Alba Reguillo se atreve con el Ultraman, una de las pruebas más duras del mundo

Menchu Jiménez Alcázar de San Juan
Alba Reguillo en el Campeonato del Mundo de Ironman, Hawaii.

Alba Reguillo en el Campeonato del Mundo de Ironman, Hawaii.

Este año ha decidido participar en triatlones nacionales para recuperarse económicamente y volver al Mundial de Hawaii en 2019.

Parece que el Ironman no es suficiente para esta deportista, son 5 los que ya ha completado. Alba Reguillo va a por más y ahora busca participar también en un UltraMan el próximo año. Esta prueba es un triatlón que requiere de un gran esfuerzo y una excelente preparación física y psíquica para poder llevarla a cabo, ya que compiten durante tres días. “Me gustaría dejar a Castilla-La Mancha por lo alto”.

Este año ha decidido participar en triatlones nacionales para recuperarse económicamente y volver al Mundial de Hawaii en 2019. El año pasado,  la alcazareña ya  cumplió su sueño de finalizar esta dura prueba y quedar la duodécima de la clasificación en su categoría de 35-39 años, siendo la primera española por Grupos de Edad. Reguillo hizo un gran tiempo de 10 horas, 24 minutos y 30 segundos, tras 3´86 kilómetros de natación, 180 kms de bicicleta y una maratón en carrera.

Y es que Alba Reguillo encuentra su motor diario en el ejercicio físico. Por ello ya piensa en el  futuro y lo dedicará a las carreras de montañas. “Quiero demostrar a la gente que la mente humana puede con todo”. Aunque Reguillo cuenta con una gran fortaleza física y mental, sus victorias se deben a las 5 horas diarias que dedica de lunes a domingo a entrenar. “El triatlón está poco valorado respecto otros deportes. Yo dedico muchas horas a tres disciplinas: atletismo, ciclismo y natación. Los triatletas somos buenos en tres deportes”.

Además, reconoce que disponen de pocas ayudas para un deporte en los que los triatletas tienen que costear muchos gastos en entrenamientos, viajes e inscripciones. “Después de participar en las pruebas, el lunes vuelvo a mi trabajo en el gimnasio”. Sin embargo,  la alcazareña se siente muy arropada y ve reconocido su trabajo “antes nadie me conocía y ahora eso no me pasa”.


Por otro lado, Alba Reguillo este año ha podido sacar tiempo para correr en casa.  Se llevó la victoria de la vigésimo segunda Media Maratón de Alcázar de San Juan que se celebró el pasado domingo.  Reguillo concluyó los 21 kilómetros y 97 metros en 01:21:09. Le siguieron  Esther Jiménez de los Galanes, que quedó segunda con  01:27:11 y  Mª Victoria Gª Vaquero tercera en 01:27:19. Esta es la tercera vez que la deportista participa en la Media de su localidad y con la que ha conseguido su mejor tiempo. “Este año he podido correr la Media de mi pueblo, pero otros años me ha coincidido con campeonatos de España en Triatlón. Pero correr en casa, ante los tuyos es maravilloso”. Y además la alcazareña quedó la 26 en la clasificación general.