El BM Alarcos sufre su primera derrota del curso ante el Cisne de ‘Jabato’

Lanza Pontevedra
Sergi Mach trata de lanzar ante un defensor del Cisne / Foto: Área11

Sergi Mach trata de lanzar ante un defensor del Cisne / Foto: Área11

Los de Javi Márquez cayeron ante el conjunto gallego por un resultado de 34-29.

CISNE LOS SAUCES
34
VESTAS BM ALARCOS
29
Juanjo Novás; Alexandre Chan (3), David Chapela (9), Álvaro Preciado (4), Javi Vázquez (7), Andrés Sánchez (8), Bruno Vázquez, Miguel Simón, Jorge Villamarín, José Leiras (1), Iván Calvo, Pablo Gayoso, Dani López, Iago Cuadrado (2), Pablo Picallo. Konstantinos Kotadinis, Javi de la Cruz (ps); César Beret (2), Victoriano Alises, Juan Manuel Lumbreras (5), Gonzalo Almansa (2), Manu Díaz (6), Martín Molina (4), Asier Urain, José Juan Serrano, Eloy Krook (1), Héctor González (3), Brian Negrete (1), Sergi Mach (2), Carles Asensio (1), Josh Curtis da Silva (2).
ÁRBITROS
García Gil y Rodríguez Estévez.
PARCIALES
1-2, 5-5, 8-6, 10-8, 12-11, 14-14 (descanso); 17-17, 20-19, 23-23, 28-25, 31-28, 34-29 (final).
INCIDENCIAS
Partido de la segunda jornada en la División de Honor Plata Masculina de balonmano, disputado en el Centro Galego Tecnificación Deportiva, en Pontevedra.

Tras el gran debut en casa ante el Palma del Río, en la segunda jornada del campeonato llegó la primera derrota de la temporada para un irregular Vestas BM Alarcos Ciudad Real en la pista del Club Cisne Colegio Los Sauces que entrena el ciudarrealeño Javier Fernández, Jabato. En su pabellón, los gallegos volvieron a demostrar que son fuertes mentalmente y y siempre plantean partidos muy correosos para su oponente, en este caso un Alarcos cuyos problemas en la defensa 6-0 para ganar la superioridad en la zona central resultaron determinantes.

Tanto pontevedreses como ciudarrealeños iniciaron el duelo mostrando rocosas defensas 6-0, lo que unido al buen desempeño de ambas porterías provocó que el primer gol no llegara hasta el minuto tres y medio, de los visitantes a la contra tras robo. Contestó entonces el equipo gallego con dos latigazos por la zona central para marcar la primera alternancia, pero a los de negro les venía bien que el partido se acelerase y, encontrando muchos huecos libres, volvían a mandar en el luminoso, 3-4 en el minuto ocho.

Carles Asensio lanza desde la posición de pivote / Foto: Área11

Carles Asensio lanza desde la posición de pivote / Foto: Área11

Entonces y sin bajar el ritmo el Cisne entró ambicioso en el intercambio de golpes, pero logró poner más pausa en su ataque y además terminó con las pérdidas, lo que unido a los problemas que seguían generando en el carril central visitante le dio la opción de volver a tomar la iniciativa, 7-6 en el trece con un gol desde su pista tras robo. Poco después, los blanquiazules colocaron una máxima de dos goles, una ventaja que mantuvieron con similares argumentos a los expuestos, pues su pivote generaba goles, algún siete metros y alguna superioridad numérica.

Los alarquistas no eran consistentes en defensa y eso les impedía mandar sobre el rival, porque el equipo de Javi Márquez sí atacaba bien y, además, lo hacía de manera grupal, donde Martín Molina sobresalía por encima del resto. Con todo muy igualado, una exclusión a los locales también ajustó por completo el marcador, 10-10 a falta de nueve. Un empate y una igualdad que se mantuvieron en el siguiente tramo, hasta que el central alarquista Sergi Mach estrellaba un siete metros en el portero rival y los gallegos lo aprovechaban para marcharse 13-11 a falta de cuatro. Aunque por poco tiempo, porque el Alarcos empató de nuevo muy rápido, 13-13, y se llegó al receso con todo por decidirse, con unas tablas 14-14.

Segunda parte

En el reinicio la igualdad se mantuvo y sólo algún error aislado provocaba diferencias 17-15 en el dos y 17-17 en el cuatro. Nadie cedía nada, el ritmo seguía siendo muy alto y el que bostezaba un poco lo pagaba, 18-19 en el ocho. El duelo resultaba un ida y vuelta constante, con los dos arriesgando sin miedo y anotando demasiados goles para el gusto de los entrenadores, aunque cabe recalcar que las porterías tenían porcentajes muy pobres.

Josh Da Silva se eleva en busca del lanzamiento / Foto: Área11

Josh Da Silva se eleva en busca del lanzamiento / Foto: Área11

En el siguiente tramo se siguió jugando igual, con la ambición por bandera, pero un par de exclusiones a ambos lados de la pista más alguna amarilla tensionaron el duelo. En esa tesitura la garra de los jugadores de ‘Jabato’ les llevó a coger ventaja y entonces saltaron todas las alarmas en la expedición manchega, 28-25 en el minuto veinte, porque ese marcador significaba una máxima reseñable en un partido tan apretado.

A partir de aquí a los de Ciudad Real le entraron las prisas, no supieron gestionar el momento y los cisneístas, con sus jovenes internacionales muy motivados, siguieron haciendo daño, con un 31-27 a falta de seis para la conclusión. En la parte final los banquillos intervinieron mucho pero tácticamente el panorama poco varió y el Alarcos cedió la derrota sin siquiera tener una mínima opción para evitarla. Al final, el resultado fue de 34-29.

RESULTADOS Y CLASIFICACIÓN