Andrés Viñas lamenta la pegada del Calvo Sotelo

Chicastro Puertollano
Andrés Viñas da indicaciones a su equipo en el derbi Calvo Sotelo-Manchego / Foto: J. Jurado

Andrés Viñas da indicaciones a su equipo en el derbi Calvo Sotelo-Manchego / Foto: J. Jurado

“Hicimos un partidazo y nos vinimos sin premio”, subrayaba el técnico industrial tras caer ante el Atlético Ibañés.

El Calvo Sotelo cayó por 2-0 en su visita a Casas Ibáñez. Un golazo de falta de Pruden en la primera parte y otro tanto de Mondi sobre la bocina sentenciaron al conjunto industrial que se vino de vacío de tierras albaceteñas. Pese a la derrota, Andrés Viñas se mostraba muy satisfecho por el trabajo de los suyos y no se mordía la lengua a la hora de reconocer que “fuimos a competir el partido y tuvimos la victoria en nuestra mano, pero una vez más, la falta de pegada nos volvió a penalizar”.

En este sentido hacía una valoración del encuentro diciendo que “la primera parte fue de las mejores que hemos hecho como visitantes. Un resultado justo al descanso hubiera sido 0-3, pero en el fútbol, la cuestión es meterla y no fuimos capaces. Hicimos un buen partido ofensivo y defensivo. El gol vino por una falta mal hecha. Ya en la segunda parte quisimos marcar el segundo gol antes que el primero. Nos faltó paciencia y saber madurar el partido. El segundo gol llegó sobre la bocina y nos vinimos de vacío”.

Por todo esto, reconocía estar “fastidiado porque pudimos marcar y llevarnos el partido, pero para nada triste porque el equipo compitió y mereció mucho más”. “Hay que seguir trabajando porque esto es una carrera de resistencia. Hay que creer en lo que estamos haciendo y creo que vamos por el buen camino”, indicaba el técnico del Calvo Sotelo.

La nota negativa del encuentro fue un golpe que recibió Usero y que todo indica que se quedará un susto, por lo que podría estar disponible para el encuentro del próximo sábado, a las 18:30 horas, en el Cerrú ante el Guadalajara. También se espera el regreso de Víctor Arribas al lateral izquierdo una vez cumplido un partido de sanción. Mientras tanto, el cuerpo técnico espera el diagnóstico de Valdivia tras someterse a una resonancia magnética tras sufrir un esguince de tobillo de grado III hace ya casi veinte días.