Luis Alberto de Cuenca: “Me interesa la poesía de línea clara, que comunica y, sobre todo, despierta emoción”

A. Ruiz Ciudad Real
Disertó en el antiguo Convento de la Merced sobre las relaciones entre la historia y la poesía / J. Jurado

Disertó en el antiguo Convento de la Merced sobre las relaciones entre la historia y la poesía / J. Jurado

Para el escritor madrileño, la obra poética revela más el interior del autor que en cualquiera de los otros géneros

Tiene obras tan difundidas como el poema ‘El desayuno’ o la letra de la canción ‘Hola mi amor, yo soy tu lobo’, popularizada por La Orquesta Mondragón. Es filólogo helenista, ha desempeñado responsabilidades políticas en el ámbito de la cultura y le parece “muy interesante” la relación de la poesía con las nuevas tecnologías.

 

Luis Alberto de Cuenca, que impartió este jueves en el antiguo Convento de la Merced una conferencia sobre las conexiones entre historia y poesía, aseguró que le interesa “mucho la poesía que comunica cosas, de línea clara, que despierta emoción en el lector. Sobre todo, la emoción me parece básica en poesía”.

 

A su juicio, la poesía es “importante y siempre lo será”, es la “quintaesencia de la literatura”, la cual la necesitan los hombres para “seguir viviendo y para vivir más, mejor y con más calidad de vida intelectual”. Para el autor madrileño, la poesía es “más profunda e íntima, revela más el interior del poeta” que el interior del novelista o del dramaturgo en los casos del género narrativo o las artes escénicas.

 

La poesía es el arte literario por excelencia, sirve para que mucha gente “lo pase mejor y viva con más intensidad y alegría” y, en su opinión, La Mancha “siempre genera imágenes poéticas, aunque sólo sea porque “Don Quijote vivió aquí, la recorrió y de algún modo de aquí parten sus hazañas imperecederas”.

 

Sobre las nuevas tecnologías, comentó que es “un mundo nuevo” para la poesía porque, a partir de las redes sociales, se crean poetas que posiblemente antes no se atreverían a dar el paso a la creación y que ahora, con muchos ‘Me gusta’ en su ordenador, van con las credenciales de 50.000 amigos y les publican las grandes editoriales con “una facilidad pasmosa porque saben que van a vender a raíz de su popularidad en las redes”.

 

Las redes sociales han suprimido reparos y facilitado que mucha gente escriba poesía o en buena parte de los casos “parapoesía”, favoreciendo a la postre que estén surgiendo autores de “gran valía”, consideró De Cuenca, que percibe su obra poética, pese a haber musicado sus poemas artistas como Loquillo y La Orquesta Mondragón, como más cinematográfica, fotográfica y tebeística que musical.