El Alarcos, casi al completo para medirse al líder

Francisco J. Otero Ciudad Real
Martín Molina es una pieza importante en ataque y en defensa

Martín Molina es una pieza importante en ataque y en defensa

Martín Molina, con una lesión muscular, única duda por el momento de un equipo que encaja menos goles que la pasada temporada

El BM Alarcos se apresta a disputar su último encuentro de liga en el Quijote Arena esta temporada. El calendario y el cambio de orden del choque contra el Ikasa Madrid han deparado que los ciudadrealeños jueguen sus tres últimos compromisos, los que acabarán de decantar el play off para un lado u otro, lejos de casa. Pero antes, este sábado a las 19:00, el equipo de Javi Márquez tiene un duro hueso de roer para mantenerse en puestos de play off. Visita el Quijote Arena nada menos que el líder, un BM Alcobendas que no puede cometer errores porque Los Dólmenes le está echando el aliento en la nuca. Los ciudadrealeños, por su parte, estarán atentos a lo que haga el Torrelavega, que se mide a Los Dólmenes, y el Agustinos, que gracias a su buena racha se ha colocado a solo dos puntos del Alarcos y se enfrenta esta jornada al Nava.

Para verse las caras con el Alcobendas, el Alarcos, que encadena cuatro encuentros sin perder, cuenta prácticamente con toda la plantilla. Javi de la Cruz sigue con algunas pequeñas molestias, pero está prácticamente al nivel de sus compañeros y no se teme por su participación. Otras cosa diferente es lo del argentino Martín Molina, que arrastra desde hace un par de semanas problemas musculares. El cuerpo técnico está pendiente de su evolución para saber si poder contar con el argentino, cuya presencia es importante en ataque pero sobre todo en defensa, la faceta sobre la que más hincapié está haciendo el míster manzanareño. El objetivo de esta temporada era mejorar el rendimiento en ese aspecto y los números cantan: la pasada temporada a estas alturas, el Alarcos había encajado 708 goles, 27,23 por partido; en estos momentos, los de Javi Márquez llevan solo 640 tantos en contra, casi tres tantos menos por encuentro que la pasada campaña. Eso sí, en goles conseguidos también ha bajado el número, pasando de 699 a 665.

“La defensa es la base para sumar victorias. Hemos mejorado bastante en ese aspecto. Y eso que el partido contra el Barcelona nos rompe la media”, dice el míster del Alarcos. Sólo Los Dólmenes (637), Nava (622) y Palma del Río (615) defienden mejor que el Alarcos. Sin duda, mantener esa buena dinámica defensiva, unida al apoyo que pueda proporcionar la grada del Quijote Arena, que va llenándose cada vez más, serán factores clave para tratar de doblegar a un Alcobendas que es el líder menos sólido de las últimas temporadas, ya que los madrileños han perdido ya cuatro partidos y han empatado otros tantos. Será un partido difícil, pero no es una misión imposible.

Resultados y clasificación