantes en estos espacios municipales, que en 2017 alcanzaron un total de 86.095 visitas entre los museos López-Villaseñor, Quijote y el Parque Arqueológico de Alarcos.

Sólo el dedicado a Manuel López-Villaseñor pasó de 37.000 a 48.000, gracias “al cambio de política”, en la que los museos son escenario de “multitud de actividades, tanto de pintura, como de música, libros o cine”.

De hecho, ha adelantado, a partir de junio, el museo ubicado en la antigua Casa de Hernán Pérez del Pulgar acogerá todos los lunes un ciclo de conciertos musicales.

En cuanto al Museo Elisa Cendrero, actualmente inmerso en obras de rehabilitación, el edil ha sostenido que se reabrirá el próximo verano y será un espacio “lleno de actividad, sobre todo para los artistas de Ciudad Real”.

Será sede, ha recordado, del proyectado Ateneo Cultural, que “dinamizará la cultura desde el centro de la ciudad en una calle recién peatonalizada”.

Alcázar, capital de los espacios musealizados

Alcázar de San Juan cuenta con una docena de espacios musealizados, dedicados a distintas épocas históricas, tradiciones agrícolas y personajes relacionados con la localidad cervantina.
Por ello ha mantenido sus puertas franqueadas este día como “ciudad abierta”, señala la alcaldesa, Rosa Melchor, que razona sobre la estructuración de sus diferentes legados en ambientes contextualizados para definir un hilo conductor que interprete el presente.

Museo del Hidalgo en Alcázar / Lanza

Museo del Hidalgo en Alcázar / Lanza

La primera edil alcazareña destaca la próxima musealización de una cantera molinera a cielo abierto en el yacimiento de Piédrola, una mina ‘sin fondo’ que en su día suministraba piedra molinera a toda la Península.No en vano, uno de los recursos más atractivos es el espacio musealizado de los molinos del Cerro de San Antón, -Fierabrás, Barcelona, Rocinante y Barataria-, ejemplos de la ‘industria’ de otros tiempos de Alcázar de San Juan, que llegó a tener hasta 19 molinos de viento y ocho de agua.Otro de los establecimientos más interesantes, según Melchor, es el Museo del Hidalgo, ubicado en una antigua casa solariega del siglo XVI, en el que se reproduce cómo era la vida de los hidalgos que inspiraron a

Miguel de Cervantes cuando creó el personaje de Don Quijote de La Mancha.“Es una recreación de los usos y costumbres de los hidalgos de aquella época, con datos sobre su economía, religión o las armas que usaban”.

De la misma manera, en una localidad como Alcázar de San Juan, con siglo y medio de implantación y desarrollo del ferrocarril no podía faltar el Museo Ferroviario, abierto en 1985. Tiene una zona exterior, en la que se encuentran piezas de gran tamaño, como locomotoras, remolques o vagones, y dos edificios dedicados a salas de exposiciones, uno de ellos restaurado en molino de viento, que se levantó sobre los restos de una vieja aguada, ya que sus dimensiones perimetrales eran idénticas a los molinos de viento.

Estos espacios muestran máquinas de billetes, billetes, piezas de locomotoras, placas de fabricación de locomotoras, y diverso material de trabajo en vía, eléctrico en catenaria, teléfonos, centralitas, gorras, cuadros de enclavamientos, faroles de estaciones y vajillas, además de multitud de fotos y títulos de transporte.

Museo de la Cerámica / Lanza

Museo de la Cerámica / Lanza

Otra “maravilla” es el Museo de la Cerámica Manchega (FORMMA), constituido por destacadas piezas de cerámica popular, donadas por el historiador Jesús María Lizcano, algunas de las que serán prestadas a la exposición ‘A Tempora Talavera. Seis mil años de cerámica en Castilla-La Mancha’. Precisaemtne, Lizcano será el comisario de la muestra.

El Torreón del Gran Prior es otro de los conjuntos musealizados más emblemáticos de Alcázar, con una recreación de los caballeros de la Orden de San Juan. Está situado en el barrio de Santa María y en el espacio se localizan vestigios del pasado medieval de Alcázar. La villa sanjuanista del siglo XII tenía un recinto amurallado, del que sólo queda el torreón del Gran Prior, el cubillo, la Capilla de Palacio y la casa de Gobernación.

