El Calvo Sotelo sigue soñando

L.F.C.R. Puertollano
Los jugadores del Calvo Sotelo celebran uno de los tres goles ante el Villarrubia / Foto: CSP

Los jugadores del Calvo Sotelo celebran uno de los tres goles ante el Villarrubia / Foto: CSP

El equipo industrial se llevó el derbi provincial ante un Formac Villarrubia que despertó tarde y que no encontró su mejor versión. Los de Andrés Viñas continúan a seis puntos del play off. Los de Javi Sánchez siguen aferrados al segundo puesto. Lo mejor, las vueltas de Usero y Valdivia.

CALVO SOTELO
3
VILLARRUBIA
1
Reguero, Ricardo, George, Julio, Culebras, Valdivia (Usero 82’), Crespo, Iván Limón (Adri Rico 86’), Abraham (Cristian 74’), Marco y Víctor Arribas. Manolo, David, Carlos Martínez, Víctor Algisí, Toni Seoane, Dieguito, Arroyo (Héctor 70’), Nando Copete, Charli, Javi Grillo (Pablo 64’) y Piojo (Barbero 77’).
ÁRBITROCuesta García, del colegio castellano manchego. Amonestó por parte local a Abraham, Crespo, George y Culebras, y por parte visitante a Piojo, Toni Seoane, Charlie y Pablo.
GOLES

1-0. Min 16. Iván Limón. 2-0. Min 45. Iván Limón (p). 2-1. Min 53. Toni Seoane. 3-1. Min 74. Abraham.

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la vigésimo octava jornada de liga del Grupo XVIII de Tercera División disputado en el Cerrú ante unos 1000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones en una tarde soleada y apacible.

El Calvo Sotelo no quiere tirar campanas al vuelo, pero nada ni nadie le impide soñar. Tras caer en Madridejos hace siete días, los de Andrés Viñas tenían una prueba de fuego ante el Formac Villarrubia; un rival serio, de play off, amante del balón y rico en su juego ofensivo. Era una nueva oportunidad para calibrar la máquina de la ilusión, esa que se llama play off y que hoy está a seis puntos. En frente estaba un Villarrubia que llegaba herido tras su derrota en el Rey Juan Carlos y que volvió a evidenciar una pequeña crisis. Ya lo avisó Javi Sánchez durante la semana que “Socuéllamos, solo hay uno. Que nadie piense que somos un rodillo como ellos”.

Inmerso en ese bache, el Calvo Sotelo sacó tajada y se mostró fiel a su juego y a su filosofía; la de las transiciones ofensivas, la continua presión y la de un juego ofensivo que parece gustar a la parroquia del Cerrú. Valdivia ponía la buena noticia de la jornada al aparecer en el once inicial dos meses después. El canterano, según él mismo, no está al cien y sigue con molestias, pero una vez más volvió a demostrar la categoría de jugador que es.

Reguero atrapa el balón ante Nando Copete / Foto: CSP

Reguero atrapa el balón ante Nando Copete / Foto: CSP

Primera parte azul

Tenía el Calvo Sotelo Puertollano la oportunidad de medirse al segundo clasificado de la categoría, un Villarrubia que, después de su derrota frente al Manchego la semana pasada, buscaba encontrar de nuevo el camino de la victoria.

No tardó en llegar la primera ocasión para los locales, y en el primer minuto, tras un saque de esquina, remataba fuerte Valdivia y, entre Manolo, con una gran intervención, y la cruceta, evitaban que subiera el primero al marcador.

Pasaban los minutos y se veía a un Villarrubia quizá demasiado relajado confiando en su juego de control, pero sin demasiada intensidad. Esa falta de intensidad fue la que tuvo Toni Seoane al perder un balón en la frontal de su área frente a Iván Limón que evitó la salida del portero y hacía subir el primero al marcador. Una vez más, el trabajo de presión arriba, volvía a darle frutos al equipo industrial.

Lejos de venirse arriba, el Villarrubia parecía seguir adormilado y las jugadas de peligro se sucedían por parte del equipo industrial, sobre todo en las botas de Valdivia, Iván Limón y Abraham, que tuvo pasado el ecuador de la primera parte una gran ocasión al enganchar una volea que hizo de nuevo emplearse a fondo a Manolo.

En los minutos finales de la primera parte quiso empezar a despertar el equipo de Javi Sánchez y aumentó la presencia en campo rival generando algún acercamiento a la puerta de Reguero que en ningún momento se sintió en aprietos. Y cuando ese control del partido se empezaba a hacer más patente, llegó el penalti a favor del equipo local. Era el minuto 44, Valdivia filtró un balón magistral a Iván Limón que controló dentro del área y fue arrollado por Charli. Fue el mismo jugador de Fuencaliente quien lanzó centrado y anotó el segundo de su cuenta particular y del marcador parcial. Era el minuto 45 y no había tiempo para más. Con el 2-0 se llegaba al descanso.

Una acción del derbi Calvo Sotelo-Villarrubia / Foto: CSP

Una acción del derbi Calvo Sotelo-Villarrubia / Foto: CSP

Despertó el Villarrubia

Empezó la segunda parte con un Villarrubia bastante más activo de lo que había estado en la primera mitad, el juego se hizo más intenso, en ocasiones bronco, con numerosas faltas en ambos equipos. Esta mayor intensidad visitante se tradujo en gol a los siete minutos de la reanudación. Falta que lanzan al corazón del área industrial y el rechace le queda muerto a Toni Seoane que marca haciendo inútil la estirada de Reguero.

Apretaba en estos minutos el Villarrubia, con algún lanzamiento lejano que hacía trabajar a Reguero y que tenían peligro añadido por la posición del sol que parecía deslumbrar al meta local, pero siempre mantuvo el Calvo Sotelo Puertollano esa sensación de crear peligro en sus salidas rápidas. Y así, en el 72, en una transición perfecta, condujo Julio por banda derecha, filtró a Valdivia que se internó en el área y la puso al punto de penalti, donde después de un rechace, quedó el balón a los pies de Abraham que marcó a placer. Era el 3-1. En el momento en que peor lo estaba pasando el equipo local, volvía a poner distancia en el marcador. Los locales mantuvieron la intensidad unos minutos más, pero pronto desistieron viendo la imposibilidad de la remontada.

La ovación de la tarde llegó en el cambio de Valdivia por Usero, ya que ambos venían de estar varias semanas en el dique seco.

De esta manera se llegó al final de un partido en el que el Villarrubia no mostró su mejor cara, sobre todo en una mala primera mitad, y un Calvo Sotelo Puertollano que se encontró a gusto con su juego, recuperó a dos de sus jugadores más importantes y dejó muy buen sabor de boca a una afición que espera el derbi de la semana que viene frente al Manchego Ciudad Real.

El Calvo Sotelo sigue soñando con ese play off de ascenso y el Formac Villarrubia volverá al trabajo para hacer examen de conciencia y tratar de revertir cuanto antes esta mala racha de resultados.

RESULTADOS Y CLASIFICACIÓN