Darío, el primero en ser cesado

Chicastro Tomelloso

Cuatro puntos de quince posibles y la goleada encajada ante el Villarrobledo han sido los motivos por los que la directiva auriverde ha decidido fulminar al ya ex entrenador del Atlético Tomelloso. El club, de momento, no lo ha comunicado de manera oficial.

Darío ya es historia en el Atlético Tomelloso. Y es que a los cinco minutos de acabar el partido ante el Villarrobledo, Cristóbal Moraga y tres miembros de la directiva abordaban al entrenador para comunicarle la decisión de que era destituido del cargo. Así. Sin anestesia y sin aviso. Nada de ratificarlo en el cargo ni cosas parecidas.

Y es que el pobre bagaje de cuatro puntos de los últimos quince posibles y la goleada encajada ante el Villarrobledo han sido las gotas que han colmado un vaso que ya estaba lleno el pasado mes de mayo. Fue entonces cuando Cristóbal Moraga decidió apostar, de nuevo, por el entrenador para hacer la plantilla y mejorar los números del año pasado, pero cinco jornadas han sido suficientes para fulminar del cargo al técnico de Calzada.

Tras conocer la noticia, Darío se mostraba bastante afectado y dolido, pero no quería sacar las cosas de quicio. “Esto es fútbol y los entrenadores, desgraciadamente, vivimos de los resultados y no del trabajo. Me voy con la conciencia muy tranquila y entiendo que esto es fútbol y que no soy ni el primer ni el último entrenador en ser cesado. La verdad es que me voy con la conciencia tranquila y muy agradecido al Atlético Tomelloso”.

Cabe recordar que Darío llegaba hace dos temporadas sustituyendo en el banquillo a Carlos Julián en el primer año del Atlético Tomelloso en Tercera División tras el ascenso y conseguía la permanencia. El año pasado, en el año de la consolidación, el Atlético Tomelloso conseguía la permanencia en la última jornada gracias al gol de Javi López, mientras que este año, cinco jornadas han sido suficientes para poner punto y final a la etapa de Darío como entrenador del Atlético Tomelloso.

Candidatos

Son muchos los nombres que han salido a la palestra desde que se ha conocido el cese de Darío y son muchos los rumores. Por cercanía, los nombres que más suenan son Antonio Cazalilla y Ángel García Cosín, ambos de la confianza de Cristóbal Moraga. También ha sonado Poyatos, el ex del Conquense y Pedroñeras y conocedor de la Tercera División. Y, cómo no, también es del gusto el ex del Villarrobledo, Manolo Martínez, que llegaría con la vitola de buen entrenador y uno de los más indicados para tratar de escalar posiciones en la tabla y luchar por ese play off de ascenso a Segunda B tan anhelado y deseado por la parroquia del Paco Gálvez.