Apeadas por poco de la final, pero muy orgullosas

Raúl Fernández Ciudad Real
Equipo del FF La Solana B

Equipo del FF La Solana B

Los técnicos del Daimiel Racing femenino y FF La Solana B reconocen la tristeza de haberse quedado muy cerca del choque definitivo por el ascenso a Primera Nacional, a la vez que valoran el trabajo de sus jugadoras.

El Daimiel Racing femenino y el FF La Solana B, los dos primeros equipos del fútbol provincial en volver a competir tras el estado de alarma y el confinamiento, se quedaron a las puertas de la final del play off exprés de ascenso a la Primera Nacional femenina. Muy cerca estuvieron ambos de haberse metido en ese choque definitivo, pero al conjunto daimieleño el Fuensalida le remontó en la segunda parte un 1-0 y al filial solanero le marcó el empate el Toledo en el minuto 88, resultado que valía a las toledanas.

«Fue una decepción», reconoce Chechu Fernández, el entrenador del Daimiel Racing. «Hicimos una buena primera parte, en la que nos fuimos ganando 1-0, pero en la segunda bajamos, no sé si por el calor, el aire, algo de conformidad; también el Fuensalida salió de otra manera y al final un penalti tonto… El trabajo de todo el año se nos fue en 15 minutos, pero esto es fútbol y ahora hay que levantarse más fuerte», lamenta el técnico herenciano.

Chechu Fernández valora ese gran trabajo y esfuerzo de sus jugadoras y admite que «el objetivo era estar ahí, con la temporada que habíamos hecho teníamos esperanza y creo que tenemos equipo para subir». A la vez opina que ese formato exprés «era una lotería».

Plantilla del Daimiel Racing femenina / Foto: Daimiel Racing Club

Plantilla del Daimiel Racing femenina / Foto: Daimiel Racing Club

Por su parte, Sergio Casado, el entrenador del FF La Solana B, también confiesa «la tristeza» con la que se quedaron sus jugadoras, que estuvieron durante media hora en la final con el 1-0, pero que se les fue a falta de escasos minutos: «Lo tuvimos muy cerca, luchamos mucho y planteamos el partido como queríamos. Al final nos metieron ese gol y te quedas hecho polvo, sin tiempo de reacción».

En cualquier caso, el míster del filial se queda con que sus jugadoras «son superjóvenes y tendrán mucho tiempo por delante. Plantamos cara a un Toledo que llegaba con unos números muy buenos. Fue una pena, pero a la vez tienen que estar orgullosas». En ese sentido, recalca que «nos han llegado muchas felicitaciones de aficionados, de otros clubes. El trabajo que han hecho ha llegado a mucha gente».

Ahora varias futbolistas de este filial seguirán entrenando con el primer equipo, que el próximo domingo 26 de julio disputará, ante el Unión Viera de Canarias, su encuentro por el ascenso a la Liga Reto Iberdrola de Segunda División. No lo consiguieron ellas a la Primera Nacional, pero ahora toca animar a las de David Peinado.