Luis de Tavira, Ángel Luis Gómez Blázquez, Conchi González y Chelo Molina reciben la ‘Berenjena de Plata’ del Festival de Almagro

Lanza Almagro
Tienen la misión de convertirse en embajadores del Festival y de la berenjena / M. Cieza-Festival de Almagro

Tienen la misión de convertirse en embajadores del Festival y de la berenjena / M. Cieza-Festival de Almagro

El director de escena mexicano, el director general de promoción cultural de la Once y las jefas de sala del Corral de Comedias y del Teatro Municipal se convierten en embajadores del Festival en el cuarto encuentro de ‘Berenjenas con queso’

El cuarto encuentro de ‘Berenjenas con queso’, una cita en torno al patrimonio teatral barroco en español, se celebró este domingo en Almagro. Con en esta actividad, se pone en pie un espacio para la tertulia más relajada que toma aire fresco de la poesía humorística del Siglo de Oro. Manifestaciones festivas y llenas de agudeza que además traen al paladar los placeres gastronómicos oriundos de la ciudad de Almagro: las berenjenas y el queso de La Mancha.

Dentro de esta cita se encuadra el reconocimiento de ‘La berenjena de plata’, una iniciativa que nace de la asociación de la Indicación Geográfica Protegida de la Berenjena de Almagro y el Festival de Teatro con la intención de hermanar los dos elementos que, junto al encaje, hacen famosa a esta localidad en España y en el mundo.

El Festival quiere premiar a personalidades del mundo de la cultura y la vida pública, entre otros, que han hecho una labor importante por Almagro. Con este reconocimiento, aceptan la misión de convertirse en embajadores del Festival y de la berenjena y de difundir y velar por el buen nombre del Festival de Almagro en el mundo. En esta cuarta edición de ‘Berenjenas con queso’, se distinguió al director de escena mexicano, Luis de Tavira; al director general de promoción cultural, atención al mayor, juventud, ocio y deporte de la Once, Ángel Luis Gómez Blázquez; y a las jefas de sala del Corral de Comedias y del Teatro Municipal de Almagro, Conchi González y Chelo Molina. Reconocimiento internacional, nacional y local por haber contribuido al brillo del festival.

El premio a Luis de Tavira es un reconocimiento a su labor como puente cultural. En palabras de Ignacio García, “es puro barroco de ida y vuelta”. El director mexicano ha trabajado mucho el barroco y que conoce muy bien a Calderón, Cervantes, Lope… lo ha montado todo y lo ha montado mucho con la Compañía Nacional de Teatro de México. De origen español, su padre era exiliado, ha creado muchos puentes con el festival iberoamericano de Cádiz; es fundador de la Compañía Nacional, tal y como hoy la conocemos, con la que ha realizado una gran defensa del Siglo de Oro. García apunta que “Luis representa todo lo que el Festival es de camino de ida y vuelta de conocimiento y de excelencia sobre el Barroco”.

En cuanto a Ángel Luis Gómez Blázquez, desde su llegada a la dirección general de promoción cultural no sólo ha continuado la labor que ya se estaba haciendo, sino que ha impulsado nuevas iniciativas y los frutos son todas las actividades inclusivas y accesibles de este festival. Aunque el premio se le da a él, el Festival quiere que la gratitud se haga extensiva a toda la Once.

Respecto a Conchi González y Chelo Molina, son dos personas absolutamente vinculadas y ligadas al Corral de Comedias y el Teatro Municipal, respectivamente, desde hace décadas. Todo el que ha ido a Almagro recuerda la acogida, el buen trato, el cuidado y el cariño y el conocimiento de esos espacios que tienen ambas y que, sin duda, hacen que el festival tenga una relación privilegiada con esos dos escenarios.