Un thriller musical con la poesía áurea de Ausiàs March como leit motiv

A. Ruiz Almagro
Trata de que la cantautora acierte en la transmisión de su obra poética / Festival de Almagro

Trata de que la cantautora acierte en la transmisión de su obra poética / Festival de Almagro

La compañía CRIT se llevó un largo aplauso del público con una brillante propuesta de transmisión del legado poético del autor valenciano

La transcendencia de lo realizado en vida puede que se quede como mucho en el nombre de un edificio, calle o avenida, sin que muchos apenas conozcan quién era el susodicho y menos aún si son cinco siglos los que transcurren, espacios de tiempo y vacíos de memoria que se tratan de salvar en una original y amena producción, trufada de suspense y humor, así como de música y poesía, que busca transmitir la importancia del legado poético de Ausiàs March.
La valenciana CRIT Companya de Teatre planteó en el Palacio de los Oviedo un viaje desde el siglo XV al XXI con March, que recordó a un temperamental y simpático autor o científico tipo Einstein o Doc de ‘Regreso al futuro’, que llega a un pacto por el que logra una prórroga de cuatro meses desde que escribe el testamento y se compromete a dedicarle su poema postrero a la señora que con un zarpazo siega el aliento.

No lleva muy bien que los versos no rimen / Festival de Almagro

No lleva muy bien que los versos no rimen / Festival de Almagro

Su poesía, diamante puro que va más allá de las épocas, es utilizada por una cantante de éxito, Lucrecia, que las adapta a su estilo, algo que no llega a comprender March que, encarnando a un carpintero con la ayuda precisamente de su última compañera, trata de corregir porque no puede asumir que la rima desaparezca de los versos.
Su desazón es tal que la fríe a cartas, correos electrónicos y hasta misivas con palomas y halcones mensajeros, con lo que la cantautora se siente acosada hasta el punto que denuncia esa intromisión en su vida de un desconocido. Una pareja de policías llevará su caso, la escoltará como Kevin Costner a Withney Houston en los conciertos e irá tras el rastro de los extraños carpinteros preocupados por la producción lírica.
Cinco puertas con ruedas con las que se recrean intrincadas persecuciones y que comunican espacios, tiempos e incluso el paso de la vida a la muerte, giran y se desplazan sobre las tablas con otras cinco colgadas en lo alto del fondo del escenario que al mostrar su otra cara dejan ver la huella de la señora de la guadaña.

Una pareja de policías lleva el caso del acoso a la cantante / Festivval de Almagro

Una pareja de policías lleva el caso del acoso a la cantante / Festivval de Almagro

Prácticamente cumplido el plazo extra del pacto, el poeta logra que le tome realmente en consideracíón la cantautora que se ve sorpresivamente involucrada en la misteriosa desaparición del gran creador valenciano, cuya obra busca difundir con adaptaciones para que nunca muera su creatividad y sensibilidad poética.