Paquillo: “Un derbi siempre es bonito por todas las sensaciones que te produce”

Cruz José Corchero Ciudad Real
Francisco José Ruiz con el balón, en su etapa en el BM Bolaños / Elena Rosa

Francisco José Ruiz con el balón, en su etapa en el BM Bolaños / Elena Rosa

Francisco José Ruiz, 'Paquillo', militó en las filas del equipo bolañego y sabe lo complicado que será conseguir los dos puntos en el Pabellón Macarena Aguilar.

El Balonmano Caserío Ciudad Real afronta este fin de semana uno de los partidos más especiales de la temporada ya que visitará al otro conjunto provincial del Grupo F de Primera Nacional, el MGN Bolaños (sábado. 18:00 horas. Pabellón Macarena Aguilar). El equipo de Santi Urdiales viaja a la localidad bolañega con la vitola de líder y con una extraordinaria racha de 18 partidos sin conocer la derrota. Por esto, espera realizar un buen encuentro, aunque saben de la dificultad que tiene el equipo de Carlos Yuste. Así lo ha reconocido el jugador del BM Caserío, Francisco José Ruiz Cabrera, conocido deportivamente como ‘Paquillo’ que militó en las filas del equipo bolañego.

“Es un derbi con todo lo que ello conlleva, muchos jugadores venimos de allí o viceversa y todos nos conocemos muy bien, nos cruzamos día a día. Pienso que un derbi siempre es bonito por todas las sensaciones que te produce y más este año viendo a los dos equipos que estamos muy arriba”, destacaba el extremo izquierdo.

Tras la gran temporada que está cuajando el Caserío, el jugador no se marca ningún techo, “el techo del equipo tiene que estar en cada sesión de entrenamiento, aumentar un poco más cada día y mejorar las sensaciones del día anterior y buscar la mejor versión del equipo depende solo de nosotros y de nuestro trabajo”.

Paquillo sabe que ganar en el Macarena Aguilar no es nada fácil “como local sé lo que es jugar allí y todos los equipos que van lo pasan mal porque la afición está muy volcada y la verdad es que dan mucha guerra. Será muy difícil conseguir la victoria”.

En cuanto a la igualdad en la competición, Paquillo admite que “cualquier equipo puede tener dos jornadas malas y bajar tres o cuatro puestos en la clasificación”.

Por último, el extremo destacaba que “para nosotros quedan nueve finales que se afrontan con mucho positivismo, pero sobre todo estamos con los pies en el suelo porque queda mucho por delante y ahora mismo lo que nos queda de competición va a ser una montaña hacia arriba así que depende de lo que hagamos en estas nueve finales, pero pienso que al final se verá el resultado ya que el deporte es justo siempre”.