Juan Cózar, otro moraleño que alcanza la Primera División

Raúl Fernández Ciudad Real
Juan Cózar, en el partido de su debut en Primera con el Viña Albali Valdepeñas / Foto: Ángel Custodio

Juan Cózar, en el partido de su debut en Primera con el Viña Albali Valdepeñas / Foto: Ángel Custodio

El jugador de 17 años del Viña Albali Valdepeñas se mostró muy feliz por su debut en la máxima categoría el pasado sábado ante el Ribera Navarra y espera poder seguir ayudando más minutos al primer equipo, confiado en que "vamos a conseguir la permanencia".

La localidad de Moral de Calatrava va sumando poco a poco, pero sin pausa, jugadores debutantes en la máxima categoría del fútbol sala nacional. Rodrigo, Juanan, hace unas semanas Álex Naranjo y el pasado sábado otro nombre se unió a la lista, Juan Cózar. “Aquí en Moral no hay fútbol once, todos jugamos a fútbol sala”, explica Cózar a Lanzadigital, ya con el añadido en su corto currículum deportivo de haber jugado en un partido de Primera División.

El ala-cierre moraleño, de sólo 17 años de edad, entró en la convocatoria del Viña Albali Valdepeñas para el encuentro ante el Ribera Navarra. Y allí, en Tudela, con el número 26 en la camiseta, pudo saltar a la pista en el tramo final durante unos minutos para defender por primera vez a los azulones en la máxima categoría. “Estaba muy feliz por poder ir con el primer equipo y mucho más luego por poder jugar. Salí en defensa y pude hacerlo unos minutos”, cuenta Juan Cózar, que recalca cómo “desde el primer momento los compañeros me han ayudado mucho. Luego me dieron la enhorabuena por el debut”.

Juan Cózar defiende a un jugador del Ribera Navarra en su debut / Foto: Ángel Custodio

Juan Cózar defiende a un jugador del Ribera Navarra en su debut / Foto: Ángel Custodio

Criado en la cantera del Moral FS, Juan Cózar pasó a jugar en su segundo año de cadete al Salesianos Gárate de Ciudad Real. Un año después, el pasado, llegó al FS Valdepeñas, en donde alternó el juvenil con el equipo filial (entonces en Segunda B), al igual que está haciendo en el presente curso. Pero ya esa pasada campaña entrenaba también con el primer equipo y debutó en Segunda División. En esta nueva, en Primera, comenzó realizando la pretemporada también a las órdenes de Leo Herrera, si bien, tuvo que parar varias semanas por una lesión en un dedo de pie. Una vez recuperado, ha seguido entrenando con el primer conjunto azulón y el pasado sábado 1 de diciembre le llegó la gran oportunidad, la hora del debut. Una fecha que, seguro, no olvidará nunca.

Feliz por vivir ese día, Juan Cózar sí lamenta que el resultado fuera de una derrota por 6-4 y que el Viña Albali Valdepeñas esté en las últimas posiciones de la tabla, pero tiene claro que “el equipo se va salvar, vamos a conseguir la permanencia”. En este sentido espera poder ayudar a ello con más minutos sobre la pista en Primera División, “para lo cual tengo que seguir trabajando, ojalá pueda jugar más”, añade finalmente un nuevo moraleño que ya puede decir que es jugador de Primera.