Museo Municipal de Alcázar / Lanza

Museo Municipal de Alcázar / Lanza

Museo Municipal Alcázar

Museo Municipal Alcázar

El Museo Municipal, ubicado en lo que fue la ermita de Santo Domingo Soriano, es otro de los emblemas museísticos de Alcázar de San Juan, y recoge “todo nuestro pasado y los vestigios de las poblaciones de la Península”, explica Melchor. La parte superior alberga exposiciones temporales, y en la inferior se encuentra la exposición permanente del museo con elementos del patrimonio arqueológico desde la Prehistoria (hachas, dientes de hoz o puntas de flechas), a la Edad de Bronce (molino de mano, cuencos, vasos), la Edad del Hierro, y la época romana (mosaicos).

Otros museos

Otros museos de Alcázar son el Museo José Luis Samper, donde se cuelgan más de 300 obras sobre la historia y las costumbres vistas por este artista; la Fundación Isidro Parra, que guarda el legado de este artista, pinturas, grabados, esculturas, collages y libros; el Museo Taurino, con distintas colecciones de litografía y de óleos sobre la lidia; el Museo del Traje Manchego, en el que se exponen diferentes trajes completos en maniquíes, y la indumentaria representativa de la vestimenta usada a finales del siglo XIX y principios del XX; y el Museo de Moros y Cristianos, que recorre la trayectoria de la asociación Al-Kasar y la Reconquista en La Mancha.

Siete espacios abrirán sus puertas en horario especial en Valdepeñas con motivo de la Noche de los Museos

Siete espacios de Valdepeñas abrirán en horario ampliado y acogerán diversas actividades el sábado con motivo de la Noche de los Museos, informa Maite Guerrero, como son el Museo Municipal, el Cerro de las Cabezas, el Museo de los Molinos y de la Ciudad, el Museo del Vino, el Museo de la Fundación Gregorio Prieto, el Molino de Gregorio Prieto y la Plaza de Toros.

En el Museo Municipal se podrán contemplar las salas dedicadas a pintores locales, la sección de arqueología con hallazgos procedentes de la ciudad íbera del Cerro de las Cabezas, la colección de Arte Contemporáneo fruto de la Exposición Internacional de Artes Plásticas, la exposición temporal en homenaje al valdepeñero Tomás de Antequera y la cueva del museo, que se abrirá al público a partir de esa noche.

El conjunto arqueológico del Cerro de las Cabezas mostrará los restos de la ciudad íbera que hay en el yacimiento. Cuenta con un centro de interpretación dotado de medios audiovisuales y recreaciones de la ciudad, así como con paneles informativos.

Museo de los Molinos Valdepeñas

Museo de los Molinos Valdepeñas

El Museo de los Molinos y de la Ciudad de Valdepeñas acoge la obra de Gregorio Prieto dedicada a los molinos. El patio central es un homenaje a los valdepeñeros que lucharon por la libertad y la independencia de Valdepeñas el 6 de junio de 1808, destacando personajes como “El Chaleco” o “La Galana”. También se encuentra en este espacio el legado de Eusebio Vasco y el de Antonio Merlo y una colección de arte de pintores valdepeñeros de finales del siglo XIX y principios del XX.

En cuanto al Museo del Vino, muestra toda la historia y tradición de la Denominación de Origen Valdepeñas. Está alzado sobre la antigua Bodega de Leocadio Morales. En la visita puede conocerse el marco geográfico de la DO, acontecimientos históricos clave de Valdepeñas, datos sobre comercialización, la importancia de las Fiestas del Vino, las variedades de uva amparadas en la DO, datos del suelo, clima, pluviometría, prácticas culturales de la vid y la elaboración del vino… También cuenta con aperos de labranza, el muelle de descarga, la báscula, el jaraíz, la bodega de tinajas, una cueva, máquinas y utensilios para la elaboración de vino, fotografías sobre la vendimia …

El Museo de la Fundación Gregorio Prieto se ha sumado a esta iniciativa. Está instalado en una casa solariega del siglo XVII, que fue rehabilitada y acondicionada para albergar una colección museográfica compuesta por más de 5.000 obras. Aunque la mayor parte de las mismas pertenecen al propio Gregorio Prieto, también hay una importante muestra de obras de otros pintores del siglo XX como Picasso, Dpissis, Chirico, Max Ernst, Solana, Matisse, Chagall o Bacon; una colección de dibujos originales de Federico García Lorca o Rafael Alberti; y una serie de tallas religiosas, en madera policromada, de los siglos del XV al XVIII.

