Una muestra recuerda y rinde homenaje en Almagro al artista Manolo Calvo

Aníbal B. C. Almagro
Inglima asegura que

Inglima asegura que "ha sido todo un reto y una aventura" para Q+D, dar luz y sonido a 'El Artilugio' después de 15 años guardado

El espacio contemporáneo de Almagro 'San Juan de Dios' acoge hasta el próximo 1 de junio la exposición 'Senderos de encuentro', un homenaje a la figura del recién fallecido artista asturiano Manolo Calvo que durante una gran parte de su vida estuvo muy ligado a Castilla-La Mancha

El grupo de artistas Q+D, que estaba siendo comisariado por el propio Manolo Calvo (Oviedo, 1934-Madrid, 2018), se ha encargado de sacar adelante el último proyecto de exposición en el que estaba trabajando y en el que habían confirmado su participación otros muchos artistas.

Así lo ha dado a conocer Pepa Inglima, coordinadora del grupo Q+D, quien ha explicado que la exposición, que se abre al público con un especial recuerdo a Manolo Calvo, gira en torno a una de las obras que tenía decidido exponer, titulada ‘El Artilugio’, y que iba a presentar junto al resto de miembros de colectivo.

La obra de Calvo, ha señalado Inglima, “era todo un reto, pues estaba compuesta por varios elementos que creó a finales de los años sesenta con el propósito de utilizar la luz y el movimiento como materiales artísticos, conforme a los criterios del entonces novedoso arte cinético que acababa de conocer en París”.

“Manolo Calvo quiso superar el estatismo de las esculturas cibernéticas de Nicolas Schöffer o las construcciones ajustables de Lulio Le Parc mediante la concepción de un artefacto dinámico cuyo efecto accionado aleatoriamente el es espectador, al que convertía en el actor último de la obra”, ha explicado.

Inglima ha añadido que “ha sido todo un reto y una aventura” para Q+D, dar luz y sonido a ‘El Artilugio’ después de 15 años guardado, que ahora se ha puesto en marcha con motivo de esta exposición.

La exposición “es un elogio a la amistad de un grupo de amigos y admiradores artísticos”, que ahora muestran sus obras junto a la de Manuel Calvo, “cuya personalidad indomable dejó en ellos tantos buenos recuerdos”.

La amistad, ha recordado, surgió con motivo del recuerdo a otro amigo y artista, Ignacio Meco, que vivió en las Tablas de Daimiel y al que se le hizo un homenaje en una exposición realizada en abril de 2017 y en la que Calvo ejerció como comisario.

“Fue una experiencia tan bonita, divertida y enriquecedora que surgió otra exposición en Almagro, que contó en esa ocasión con la colaboración de Alejandro del Moral, director del Centro de Interpretación del Agua de Daimiel”, ha desvelado.

De ahí surgió una tercera propuesta, que era mostrar tal cual ‘El Artilugio’, el proyecto más experimental de Calvo, algo que estuvo a punto de frustrar su repentino fallecimiento.

Junto a Calvo exponen artistas como Reyes, Rafa Marinas, Cacha, Santiaga Molina, Koche, Juan Antonio Lleó, Siyo, Manuel Calovo, Raúl Notario, Budy, Raúl Díaz, Inglima Fifi y Juan Barte.

Manolo Calvo está representado en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid y en los Museos de Arte Contemporáneo de la Universidad de Säo Paulo, Río de Janeiro, Villafamés, Museo Municipal de Bellas Artes de Asturias y Museo Jovellanos de Gijón.

Además, cuenta con obras en el Museo de Bellas Artes y Museo de ‘La Rinconada’, de Caracas (Venezuela); en el Museo de la Estampa, de México, y en el Museo Patio Herreriano, de Valladolid, así como en el Museo Municipal de Arte Contemporáneo o la Biblioteca Nacional de Madrid.