Pérez Pizarro, de pitar el Madrid-Unicaja a cadetes en Daimiel

Lanza Daimiel
Pérez Pizarro dirigió el choque entre las selecciones de Toledo y Ciudad Real / Lanza

Pérez Pizarro dirigió el choque entre las selecciones de Toledo y Ciudad Real / Lanza

El árbitro internacional estuvo en la concentración de selecciones provinciales organziada por la FBCLM que tuvo lugar en Daimiel.

Daimiel acogió la concentración especial de las selecciones provinciales de nuestra región, organizado por la dirección deportiva de la Federación de Baloncesto de Castilla-La Mancha (FBCLM), con la colaboración del CB Daimiel y el Ayuntamiento, encabezado por Leopoldo Sierra.

La Federación fletó autobuses desde toda la región para que nadie se quedara fuera de esta cita. Cuatro provincias contaron con desplazamiento gratuito hasta la localidad daimieleña. Más de 150 personas velando por que todo sucediera tal y como estaba previsto entre entrenadores, árbitros, jueces de mesa, personal federativo y voluntarios del club daimieleño. Todo ello con casi 500 jugadores/as participando en todos los partidos organizados para empezar a vislumbrar a aquellos que formarán parte de las selecciones de Castilla-La Mancha el año que viene.

Se vivieron momentos entrañables con la visita de antiguos exjugadores importantes de nuestra región, formadores venidos desde todos los rincones de Castilla-La Mancha y sobre todo un buen ambiente y un compañerismo que hizo que la jornada fuera inolvidable.

Uno de los momentos más especiales sin duda fue cuando Emilio Pérez Pizarro, árbitro ACB-Euroliga y director técnico arbitral de la FBCLM, hizo acto de presencia para controlar junto al director deportivo, Fernando García, los pequeños pormenores del inicio de la evolución del torneo. Pérez Pizarro además arbitró uno de los encuentros de esa mañana entre las selecciones cadete femeninas de Ciudad Real y Toledo. El día de antes, el colegiado ciudadrealeño había pitado el segundo partido de las semifinales ACB entre Real Madrid y Unicaja, y horas después quiso apoyar esta concentración in situ.

Al ser un torneo pseudo oficial los resultados deportivos eran lo de menos. Lo verdaderamente importante, además de la convivencia, era sin duda dar los primeros pasos para que los seleccionadores regionales empiecen a perfilar las preselecciones en todas las categorías para preparar los Campeonatos de España de cara a la temporada 2018.