Museo Molino Gregorio Prieto / M. G.

Museo Molino Gregorio Prieto / M. G.

El Molino Gregorio Prieto está gestionado por la Asociación de Folklore “Raigambre” y ofrece el Museo de las Tradiciones, un área expositiva de las tradiciones de Valdepeñas y su comarca. La planta baja está dedicada a la chamarillería y es una recreación de una tienda antigua. La primera planta está dedicada a la mujer y la segunda a los niños, los hombres y a aspectos religiosos.
Como novedad, la Plaza de Toros se ha adherido este año a la Noche de los Museos ofreciendo visitas guiadas para conocer el interior de la plaza (ruedo, tendido, toriles, burladero, patio de caballos, corrales…) y la historia de la misma.

Manzanares: un paseo por la historia y las artes a coste cero

El Museo del Queso Manchego, el Museo Manuel Piña, el Archivo Ignacio Sánchez Mejías y en breve el Molino Grande del Azuer brindan un recorrido por la historia, la cultura, la tradición popular y el arte único en la provincia y accesible para todos

La cultura recorre las venas de la ciudad a través de las voces entre bambalinas de Lazarillo TCE, informa Noemí Velasco, los ritmos del folclore de Manuel de Falla, el debate profundo sobre valores democráticos de la Escuela de Ciudadanos y el objetivo agazapado de los Amigos de Paco Boni, entre otras y tantas asociaciones. Manzanares ha sabido convertir en referencia su agenda cultural durante años, pero en la actualidad destaca por una nueva singularidad ligada al mundo de la historia, las artes y el diseño: tres museos y otro a punto de abrir.

En el Día de los Museos, la “encrucijada de La Mancha” propone al visitante caminar a coste cero, de forma totalmente gratuita, por la infinita llanura manchega a través de la tradición ligada al queso, descubrir el ‘Llanto’ de Federico García Lorca y a los poetas de la Generación del 27 bajo el prisma del torero Ignacio Sánchez Mejías, viajar a la ‘Movida madrileña’ con los increíbles trajes del modisto Manuel Piña y pronto recorrer el pasado agrícola a través del Molino Grande del Azuer.

Museo del Queso de Manzanares / N. V.

Museo del Queso de Manzanares / N. V.

El paseo por la “ciudad de museos” comienza en el Museo del Queso Manchego y Colección de Arte. Situado en la antigua Casa de Malpica, las galerías descubren la tradición viviente en torno a la elaboración del queso manchego entre fotografías, audiovisuales y utensilios utilizados desde hace décadas por los autóctonos. Único en toda Castilla-La Mancha, el Museo del Queso Manchego exige una visita obligada para el conocimiento y el paladar, pues las catas guiadas por la Denominación de Origen son toda una experiencia desde un punto de vista sensorial.

El corral, la bodega, las cuadras y el jaraíz describen la importancia del sector primario en este centro neurálgico para la industria agroalimentaria, antes de pasar a la sala de exposiciones temporales, donde artistas locales como Juan Sánchez, Manuel Serrano o Alfonso Galván realizan estos días su propio homenaje a Ignacio Sánchez Mejías con motivo del Día Internacional de los Museos, el perfecto enlace para pasar al archivo en torno a su figura.

Cartas, fotografías, objetos personales, recortes y audios marcan el viaje a la España de principios del siglo XX en un museo que va más allá del capote y la montera, que utiliza el ‘Llanto’ de Federico García Lorca como hilo conductor y que invita a conocer la Edad de Plata y la Generación del 27 a través de Ignacio Sánchez Mejías.

Más de 1.000 documentos conservados por la familia del diestro desde que el 11 de agosto de 1934, a las cinco de la tarde, como marcan los treinta relojes suspendidos en el aire que abren camino a la exposición, sufrió la fatídica cornada mortal en la plaza de toros de Manzanares que le llevaría a la tumba.

