Una gran versión del BM Alarcos sólo le deja un punto ante el líder

Raúl Fernández Ciudad Real
César Beret se eleva ante el bloqueo de Jota Serrano / Foto: Clara Manzano

César Beret se eleva ante el bloqueo de Jota Serrano / Foto: Clara Manzano

El equipo alarquista empata ante el Cisne del técnico ciudarrealeño Jabato en un bonito y emocionante duelo en el Quijote Arena (30-30). Los locales ganaban de dos a falta de dos minutos y tuvieron una última posesión de victoria que erraron.

VESTAS BM ALARCOS
30
CISNE LOS SAUCES
30
Kotanidis, César Beret (6), Gonzalo Almansa (2), Martín Molina (4), Eloy Krook (7), Brian Negrete (3) y Carles Asensio (4) -siete inicial- Victoriano Alises (3), Asier Uraín, Javi de La Cruz, Daniel Peiró, Jota Serrano, Héctor González, Frank Cordiés (1) y Pepe Mora. Jorge Villamarín, Alexandre Chan (2), Andrés Sánchez (2), Iván Calvo, Álvaro Preciado (1), Alejandro Conde y Pablo Picallo (2) -siete inicial- Bruno Vázquez, Javier Vázquez (6), José Leiras (2), Pablo Gayoso (8), José Cerqueiro, Daniel Ramos (6), Daniel López (1) y Daniel Virulegio.
ÁRBITROS
Juan María Sanmartín Almazán y Álvaro García Vico.
PARCIALES
3-1, 6-4, 9-7, 11-9, 12-13 y 13-16 (descanso); 16-19, 19-22, 23-24, 24-26, 28-27 y 30-30 (final).
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la 17ª jornada en la División de Honor Plata masculina de balonmano, celebrado en el pabellón Quijote Arena de Ciudad Real.

Rugió mucho el Quijote Arena en un final de partido de máxima emoción, que dejó solo un punto a los alarquistas tras una gran versión. Fue un empate amargo para los locales, tanto que el líder, el Cisne que entrena el ciudarrealeño Jabato, salió muy contento con él, como demostraron los gestos de sus jugadores. Fue un gran partido de ambos conjuntos, con los alarquistas muy metidos en él salvo en el tramo final del primer tiempo, en el que sufrieron. El rival gallego, que llegaba con 14 triunfos y una sola derrota, demostró su solidez y buen balonmano, pero al final se vio sometido por un Alarcos que entró ganando de dos goles a falta de dos minutos, pero que vio cómo al final se le fue un triunfo que hubiera sido más que importante. Al menos, en juego los de Javi Laguna dieron una gran imagen.

Los jugadores del BM Alarcos / Foto: Clara Manzano

Los jugadores del BM Alarcos / Foto: Clara Manzano

El inicio fue prometedor. Dos goles de Martín Molina y otro de Eloy Krook sin fallos ofensivos, más una gran defensa, colocaron un 3-0 en el comienzo. La cosa que pintaba tan bien duró poco, porque el Cisne pronto igualó el electrónico (3-3). Era como si el partido volviera a empezar en el minuto 7.

El Alarcos recuperó entonces el tono defensivo, ayudado por las paradas del meta Kotanidis. Y recuperó así la ventaja de tres goles a su favor (7-4, min. 11). César Beret comandaba un ataque con conseguía romper mejor la muralla atrás del Cisne, al que, por contra, le costaba superar mucho más la de los locales. En esa tónica, la distancia se manejó en esos tres goles para los alarquistas

Pese al buen nivel del Alarcos, el Cisne no se iba del partido. Seguían pegados los de Jabato, mostrando su mentalidad de líder. De esta manera, el conjunto de Pontevedra volvió a empatar el envite, con más paciencia ofensiva y con su pivote Daniel Ramos siempre muy resolutivo (11-11, min. 22).

Victoriano Alises trata de entrar / Foto: Clara Manzano

Victoriano Alises trata de entrar / Foto: Clara Manzano

Los gallegos mejoraron aprovechando el bajón local y las apariciones más constantes de su portero Jorge Villamarín, un ex alarquista. Se pusieron por primera vez por delante ya en el minuto 25, con el 12-13 y completaron un 0-3 de parcial para colocarse dos arriba (12-14, min. 26). En los peores momentos de su equipo, el técnico Javier Laguna se vio obligado a pedir tiempo muerto.

Eloy Krook, el mejor local, rompió con un más que necesario gol la inercia positiva de los visitantes, que acabaron mucho más acertados el primer tiempo para irse ganando al descanso por 13-16, con un soberbio paradón de Villamarín en el último segundo a tiro de Gonzalo Almansa.

Martín Molina / Foto: Clara Manzano

Martín Molina / Foto: Clara Manzano

Segunda parte

Tocaba remontada, pero el Alarcos no consiguió en los primeros minutos de la segunda parte al menos acercarse a un gol. Los locales mejoraron en ataque, pero no pudieron parar al Cisne, que seguía marcando para mantener su renta de tres, incluso con alguna inferioridad (19-22, min. 40).

Cogió más ritmo entonces el choque, pero con unas alternativas de goles beneficiosas para el Cisne. Hasta que al fin, un arreón del Alarcos le llevó a conseguir lo que pretendía, al menos reducir a uno la ventaja del rival (23-24). Hubo dos bolas para empatar, y muy claras, las que tuvo Brian Negrete que le cazó Villamarín. Jabato tuvo que frenar a los del Quijote Arena con un tiempo muerto.

Jabato, entrenador del Cisne / Foto: Clara Manzano

Jabato, entrenador del Cisne / Foto: Clara Manzano

Ese parón sí ayudó al Cisne para detener el golpe anímico positivo que tenía el Alarcos. Pero los de Javier Laguna seguían en el partido y consiguieron ese deseado empate (26-26). Quedaban ocho minutos por jugar.

La emoción se palpaba en el Quijote Arena, con una afición volcada con los suyos, que se pusieron por delante con un gran gol de Eloy Krook, uno de los destacados, a falta de cinco minutos (28-27). Se preveía un final de infarto y así fue, porque el Cisne, después de que los locales fueran ganando de dos, empataron a falta de 15 segundos con un gol de siete metros de un infalible Javier Vázquez. La última acción, el tiro final de César Beret, lo paró Jorge Villamarín para sellar el empate definitivo a 30 goles.

RESULTADOS Y CLASIFICACIÓN