Eusebio Angulo y Juanmi Fernández opinan sobre la situación del balonmano femenino

Cruz José Corchero Ciudad Real
Una acción del partido de la primera jornada / Clara Manzano

Una acción del partido de la primera jornada / Clara Manzano

Los entrenadores del BM Pozuelo y del BM Bolaños coinciden en que "la salud es lo importante y lo demás es secundario". Además, ambos técnicos ven muy complicado que la competición se pueda reanudar.

La División de Honor Plata Femenina de balonmano también se encuentra a la espera de la toma de decisiones por parte de la Federación y del Gobierno en cuanto a la suspensión o no de la competición. En esta categoría se encuentran dos equipos provinciales, el Vino Doña Berenguela BM Bolaños, entrenado por Juanmi Fernández y el Soliss BM Pozuelo de Calatrava dirigido por Eusebio Angulo.

En cuanto al discurso de Francisco Blázquez, presidente de la RFEBM, sobre el tema de la finalización de las competiciones, los entrenadores de los clubes femeninos tienen su opinión al respecto.

Por un lado, Juanmi Fernández ha destacado que “lo que vino a decir el presidente es que todo el mundo estamos con las manos atadas, no sabemos cuándo terminará esto y eso marca todo, hacer programaciones es muy difícil, porque no sabemos que escenario vamos a encontrarnos y la vuelta a la normalidad será lenta. Mi opinión es que las competiciones en la medida de lo posible, deben de finalizar, pero ante todo está la SALUD, las personas eso es lo más importante, y ante eso lo demás es secundario. Es una situación que nos sobrepasa a todos y creo que todo el mundo actuará de la mejor manera posible”.

Por otra parte, Eusebio Angulo ha comentado que “es un tema complicado. Mi opinión es que la SALUD es lo primero y ahora lo importante es salir de esta situación”.

Además, añadió que “viendo cómo evoluciona esto y que cada semana es peor, creo no vamos a poder jugar esta temporada. El balonmano playa comienza en junio y solaparía, si se juega no habría BM Playa, por tiempo veo muy complicado que se pueda desarrollar el final de temporada en pista y el inicio de Playa. Hasta el mes de mayo como mínimo no se va poder jugar nada, seguramente sea hasta junio y otras ligas ya han tomado decisiones”.

Respecto a los ascensos y descensos, Angulo piensa que es una “decisión compleja, porque son competiciones que se han iniciado, pero no han terminado. Quedan partidos decisivos en todas las categorías y hay equipos que todavía se pueden salvar o todavía pueden subir. Hagan lo que hagan habrá equipos que saldrán perjudicados”.

Para el entrenador del conjunto pozoleño “hay tres posibles escenarios si el virus no deja jugar (ojalá fuera lo contrario): El primero sería dar ligas por finalizadas y respetar la clasificación actual. El segundo sería dar ligas por finalizadas sin ascensos y descensos (lo han hecho otras ligas, pero el presidente Blázquez dijo que esto no era posible). Y el tercero sería que solo haya ascensos para no perjudicar a los que se podían salvar”.