Silvia Nogales, una guitarrista en Altamira

Graci Galán Puertollano
Silvia Nogales en una de sus actuaciones / Lanza

Silvia Nogales en una de sus actuaciones / Lanza

Es una guitarrista puertollanense que ha sido elegida para formar parte del programa estatal MusaE y actuará con su guitarra en el Centro de Interpretación de Altamira, hablamos de Silvia Nogales.

A través de este programa, MusaE, artistas españoles actuarán en diferentes museos estatales ofreciendo su arte en un entorno en el que habitualmente se respira la cultura, ahora también llegará una de esas tendencias culturales, la música, de las cuerdas de la guitarra española de Silvia Nogales.

Nogales no es la primera vez que es seleccionada en este programa artístico estatal que está coordinado y gestionado por Juventudes Musicales de España –en esta ocasión ha competido con más de trescientas personas para poder participar en el mismo-, en una acción cultural propiciada desde el Ministerio de Cultura. Se trata de una oportunidad de ofrecer conciertos en espacios culturales de gran renombre, a la vez que también reciben formación musical con talleres en Madrid y  Barcelona que les sirve para su especialización y seguir despegando en su carrera musical, algo a lo que esta puertollanense está dispuesta.

En noviembre Silvia Nogales ofrecerá un concierto en el Centro de Interpretación de Altamira con un programa especial de música contemporánea precisamente en un espacio histórico para nuestros antepasados. Lo antiguo y lo contemporáneo unidos por la música; la música de la guitarra española.

Nogales afirma que “la música contemporánea es más subjetiva y descriptiva, una de las sonatas que tocaré está inspirada en un tema de la naturaleza –muy propio para ese lugar- y los duendes que ofrecen también ese carácter mágico de las pinturas de Altamira y del fuego”, es la “Sonata del Decamerón”, del compositor cubano Leo Brouwer, a través de la cual une la Cueva de Altamira con la naturaleza, los duendes, la magia, la protección de las plantas y los animales, relacionado así con la tipología de los dibujos de la Cueva de Altamira. Todo ello a través de la música de una guitarra española que también habla de los ritos y los dioses con “Treno por Oyá”, del mismo autor, la simbología del aire y las flautas paleolíticas de Istuiriz con “Burlesca al Aire”, la tradición oral de la antigüedad con “La risa de los Griots”, la muerte con “Homenaje a la tumba de Debussy” de Manuel de Falla, o el “Testamento de Amelia” de Miguel Llobet, sin olvidar el agua y los sueños con el “Interludio” de Mateo Soto o la “Visión” de César Cano. Un completo programa que sin duda vincula directamente este lugar emblemático como es Altamira con las notas musicales.

Reconoce esta puertollanense, afincada en la actualidad en Barcelona tras recibir formación musical por varios lugares de España y de fuera de nuestras fronteras, que “me ha hecho mucha ilusión ser seleccionada por segundo año, volver a repetir creo que es señal de que valoran tu trabajo y tu trayectoria” y además participa en un ciclo “que tiene mucha visibilidad”, factores que sin duda repercuten de manera positiva en su carrera musical.

Su actuación en el Centro de Interpretación de las Cuevas de Altamira será en el mes de noviembre, pero no es la única cita musical que Silvia Nogales tiene programada ya que el  pasado 13 de julio estuvo cerca de su localidad natal, concretamente en el Castillo de Calatrava la Nueva actuando con el trompetista Manuel Blanco, gracias a la iniciativa que la Diputación provincial puso en marcha “Conciertos en espacios y lugares emblemáticos”.

Además cuenta con otro proyecto que está realizando de manera conjunta con la actriz puertollanense, Esther Acevedo, un concierto interdisciplinar que ya ha pasado por muchos festivales. También actuará con el saxofonista David Hernando Vítores haciendo un dúo, por ejemplo, en Festivales Internacionales de Guitarra, con una artista de chelo que vive en Londres irán a actuar a Andorra en el mes de julio, un programa de solista en Náquera en el mes de agosto junto con una master class y hace poco en el Festival de Zaragoza también estuvo presente esta artista puertollanense cuya carrera y trabajo no tiene parón.

Un verano completo de trabajo y de actuaciones para esta joven artista de treinta años, que cuenta en su agenda con actos programados como ser jurado del Festival Internacional de Guitarra Raimundo, cuando se cumplen cincuenta años de esta marca. Nogales estará de jurado en las categorías de infantil y profesional al que llegarán guitarristas de Italia, Méjico, Gran Bretaña o países de Sudamérica.

Silvia Nogales, en una actuación en León con la Fundación Eutherpe / Lanza

Silvia Nogales, en una actuación en León con la Fundación Eutherpe / Lanza

Silvia Nogales lleva dedicada a la guitarra española desde los seis años, edad a la que consiguió su primera guitarra regalada por sus padres que veían la pasión de su hija por este instrumento. Comenzó así casi de manera autodidacta acompañada por clases que le impartían otros músicos que tenían mayores conocimientos, si bien la enseñanza reglada de música no la comenzó hasta los 14 años, una edad un tanto tardía que ha sabido aprovechar y sacar pleno rendimiento gracias a su amor por la música, de la que recuerda siempre ha estado presente a lo largo de su vida.

Comenzó sus estudios, con un carácter más profesional, en el Conservatorio de Música de Puertollano varios años, para trasladarse posteriormente a Ciudad Real compaginando sus estudios con Magisterio Musical, después estudió en Córdoba las enseñanzas superiores de música, para trasladarse a Barcelona donde ha cursado dos postgrados: un máster en El Liceo de Barcelona y un postgrado con una guitarrista en la Escuela Superior de Música de Cataluña (ESMUC), además de otros cursos de especialización que le siguen avalando en su trayectoria artística.

Silvia Nogales, con tan sólo treinta años, sin duda sigue labrándose un buen futuro musical que hará llevar el nombre de Puertollano muy lejos.