Sánchez Mejías está unido a la memoria de Manzanares / N. V.

Sánchez Mejías está unido a la memoria de Manzanares / N. V.

En tan sólo tres meses de vida, el Archivo Museo Ignacio Sánchez Mejías ha recibido “más de 3.000 visitas” para indagar en el escritor, el articulista, el empresario, el presidente de Cruz Roja y el amigo y mecenas de poetas, para rendir homenaje a un “torero diferente” que levantó pasiones con pluma y estoque.

Museo Manuel Piña / N. V.

Museo Manuel Piña / N. V.

Las galerías museísticas dedicadas a figuras que pasarán a la posteridad continúa en otra casa solariega del casco histórico, en el Centro Cultural ‘Ciega de Manzanares’, donde el Museo de Manuel Piña surge como un tesoro escondido en una antigua bodega. La historia del modisto manzanareño, que llegó a ser uno de los impulsores de la Pasarela Cibeles y a vestir a actrices como Bibiana Fernández o Carmen Maura, surgió en los años cincuenta bajo los retales de los populares almacenes Gigante, en la calle Empedrada, y su protagonista llegó a reinventar la moda en la época de la democratización del prêt à porter en España con una explosión de formas, color y texturas que aún hoy denotan actualidad, dispuestas a inspirar a los diseñadores del porvenir.

Vestidos, chaquetas, bolsos y hasta zapatos describen la evolución de este diseñador que pasó de la ropa de tonos ocres y negros de la posguerra al color y la transgresión propia de la ‘movida madrileña’ de los años ochenta.

Imagen del Molino Grande / N. V.

Imagen del Molino Grande / N. V.

Fuera del casco histórico tras un paseo tranquilo por la Vega del Azuer, el Molino Grande o Molino Villalta marcará en breve el fin del recorrido por los museos de Manzanares. Construido en torno al siglo XVI, el molino fue uno de los centros neurálgicos de la ciudad cuando el grano era una de las bases alimenticias de los paisanos y a partir de ahora representará el recuerdo de la tradición y las costumbres.

A unas semanas de su inauguración tras un largo periodo de restauración y recuperación de piezas original, Silvia Cebrián adelanta que los visitantes podrán ver el funcionamiento del molino hidráulico de invierno, que tenía sistemas de rodete y regolfo, y del de verano, que funcionó en épocas más actuales con electricidad.

Entre carros y aperos de labranza, donados por vecinos de la localidad, el visitante también podrá conocer la forma de vida de los molineros, la vivienda y las cuadras, y profundizar el conocimiento de los ríos de la zona a través de paneles informativos. Además, la concejala de Cultura avanza que habrá una “sala interactiva para el público más joven”.

El cuarto museo de Manzanares no será el último, pues sobre la mesa del Ayuntamiento está el proyecto de museo de la ciencia ideado por el científico Julián Gómez-Cambronero, un motivo más para “acercar a los turistas a conocer nuestro pueblo, nuestra historia y costumbres, pero también nuestra gastronomía, quesos y vinos”.

Tomelloso reúne etnografía y arte contemporáneo

Museo del Carro

El del Carro, informa Francisco Navarro, es uno de los principales museos etnográficos de la provincia de Ciudad Real. La construcción tuvo lugar en la década de los 60 del siglo pasado. El Museo del Carro alberga lo más representativo y típico de todo lo relacionado con las tareas agrícolas o el quehacer diario de nuestros antepasados no tan lejanos. La Asociación de Amigos del Museo del Carro, de manera desinteresada, ha ido llenando de contenido este Museo del Carro y aperos de labranza.

Museo del Carro de Tomelloso / F. N.

Museo del Carro de Tomelloso / F. N.

Por otra parte, en 1968 el Ayuntamiento puso  en marcha la construcción de un “bombo”, una de esas típicas construcciones tomelloseras de piedra seca y convertirlo en pieza del museo. El trabajo se le encargo al último de los maestro hacedores de bombos, Pablo Moreno, “Cota”. Para levantar el bombo Pablo Moreno utilizo más de 2.000.000 de piedra.

Museo López Torres

Museo López Torres / F.N.

