Miles de personas despiden en Madrid a Camilo Sesto recordando su éxito internacional

Lanza Madrid
Mostraron su admiración por el cantante nacido en la localidad valenciana de Alcoy

Mostraron su admiración por el cantante nacido en la localidad valenciana de Alcoy

Admiradores y compañeros destacaron su gran trayectoria y se lamentó que no recibiera en vida un mayor reconocimiento por parte de las instituciones y el mundo de la cultura

Miles de personas acudieron este lunes a la capilla ardiente de Camilo Sesto, instalada en la sede de la SGAE en Madrid, donde se recordó constantemente el éxito internacional del cantante.

El autor de ‘Perdóname’ falleció este domingo, a los 72 años, por una parada cardiorrespiratoria. A pesar de que el artista ya estaba retirado de la vida pública en los últimos años, precisamente por sus problemas de salud, muchos de los amigos que acudieron a despedirse de él se mostraron sorprendidos por el desenlace.

El féretro de Sesto llegaba a la SGAE a las 10 horas, una hora antes de que se abrieran las puertas de la capilla ardiente. Allí le esperaban decenas de fans que hacían cola desde las 08.00 horas y que amenizaron su espera cantando los grandes éxitos del artista.

Muchos de los seguidores que allí se congregaron eran latinoamericanos. De países que, tal y como recuerda Cristina, una de sus fans mexicanas, “llenaban los estadios” para verle actuar “en los años 70 y 80”. También se podían ver banderas colombianas y argentinas. Como la que lució sobre los hombros Pedro, otro de los seguidores que esperaba para presentar sus respetos a Sesto. Con una foto de Sesto en las manos, Pedro se emocionaba al recordar cómo en su juventud asistió a varios conciertos del cantante español.

Autoridades y compañeros

“El mejor artista”, “el más grande” e, incluso, “el más guapo”, son algunos de los calificativos que se escucharon en la cola que rodeó la SGAE durante todo el día.

La admiración por Camilo Sesto también se vio reflejada en las numerosas coronas de flores que fueron llegando, de sus clubes de fans en distintos países, de sus compañeros de profesión y, también, de su ciudad natal, Alcoy.

El ministro de Cultura y Deporte en funciones, José Guirao, fue el primero en pasar a la capilla ardiente. Atendiendo a los medios, destacó lo “extraordinario” de la obra del cantante para la época en la que triunfó, y celebró que sus canciones hayan traspasado generaciones.

Tras él, la presidenta de la SGAE, que también resaltó la figura internacional de Sesto, y otras autoridades como la consejera de Cultura de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, su homólogo en la Comunidad Valenciana, Vicent Marzà, y la concejala del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy.

Entre los compañeros de profesión que se acercaron destaca la actriz que protagonizó con Sesto el musical Jesucristo Superstar, Ángela Carrasco, quien definió al fallecido como “un valiente” por haberse atrevido a hacer esta obra. El director de orquesta Luis Cobos, las cantantes Encarnita Polo y Marian Conde o el cantante de ‘Cómplices’, Leo Segarra, destacaron la magnitud de la obra del cantante valenciano, con “medio centenar de discos” en el mercado y un legado musical “de lo mejor de la historia” del país.

Una de las más afectadas, Marta Sánchez, explicó que ha hecho recientemente un disco con obras del cantante y lamentó que, en España, se haga homenajes “a gente que vale tantísimo” cuando fallecen. “Es una injusticia enorme en el mundo de la cultura española”, declaró.

También destacó su figura Juan Pardo, pero, además, incidió en esa parte que “la gente no conoce”, como que era “un humorista increíble”. Para su compañera Karina también Camilo Sesto era una persona “muy divertida, aunque muy seria en su trabajo”. “Estaba todo el día componiendo con la guitarra de arriba a abajo”, señaló.

Parte el mundo de la televisión pasó a despedirse del artista. Así, se pudieron ver a la presentadora María Teresa Campos, su compañero José Manuel Parada y la colaboradora televisiva Lidia Lozano. También acudieron a despedirse del cantante la periodista Isabel Gemio, que denunció que las instituciones y el mundo de la cultura “no han reconocido” como deberían al ahora fallecido.