Una exposición abierta en Ciudad Real sobre Mujeres Libres recoge un legado ‘vivo’ que desmonta los actuales ataques al feminismo

Julia Yébenes Ciudad Real

Aunque olvidadas, fueron miles, tenían himno, bandera y una revista informativa, y constituyeron una corriente fundamental en la historia del feminismo español

Visibilizar la actividad de un grupo de mujeres autónomas que se organizaron hace 80 años, dentro del movimiento libertario español, para lograr la emancipación de la mujer a través de la cultura es el objetivo de la exposición ‘Mujeres Libres (1936-1939): precursoras de un mundo nuevo’, que esta tarde se ha inaugurado en el antiguo Casino de Ciudad Real.

Sonia Lojo, la comisaria de la muestra, organizada por la Fundación de estudios libertarios ‘Anselmo Lorenzo’ y la CNT, con un nutrido contenido escrito y audiovisual, ha valorado el trabajo de estas mujeres anónimas, una aportación invisible “que también hace historia”, y que conforma la base social sustentadora de los avances femeninos que en la actualidad algunos partidos pretenden poner en entredicho.

Un momento de la inauguración de la muestra / J. Jurado

Un momento de la inauguración de la muestra / J. Jurado

Aunque olvidadas, fueron miles, tenían himno, bandera y una revista informativa, y constituyeron una corriente fundamental en la historia del feminismo español, en conexión con el legado de una tradición política internacional con más de 300 años, que mantiene sus preceptos firmes y estables.

“Trata de recuperar la historia de un colectivo femenino y anarquista, que se organizó de manera autónoma para luchar por los derechos de las mujeres y de la clase obrera”, ha explicado Lojo.

La exposición está organizada en 16 paneles explicativos que recogen los objetivos y la finalidad del colectivo, además de la visión que estas mujeres adelantadas a su tiempo tenían sobre temas como la maternidad, la educación, el empleo, la prostitución, el amor libre, con unos postulados “bastante modernos que desgraciadamente se siguen reivindicando”.

Hay imágenes de un completo archivo fotográfico, discursos de radio locutados, recreaciones sonoras, ejemplares originales de sus publicaciones, “que tenían un contenido totalmente contemporáneo”, además de otro material audiovisual donde posicionan la cultura y la formación profesional como bandera para “elevar socialmente a la mujer” y luchar contra la desalfabetización, que afectaba al 70% del colectivo femenino.

Estas mujeres quisieron derrocar la triple esclavitud que sufrían, por su género, su ignorancia y su origen obrero, dentro de un sistema patriarcal en la que eran ciudadanas de segunda clase.

Tuvieron dos objetivos, ha explicado Lojo, la capacitación y la captación de ideas para lograr la igualdad propia y de toda la sociedad.

‘Mujeres libres’ se constituyó en abril de 1936, tres meses antes del estallido de la Guerra Civil, y, por tanto, sus impulsoras tuvieron que adaptarse a las circunstancias bélicas, tanto para atender las necesidades urgentes de las milicias en la lucha antifascista, como para hacerse cargo de la vida económica, política y social de sus entornos, ante el reclutamiento de los hombres.

El origen de la muestra está en la investigación que la propia Lojo realizó durante tres años sobre la herencia de Mujeres Libres, a partir de las aportaciones Martha Ackelsberg y Mary Nash, las primeras estudiosas del movimiento, con el objetivo de reconstruir y homenajear su memoria.

Lojo ha reivindicado este legado, a preguntas de los periodistas, como un instrumento para mantener vivas “las ideas avanzadas proclamadas en los años 30 del siglo XX, que en la actualidad quieren derrocar”. “Quieren que no avancemos, que nos vuelvan a relegar a ciudadanas de segunda clase”,  y mientras tanto “nos van a seguir matando”, ha indicado.

Momento ideal

La muestra ha recalado en la capital de la mano de Asambleas de Feminismos, y una de sus portavoces, Carmen Soánez, ha destacado el “momento ideal” en que llega la colección, coincidiendo con las pretensiones de algunas formaciones para “debilitar” las conquistas femeninas.

“Recorre la lucha de las mujeres en la historia, porque si no se conoce se puede volver a caer en los mismos errores”, ha sostenido, al alertar de la situación “de conflictividad” que se vive en España y que “las predecesoras reclamaban”.

La concejala de Igualdad, Manuela Nieto-Márquez, ha celebrado la parada de la muestra en Ciudad Real, que viene de Alicante y viajará a Alcázar de San Juan, Villarrobledo, incluso a París, y ha animado a los alumnos de los centros educativos y universitarios a visitarla, para acercarse a los valores que proclamaron unas mujeres valientes en una sociedad muy cerrada de hace más de 80 años.

La exposición, que podrá verse en Ciudad Real hasta el 21 de enero en el antiguo Casino, también está sirviendo para difundir los fondos de la CNT, con más de 3.000 cajas de documentación sobre la Guerra Civil, más de 100 metros de audiovisuales, un fondo con 11.000 carteles y una biblioteca de 42.000 volúmenes.