Teatro Meridional representará “Los esclavos de mis esclavos”

burka esclavos

burka esclavos

La compañía madrileña Meridional Producciones representará el viernes 20 de enero, a las 21 horas, y el sábado 21, a las 21.30 horas, el montaje ‘Los esclavos de mis esclavos’, una producción que explora en la problemática y el día a día soportado por los rehénes en Oriente Medio, cuya fuerza surge de “la comunicación, a la vez sutil y mundana, el humor, el ingenio y la esperanza”.  

La compañía madrileña Meridional Producciones representará el viernes 20 de enero, a las 21 horas, y el sábado 21, a las 21.30 horas, el montaje ‘Los esclavos de mis esclavos’, una producción que explora en la problemática y el día a día soportado por los rehénes en Oriente Medio, cuya fuerza surge de “la comunicación, a la vez sutil y mundana, el humor, el ingenio y la esperanza”.

En la pieza, dos hombres y una mujer se encuentran secuestrados en una cueva en las montañas de Afganistán, junto con la mujer con burka que les lleva comida. Son “cuatro víctimas de la situación geopolítica y de su propio deseo de acción” cuestionándose qué pueden hacer y cómo sobrevivir, indica la compañía que, con una decidida apuesta por contar historias universales desde pequeños microcosmos, centra su nueva producción en el intenso y extremo universo interpersonal a lo largo de un prolongado secuestro.
“¿Cómo superar la inactividad, el encierro, el aburrimiento, la falta absoluta de información y las diferencias políticas y personales encerrados en una situación límite?”, plantea la compañía en relación con una obra protagonizada por Rober, Ismail y Anik, europeos ligados al mundo de la cooperación, junto con Amina, “mujer talibán convencida de su situación”, quienes “van superando las crisis diarias gracias a una mezcla inestable de decisión, sentido común, locura, humor, rabia, secretos, comunicación, ternura y suerte”, dejando ver, al mismo tiempo, “la trama de la gruesa tela geopolítica en la cual están y estamos todos envueltos”.
Concebida desde una concepción comprometida y festiva del teatro, la obra se elaboró teniendo en cuenta relatos escritos por rehénes reales, fundamentalmente ‘An evil cradling’, de Brian Keenan, profesor irlandés que estuvo cuatro años y medio en poder de integristas chíies en Líbano; y ‘Captive’, de Jere Van Dyk, periodista americano cautivo dos meses en una prisión talibán en las montañas; además de diversas noticias y artículos.