Museo López Torres / F.N.

Situado en la Glorieta de Marica Cristina, el museo surge del deseo expreso del pintor Antonio López Torres de donar su obra al pueblo de Tomelloso. El Ayuntamiento asume el compromiso de construir la pinacoteca que albergue el legado del artista. Se comienza a erigir en 1981 y se acaba en 1986. Se inaugura el 19 de abril de ese año y Francisco Nieva pronuncia el discurso en el acto.

El Museo alberga una colección permanente de óleos y dibujos cedidos por Antonio López Torres a su ciudad. Son 65 pinturas y 41 dibujos distribuidos en dos salas diferentes.

El edificio cuenta además con una amplia Sala de Exposiciones Temporales y un Auditorio Municipal, con un aforo de 250 localidades.

Museo de la Virgen de las Viñas

El museo es un proyecto de la Hermandad de la Virgen de las Viñas en el que puso todo su empeño para llevarlo a cabo. Abrió sus puertas el 14 de agosto de 2002 y es una realidad gracias a Encarnación Ramírez que donó el recinto en el que está ubicado.

El museo alberga fotografías y documentos desde los años cuarenta, cuando  la Virgen de las Viñas llegó a Tomelloso. Se exhiben vestidos, mantos, mantillas, estandartes y banderas de la Virgen, así como candelería y objetos de sacristía, y el Libro de Oro de la Hermandad que data del año 1942.

Museo de Arte Contemporáneo Infanta Elena

El Museo de Arte Contemporáneo Infanta Elena, que pertenece a la obra social de Virgen de las Viñas Bodega y Almazara— se inauguró el día 23 de noviembre de 2011. La pinacoteca tiene una su superficie de 1.700 m² repartidos en 4 plantas. Alberga la exposición permanente de los trabajos premiados en las distintas ediciones del Certamen Cultural “Virgen de las Viñas”.

También se exhiben muestras puntuales como “Ángel Pintado, 1974-2018” que se puede contemplar hasta el próximo 20 de mayo.

 

La historia se mira en los museos de Puertollano

El Museo Municipal de Puertollano está ubicado en el edificio del antiguo Ayuntamiento de Puertollano, informa Graci Galán, en la Plaza Constitución, que data del año 1921, y que fue recuperado en el año 1992 por los alumnos de una Escuela Taller, es un edificio de estilo modernista y uno de los pocos que ha conservado la ciudad. En el año 2010 este edificio fue ampliado para poder albergar en el mismo mayor número de salas expositivas y de mayores dimensiones.

En este Museo se pueden visitar diferentes exposiciones eventuales que llenan de contenido sus tres salas expositivas, ubicadas en tres plantas diferentes, además acoge algunos de los actos institucionales que celebra el consistorio puertollanense. Este Museo Municipal pasará a llamarse, próximamente, Museo Cristina García Rodero, y acogerá una sala permanente de fotografías de la reconocida, internacionalmente, fotógrafa puertollanense.

Interior del Museo Etnológico puertollanense / G.G.

Interior del Museo Etnológico puertollanense / G.G.

Museo Etnológico

Además, Puertollano cuenta con un Museo Etnológico, al que se puede acceder por cita concertada. Está ubicado en la calle Conde Valmaseda en una antigua casa de la Sociedad Minera Oretana de finales del siglo XIX.

En este Museo los visitantes podrán conocer la historia de la agricultura en la zona con aperos propios de la labranza de la época que han sido rescatados, así como la historia y tradición de la fiesta centenaria del Santo Voto. Ya en las afueras de este Museo se puede ver una tumba visigoda que se encuentra en el jardín de este edificio y que fue hallada en los años setenta en el complejo industrial en la zona conocida como “Campo de Sepulturas”, esta necrópolis puede datar del siglo V.

La minería está en el ADN de la población de Puertollano / G.G.

La minería está en el ADN de la población de Puertollano / G.G.

Museo de la Minería

El Museo de la Minería de Puertollano se construyó junto al antiguo Castillete del Pozo Norte, integrándolo así dentro de este conjunto museístico, si bien estos momentos este edificio permanece cerrado al público a la espera de la reparación del mismo.

