Montana: “Cuando yo presenté la idea del festival no era para intentarlo, era para hacerlo”

Celia García-Ceca Almagro

Marko Montana ha vuelto a su tierra, a su casa y con sus amigos de toda la vida para dirigir el Festival Internacional de Cine de Almagro (AIFF). Almagro, su pueblo, será la sede, la capital y el marco en el que se va a desarrollar esta primera edición desde el próximo miércoles y hasta el domingo. A un día de su inauguración, Lanza charla con el almagreño para conocer más de cerca qué es el AIFF, cómo nació y cuáles son los objetivos que se quieren conseguir

Pregunta: ¿Qué va a pasar en Almagro a partir del miércoles?

Respuesta: Queremos transformar Almagro, en estas fechas del festival, en un punto de encuentro internacional para todo tipo de gente relacionada con la industria audiovisual. También hay miembros del jurado que vienen de muchas partes del mundo y la programación que tenemos de miércoles a domingo responde a la esencia de cada una de las categorías que constituyen el festival. A la categoría Mancha Quality, la regional, le hemos puesto bastante empeño porque al fin y al cabo el festival va a constituir una plataforma de desarrollo para la industria audiovisual de la región. Por ello le hemos dado bastante énfasis gracias también al apoyo del Festival de Cine de Castilla-La Mancha (FECICAM), que son compañeros nuestros y con los que hemos trabajado en esta parte del festival. En la categoría nacional colaboran y participan películas de muy buena calidad, nominadas a festivales de muy buena reputación como los Goya, el festival de Málaga o el de San Sebastián; y a nivel internacional también hay muy buena calidad.

P: ¿Por qué Almagro?

R: Me parece que es un sitio estupendo para hacer este tipo de concepto en el que se basa el festival porque a través de las infraestructuras que tiene Almagro y de su cercanía, ya no sólo desde el punto de vista de distancia, sino de la comodidad de poder estar disfrutando en la plaza, bares, restaurantes y hoteles, permite una flexibilidad muy buena para poder gestionar el asentamiento de Almagro como un punto de referencia y de encuentro. Queremos que Almagro atraiga anualmente a todo este tipo de gente tanto a nivel regional, nacional e internacional.

P: ¿Cómo es esta primera edición del AIFF?

R: Es un festival internacional y hemos querido dejar claro, desde este primer año, que tenemos una participación muy grande no solo de películas, sino desde el punto de vista de representación física: directores, miembros del jurado, gente para dar charlas o conferencias… y que todos van a estar aquí en Almagro. Los eventos van desde el premio del público hasta una categoría especial donde haremos las bandas sonoras de los cortometrajes de esa categoría en directo con músicos locales e internacionales. También tenemos proyecciones internacionales que no son de una temática tan especial como estos anteriores, pero que tienen muy buen contenido y nivel.

P: ¿Va a ser el AIFF una unión de culturas cinematográficas?

R: Sí, y espero que lo consigamos desde esta primera edición. Gracias a Juan Carlos Losada, que ha sido un mentor del festival en todos los aspectos, pero también un factor clave en el desarrollo de esta parte, conectaremos diferentes culturas, diferentes países y diferentes puntos de vista de cómo se concibe la creación audiovisual. Al ser el primer año nos ha parecido muy interesante incluir a Sudamérica sin enfocarnos, en esta primera edición, en un país en concreto, sino en dos culturas que, aunque las separe un océano, al fin y al cabo, son hermanos culturales. Por esto ha nacido la categoría Conexión Iberoamérica en la que vamos a hacer una muestra de proyectos de muy buena calidad y un repaso de diferentes países latinoamericanos con un cortometraje que represente a cada país para desarrollar esa conexión y poder aprender.

P: ¿Por qué es tan importante el sector online en este festival?

R: Las nuevas plataformas de distribución no son el futuro, son el presente, y no solo desde el punto de vista de distribución, sino del proceso de creación, del modelo de desarrollo de web series y de las películas en realidad virtual.

P: ¿Para quién está enfocado este festival?

R: El punto de partida y de fin del festival, el concepto base, es conectar la creatividad, gente y mentes creativas, personas con buenas ideas, dando igual los recursos de los que dispongan o la edad que tengan. Este festival es para gente que ha intentado realmente ponerse a prueba en los proyectos que ha realizado y que ha querido hacer un cambio de paradigma desde el punto de vista de la producción o del desarrollo del concepto, del guion o en la técnica que ha utilizado para hacer el cortometraje. La creatividad es el punto común y lo que va a crear la unidad, la consistencia de este festival.

P: Con ese objetivo nace el festival, pero ¿cuándo surge la idea?

R: La idea del festival más bien germina, ya que siempre ha estado sembrada ahí porque yo al nacer aquí en Almagro y ver todos los años el festival de teatro, siempre he tenido la curiosidad de decir cómo sería un festival si lo organizará yo o cómo sería el festival si lo hiciera a mi gusto. Tanto del festival de Almagro como de festivales de diferentes países a los que he asistido porque he vivido en varios países, siempre he cogido ideas y me he planteado hacerlo en Almagro. Al final, acumulando esas opiniones y experiencias, se ha consolidado la idea y he sentido la necesidad de llevarla a cabo para hacer nacer este festival.

P: ¿Siempre tuviste claro que querías desarrollarlo aquí en Almagro?

R: Un componente imprescindible para hacer funcionar cualquier cosa que uno se propone es la pasión y el hacer las cosas con ganas. Almagro tiene algo que sin quererlo y sin buscarlo te motiva, te inspira y te da la fuerza suficiente para hacer las cosas con esa pasión necesaria. Ya sea por la gente, por el sitio, por el ambiente… tenía que hacerlo aquí. Si lo hubiera hecho fuera de mi casa, de mi tierra y sin contar con mis amigos de toda la vida y con gente que conozco desde siempre, yo creo que no hubiera salido tan bien como va a salir este festival.

P: ¿Cómo ha sido preparar este festival?

R: Ha sido un trabajo que lleva mucho esfuerzo y que no he hecho yo sólo porque cuento con un gran equipo. La idea ya no es mía, es de todo el equipo. Cuando yo presenté la idea del festival no era para intentarlo, era para hacerlo. Mi forma de ver la vida es ´o se hacen las cosas o no se hacen`, pero probar para ver qué tal salen las cosas no merece la pena. Por eso desde esta primera edición apuntamos alto y tenemos muchas aspiraciones y muchos objetivos tanto a corto como a largo plazo; hemos sido muy ambiciosos porque queremos utilizar el potencial de esta idea y de esta ciudad, desarrollarlo, explorarlo e incluso mejorarlo para el próximo año.

P: ¿Cómo están siendo estos días previos al inicio del festival?

R: Me está sorprendiendo cómo la gente se está involucrando y cómo hacen que, de una manera mágica, las piezas conecten. Lo que al principio me parecía una locura inconexa, ahora cobra forma y estamos a un día de comenzar el festival. Ya no es una idea o un sueño, sino que es una realidad.