Mariajo, capitana del Almagro FSF: “Ojalá todo salga bien”

La capitana del Almagro Mariajo puja por el balón con una jugadora del Amarelle

La capitana del Almagro Mariajo puja por el balón con una jugadora del Amarelle

La defensora del equipo encajero espera aprovechar este sábado el factor pista para hacer realidad el sueño del ascenso a Primera División.

Apenas quedan 48 horas para que Almagro vibre con el partido más importante de la historia de su equipo femenino de fútbol sala. Será a las 18:30 de este sábado cuando comience, en el pabellón de la localidad, el encuentro de vuelta de la eliminatoria de ascenso a Primera División, un grandioso premio que se jugarán el Almagro FSF y el Viaxes Amarelle de La Coruña tras el empate sin goles con el que acabó la ida en feudo gallego. Por supuesto, el pabellón acogerá un lleno total, con más de 1.000 espectadores apoyando a las de Ramón J. Lozano para que se cumpla el sueño, todo un hito histórico.

Ante tal cita, la semana se está haciendo larga en el vestuario rojillo. Las jugadoras del Almagro FSF ansían con unas enormes ganas que arranque el encuentro en estos días previos en los que sueñan con la celebración de la fiesta del ascenso. “Ojalá todo salga bien y podamos celebrarlo”, desea María José Sánchez Fernández, Mariajo, la capitana del equipo. “Espero que lo podamos conseguir en casa. Lo tenemos a favor, con nuestra afición, en nuestro pabellón… Hay que aprovecharlo”, dice, consciente de que el público almagreño acudirá en masa y apoyará a su equipo en lo que se espera un grandioso ambiente. Aun así, ella anima a todos a que acudan al pabellón. Y lo hagan vestidos de rojo.

Sobre este partido de vuelta, y ya con un mayor conocimiento del Amarelle tras el 0-0 de la ida, Mariajo apunta el plan: “Tenemos que estar igual que allí, muy bien atrás, en defensa. Pero a la vez apretar más, subir algunos pasos más las líneas y llegar al ataque”. Sin duda, el papel de la capitana será importante en un Almagro FSF en el que es un pilar clave en defensa, tal y como demostró en La Coruña, donde jugó los 40 minutos completos. “En la pista solo quieres jugar y hacerlo bien, no notas el cansancio, aunque yo, como trabajo, además de los entrenamientos tengo luego que hacer ejercicio fuera”, concluye Mariajo, con la mente solo puesta en este decisivo sábado. El día del desenlace final.