Dos semanas para preparar el asalto final

Lanza Ciudad Real
Josh Da Silva es frenado por la defensa del Nava / Área11

Josh Da Silva es frenado por la defensa del Nava / Área11

La intención del equipo en el parón es cargar las pilas en lo físico de cara a la fase de ascenso, además de facilitar planes de trabajo específicos para los jugadores que estén tocados.

El Vestas Balonmano Alarcos de Ciudad Real tiene por delante dos semanas en las que combinarán descanso y trabajo para llegar al tramo final de la liga y a los play-off de ascenso a ASOBAL de la mejor manera posible. Por delante quedan cuatro partidos de liga para intentar asegurar la segunda plaza que da derecho a organizar la fase de ascenso y las eliminatorias que serán los dos partidos más importantes de la temporada.

Para no perder el buen tono general de la plantilla y también para dar descanso y recuperar, los técnicos han preparado un calendario que alterna trabajo y ocio. El equipo entrena martes, miércoles y jueves de la presente semana en doble sesión de gimnasio y pista, con el objetivo de cargar físico. Para descansar hasta la semana siguiente con sesiones de trabajo lunes y martes. Luego los jugadores tendrán descanso de miércoles a domingo y la semana siguiente empezar con la rutina de entrenamientos habituales de cara a preparar el partido ante Santoña.

La intención de estas dos semanas es cargar las pilas en lo físico de cara a la fase de ascenso, además de facilitar planes de trabajo específicos para la gente tocada con la prioridad recuperar totalmente a los lesionados, como, Manu, Toni Sarió, Gonzalo que vino con un golpe del universitario o Martín Molina con un problema muscular.

Los demás jugadores de la plantilla trabajarán también el físico en este parón y desconectarán del balonmano durante el parón con la tranquilidad de tener el primer objetivo de la temporada cumplido con más de un mes de antelación.