En este Museo de la Minería se pueden ver diferentes objetos propios de la minería de la época en Puertollano, así como fotografías de estos trabajos en las entrañas de la tierra. Además, una mina imagen transporta al visitante hasta las antiguas galerías mineras que durante años se explotaron en la ciudad de Puertollano: es la parte más importante de este museo.

 

Otros museos imprescindibles para la provincia

Afortunadamente la provincia de Ciudad Real cuenta con gran cantidad, variedad y calidad de museos, informa M. Camacho, y, aunque no podemos recorrerlos todos en profundidad, hacemos un repaso por alguno de ellos para tenerlos en cuenta

Museo Sara Montiel en Campo de Criptana.- Ubicado en la Sierra de los Molinos de Campo de Criptana, en el molino conocido como Culebro, es una exposición-homenaje a Sara Montiel, actriz y cantante de trayectoria nacional e internacional a través de más de 200 fotografías, vestidos y reliquias de diverso signo. Se puede visitar todos los días de 10:00 a 14:00 y de 18:15 a 21:00 horas.

La Torre del Vino repasa el sector vinícola / Lanza

La Torre del Vino repasa el sector vinícola / Lanza

Torre del vino en Socuéllamos.- Uno de los objetivos de los promotores del proyecto del Museo Torre del Vino de Socuéllamos era gestionar una gran cantidad de datos e información en torno al vino en Socuéllamos, para que ésta sea accesible a la sociedad. Incorpora una parte innovadora que resalta las propiedades del vino a través de su percepción sensitiva con elementos virtuales.

Museo del mercado en Villanueva de los Infantes.- En marzo de 2011 se inaugura este espacio cultural en la planta alta del mercado de Villanueva de los Infantes: 500 metros cuadrados en pleno casco histórico dedicados al arte contemporáneo español. El complemento perfecto a la monumentalidad de la ciudad, en el que tienen cabida pinturas, esculturas y fotografías de los artistas más representativos del arte español.

Trajes que se exhiben en el Museo del Teatro / Lanza

Trajes que se exhiben en el Museo del Teatro / Lanza

El Museo Nacional del Teatro, situado en la localidad de Almagro, está en los Palacios de los Maestres de Calatrava –antiguo edificio de mediados del siglo XIII y rehabilitado entre 1994-2001- y destaca por la riqueza y variedad de sus contenidos y por tratarse del único dedicado en exclusiva a la historia de las artes escénicas en nuestro país.

Hospital San Juan de Dios / Lanza

Hospital San Juan de Dios / Lanza

Hospital San Juan de Dios en Almagro.- El Espacio de Arte Contemporáneo, que se ubica en el Hospital San Juan de Dios de Almagro, cuenta con más de 60 obras de fondos propios y cesiones de los artistas como Alberto García Alix, Albretch Tübke, Carlos Correira, Christoph Rutiman, Enrique Marty, GüÇlü Öztekin, José Maria Guijarro, Mira Bernabeu,.. y sigue creciendo.

Museo Francisco de Quevedo en Torre de Juan Abad.- La casa del s. XVII que fue de Francisco de Quevedo y Villegas tiene la planta superior dedicada al escritor conuna exhibición de documentos, libros y objetos personales. En la inferior hay dos salas de arte dedicadas a exposiciones temporales de pintura, escultura y fotografía, además de un patio para teatro y música.

Interior Museo del Mercurio / Lanza

Interior Museo del Mercurio / Lanza

El Parque Minero de Almadén -Patrimonio de la Humanidad- es la herencia viva de los dos mil años de la explotación de Almadén. Tras el cierre de la actividad minera en 2003, las minas más antiguas del mundo cuya actividad se ha mantenido hasta nuestros días, muestran sus secretos. Es obligariorio combinar la visita con la del Hospital de Mineros San Rafael.

Museo Arqueologico de Alhambra / Lanza

Museo Arqueologico de Alhambra / Lanza

El museo Arqueológico de Alhambra, uno de los más completos de la provincia, se encuentra ubicado en el Centro Social, en una sala de 180 metros cuadrados que se divide en dos espacios, una de época Prehistórica (Paleolítico y Edad del Bronce) y otra de época Histórica (Época Iberorromana, Época Romana, Época Visigoda y Edad Media).