El Formac Villarrubia quiere volver a sonreír

Chicastro Villarrubia de los Ojos
Los jugadores del Villarrubia celebran un gol/ Foto: Eñe Deporte

Los jugadores del Villarrubia celebran un gol/ Foto: Eñe Deporte

Después de dos tropiezos ante Manchego y Calvo Sotelo, el equipo de Javi Sánchez se ha conjurado para volver a la senda del triunfo ante el Mora.

El Formac Villarrubia quiere volver a sonreír y para ello se ha aferrado al Nuevo Campo para regresar cuanto antes a la senda de la victoria. Tras poner fin a sus dos partidos consecutivos fuera de casa y saldarlos con derrota, el equipo de Javi Sánchez se ha conjurado para volver a ganar. Bien es cierto que las sensaciones en los últimos encuentros no fueron buenas, pero el equipo blanquiazul ha demostrado tener mimbres suficientes para sacar la situación adelante.

Tampoco es cuestión de caer en la depresión tal y como ha reclamado el técnico toledano ya que hay que recordar que el Villarrubia continúa segundo en la tabla y parte con cierta ventaja.

Mientras tanto, para volver a la senda de la victoria, el verdugo no será otro que el Mora (sábado, 18:30 horas y dirigido por Ruiz Alonso), el ex equipo del técnico blanquiazul que hará de tripas corazón para sumar los tres puntos y, a partir de ahí, desearle lo mejor.

No será un partido nada fácil ya que en frente estará un rival herido, que se ha metido en problemas y que ha sumado un empate y seis derrotas en los últimos siete encuentros. No obstante, el equipo moracho cuenta con jugadores expertos para revertir la situación como son Butra, Héctor Maqueda, Kike Aragón o Borja, entre otros.

En el capítulo de bajas, el mister no podrá contar con el lesionado Juli Cacho, mientras que el debut de Fran Minaya sigue siendo cuestión de tiempo.

“A pesar de las dos últimas derrotas el ambiente es bueno. Hemos hablado muchas cosas pero hay tranquilidad porque lo que hemos hecho hasta aquí no ha sido fácil. El equipo está preparado para revertir la situación y hay que obligarse un poquito más si queremos ganar”, comentaba el entrenador del Formac Villarrubia en la previa del encuentro. Por eso, sin mirar a largo plazo, “el objetivo es ganar y seguir el día a día”.

Sobre el rival, el técnico indicaba que “el Mora viene peligroso porque está herido y es muy complicado. Conozco muy bien al equipo y es muy peligroso porque cuenta con grandes jugadores capaces de revertir la mala racha que atraviesan”. Por lo tanto, esperaba un partido “con ellos muy cerrados, esperando a la contra y aprovechando el balón parado. Imagino que dominaremos, pero nos tenemos que equivocar lo menos posible si queremos encarrilar pronto el encuentro y queremos volver a ganar”.