Viña Albali y Ribera Navarra firman tablas

Chicastro Valdepeñas
Chino se va con el balón en una acción del choque  / Foto: ACP-FS Valdepeñas

Chino se va con el balón en una acción del choque / Foto: ACP-FS Valdepeñas

Ambos conjuntos dieron por bueno el punto tras un partido muy disputado. Juan Cózar debutó en liga con el primer equipo y vio la doble cara de la moneda.

VIÑA ALBALI VALDEPEÑAS
2
RIBERA NAVARRA
2
Edu, José Ruiz, Rafael Rato, Chino y Juanan -cinco inicial- Coro, Nano, Dani Santos, Buitre, Terry, Juan Cózar y Cainan. Gus, Lemine, Trípodi, J. Mínguez y David Pazos -cinco inicial- Sergi Cuxart, David, Paulinho, Nil, Lucas y Uge.
ÁRBITROS
Delgado Sastre y Rabadán Sainz (Valencia). Amarillas a los locales Dani Santos y Cainan; y a los visitantes Trípodi, David y Nil.
GOLES
0-1 (12′) Trípodi- 1-1 (13′) Juan Cózar. 1-2 (15′) Nil. 2-2 (18′) Dani Santos.
INCIDENCIAS
Partido de la segunda jornada en Primera División, disputado en el pabellón Virgen de la Cabeza de Valdepeñas ante unos 2000 espectadores. Antes del comienzo un miembro de cada una de las peñas oficiales: La Curva, Los 8 Viajes, Juanan 6 Moral, Al lao del Bar, La Escalera, Pasión Vinatera y Fondo Azulón bajó a la pista para recibir el trofeo a la Mejor Afición de la pasada temporada, entregado por Pilar Ballesteros de la Torre en función de directiva de la LNFS. Levantó el trofeo Natalia González, miembro de la peña Fondo Azulón.

Premio a la mejor afición

Premio a la mejor afición

Viña Albali Valdepeñas y Aspil Ribera Navarra firmaron un empate que contentó a uno y a otro equipo. Contentó a todos menos a uno; a David Ramos, ese técnico terco y cabezudo con gen y carácter ganador que siempre quiere más y que lejos de buscar excusas abre el armario en busca de soluciones.

Y es que con las bajas sensibles de los hermanos García y la de Pablo Ibarra, que finalmente vio el partido desde la grada, José Ruíz y Rafael Rato se unieron pronto a la enfermería. Más bien, a la enfermería de la precaución y del sentido común donde cada uno sabe personalmente dónde está el umbral del dolor. Primero fue José Ruíz el que probó de inicio. Dos minutos le bastaron para pedir el cambio y dejar que la cosa no fuera a más. Luego fue Rafael Rato el que, en el segundo tiempo, decidió retirarse tras un partido a medio gas por medio a romperse.

Ante este panorama, a David Ramos no le tembló el pulso para dejar los DNI en el vestuario y buscar soluciones. Por eso tiró de Juan Cózar para que aportara su granito de arena cuando se le necesita. El canterano debutó y vio la doble cara de la moneda de la Primera División. Primero, comprendió que los errores se pagan caros y cuestan goles, pero lejos de amilanarse buscó con ahínco su minuto de gloria para poner acto seguido el empate en el marcador. Un gol que bien sirvió como bálsamo para curar y levantar la autoestima.

Juan Cózar anotó el primer gol del Viña Albali Valdepeñas / Foto: ACP-FS Valdepeñas

Juan Cózar anotó el primer gol del Viña Albali Valdepeñas / Foto: ACP-FS Valdepeñas

Dos partes bien distintas

En el primer tiempo, el Viña Albali ofreció una gran versión. Pese a tener un rosario en forma de bajas, el equipo vinatero salió a por todas desde el inicio. Con la presión que le caracteriza, los de David Ramos disfrutaron prácticamente de toda la posesión, pero a la hora de finalizar se encontró con la mala puntería y con un gran portero como Gus. El meta toledano parece no acusar la edad en su segunda juventud y realizó grandes paradas de mérito para salvar a los suyos.

Concretamente, fueron diez las ocasiones que coleccionó el equipo valdepeñero para poder irse al descanso con una cómoda ventaja, pero Gus fue demasiado Gus. Primero fue Chino el que avisó con un disparo con la zurda y acto seguido Nano mandaba un cañonazo rozando el palo. Luego fue Dani Santos, tras una jugada de estrategia el que mandó el balón al lateral de la red rozando la cruceta. Tampoco pudo Juanan batir por bajo cuando el balón parecía entrar y Gus apareció para despejar a córner. Ni siquiera la zurda de Cainan o el cañoncito de Terry fueron capaces de batir a un inspirado portero.

Sin embargo, a pesar del dominio, el Valdepeñas siempre fue a remolque. En apenas seis minutos llegaron los cuatro goles del encuentro. Primero fue Trípodi el que abrió la lata tras montar una buena contra tras una pérdida de Juan Cózar en zona de peligro. El mismo Cózar pasó del infierno a la gloria en un minuto al rematar con todo en el segundo palo tras un córner para establecer la igualada. En otro error en la entrega, Nil batió a Edu para poner el 1-2 en el marcador. Y Dani Santos, a dos del descanso, aprovechaba el único error de Gus para plantarse casi a puerta vacía y poner el definitivo 2-2.

Los jugadores del Viña Albali celebran uno de los goles / Foto: ACP-FS Valdepeñas

Los jugadores del Viña Albali celebran uno de los goles / Foto: ACP-FS Valdepeñas

Poca historia

El segundo tiempo prácticamente sobró. Fue el Ribera Navarra el que disfrutó de las mejores para haberse puesto por delante. Pero entonces apareció Edu, que también para las suyas, para adivinar en dos claras ocasiones las intenciones del rival y salvar a los suyos de una posible derrota.

Juanan encaja a Lemine / Foto: ACP-FS Valdepeñas

Juanan encaja a Lemine / Foto: ACP-FS Valdepeñas

Chino fue el primero en avisar con un zurdazo que despejó Gus. Pero fue Dani Santos el que, a dos minutos del final, pudo dar la victoria al equipo local si su disparo no se hubiera estrellado en el larguero. Al final, un punto que bien puede servir para seguir creciendo y para seguir peleando en medio de tantas circunstancias. Próxima cita, el viernes ante Palma Futsal.

RESULTADOS Y CLASIFICACIÓN