Sara Águeda y María José Alfonso combinarán la sensibilidad del arpa y los versos en ‘Vi la noche mezclarse con el día’

A. Ruiz Almagro
La arpista Sara Águeda y la actriz María José Alfonso ofrecen este fin de semana el espectáculo / A. R.

La arpista Sara Águeda y la actriz María José Alfonso ofrecen este fin de semana el espectáculo / A. R.

El instrumento ‘rey’ del Siglo de Oro sonará en el Palacio de los Oviedo con textos de Cervantes, Lope, Calderón y Tirso

Casi más popular que la guitarra, el arpa de dos órdenes es el instrumento ‘rey’ del Siglo de Oro, con el mayor número de manuscritos que se conservan en la Biblioteca Nacional, y era tan habitual en las representaciones que en los programas se citaba al arpista en muchas ocasiones como ‘gracioso segundo’ con su papel en escena además de acompañar musicalmente al elenco, indicó Sara Águeda, quien ideó, a sugerencia del director del Festival de Almagro, Ignacio García, el espectáculo ‘Vi la noche mezclarse con el día’ que combina una selección de músicas del siglo XVII con versos de relevantes dramaturgos del período áureo.

Una gran actriz como María José Alfonso, que García calificó de “legendaria”, recita versos de Cervantes, Lope, Calderón y Tirso de Molina, entre otros, en este espectáculo que albergará este viernes 27 y sábado 28 de julio, a las 22.45 horas, el Palacio de los Oviedo.

Arpista de reconocida trayectoria, Águeda confesó su debilidad por las arpas históricas y, en concreto, por el arpa de dos órdenes, del que existe numerosa documentación tanto de composiciones para el teatro (tonos humanos) como para la iglesia (divinos).

Al preparar el espectáculo, comprendió que los temas, compuestos por arpistas como Juan Hidalgo que creaba toda la música para Calderón, pedían textos que asociados perfilan y conducen a los diferentes personajes y temas característicos de la comedias y dramas del Siglo de Oro.

La descriptiva música, alentada con la belleza y la también musicalidad de los versos, anima a que el espectador imagine y recree lo que sucede en las obras de teatro, agregó Águeda, que resaltó que se trata de una música que “nos resuena por dentro”, forma parte de nuestra memoria histórica.